España apoya incluir la agricultura y la alimentación en sus planes climáticos

HISPATEC
AGROPONIENTE FEBRERO
Congreso subtropicales
Bayer cítricos Vynyty
HERNANDORENA fiabilidad varietal

En la cumbre del clima de Dubái, 134 países, entre ellos España, han firmado la Declaración de Emiratos Árabes Unidos sobre agricultura, alimentación y clima

cambio climático

La Declaración de los EAU COP28 aborda la necesidad de reducir las emisiones globales y, al mismo tiempo, proteger las vidas y los medios de subsistencia de los agricultores. / Archivo

Efeagro.

Un total de 134 países, entre ellos España, han firmado la Declaración de Emiratos Árabes Unidos sobre agricultura, alimentación y clima lanzada en el marco de la cumbre del clima de Dubái y en la que, por primera vez, se insta a los gobiernos a incluir la alimentación y la agricultura en los planes climáticos de cada país.

La “Declaración de los EAU COP28 sobre agricultura sostenible, sistemas alimentarios resilientes y acción climática” aborda la necesidad de reducir las emisiones globales y, al mismo tiempo, proteger las vidas y los medios de subsistencia de los agricultores que viven “en la primera línea del cambio climático”, han informado desde la presidencia de la COP28.

El objetivo, ayudar a construir un sistema alimentario mundial “apto para el futuro” y enfatizar la necesidad de una acción común sobre el cambio climático, que afecta negativamente a una gran parte de la población mundial, particularmente a aquellos que viven en países y comunidades vulnerables.

Su aprobación pone sobre la mesa que si bien los sistemas alimentarios son vitales para satisfacer las necesidades de la sociedad y permitir la adaptación a los impactos climáticos, también son responsables de hasta un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Emiratos Árabes Unidos y la Fundación Bill y Melinda Gates han puesto en marcha una asociación dotada con unos fondos de 200 millones de dólares que se destinarán a investigación agrícola

Emiratos Árabes Unidos y la Fundación Bill y Melinda Gates han puesto en marcha una asociación dotada con unos fondos de 200 millones de dólares que se destinarán a investigación agrícola, la extensión de las innovaciones agrícolas y la financiación de la asistencia técnica para aplicar la Declaración.

En paralelo, más de 150 organizaciones no gubernamentales han firmado un “llamamiento” a la acción para transformar los sistemas alimentarios en beneficio de las personas, la naturaleza y el clima.

Según sus impulsores, esta “coalición” complementa la Declaración y se basa en décadas de conocimiento, experiencia y promoción de una amplia gama de actores no estatales que trabajan en los sistemas alimentarios, las Cumbres de las Naciones Unidas sobre Sistemas Alimentarios y varios otros procesos.

La coalición abarca desde organizaciones de agricultores a grupos de pueblos indígenas, empresas, entre las que se encuentran grandes fabricantes como Danone, Unilever o Nestlé o organizaciones filantrópicas, como la Fundación Rockefeller, el Fondo Bezos para la Tierra, la Fundación IKEA, la Fundación Walton Family o la Fundación Mo Ibrahim, entre otros.

Los sistemas alimentarios mundiales son foco de atención en la COP28 porque la forma en que se cultivan, procesan, empaquetan, transportan y consumen los alimentos contribuye con más de un tercio de las emisiones globales, el 80% de la pérdida de biodiversidad y el 70% del consumo de agua dulce.

Al mismo tiempo, son víctimas del cambio climático, la pérdida de naturaleza y los conflictos, crisis que están socavando la seguridad alimentaria y nutricional y los medios de vida de miles de millones de personas, según la misma fuente.