España, segundo destino mundial de inversión latinoamericana

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Latinoamérica invirtió en el exterior más de 57.000 millones de dólares en 2001, lo que supone una de las mayores cifras de la serie histórica

Pie de foto de familia (de izquierda a derecha):Pablo Adrian Hardy, responsable de Economía y Empresas de SEGIB; Manuel Balmaseda, economista; María Peña, consejera delegada de ICEX España Exportación e Inversiones; Andrés Allamand, secretario general de la SEGIB; Elizabeth Saavedra, directora del Banco LAFISE; Germán Ríos, profesor IE University; Elisa García Grande, directora ejecutiva de ICEX-Invest in Spain; Adrián Blanco, LATAM-DESK, ICEX-Invest in Spain. / ICEX

Valencia Fruits. Redacción.

El volumen de la inversión latinoamericana en España se recuperó en 2021, tras la caída experimentada a causa de la pandemia. En este sentido, se registró una inversión de 1.044 millones, lo que supone un incremento respecto al año anterior que fue de 1.000 millones de euros. Además, en términos de proyectos greenfield recibidos desde la región, se alcanzó el mayor número de la serie histórica. De este modo, España se consolida como segundo destino mundial de inversión latinoamericana fuera de la región, únicamente por detrás de Estados Unidos, y supone la primera puerta de entrada del capital latinoamericano al mercado europeo.

Estos son algunos de los datos que recoge la cuarta edición del informe Global LATAM 2021, promovido por ICEX-Invest in Spain con la colaboración de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), y que ha sido presentado en un evento inaugurado por la consejera delegada de ‎ICEX España Exportación e Inversiones, María Peña, y el secretario general de la SEGIB, Andrés Allamand.

En su intervención, la consejera delegada de ‎ICEX España Exportación e Inversiones, María Peña, ha destacado la importancia de este estudio por ser “el único que realiza un seguimiento exhaustivo y regular de esta importante realidad económica”, lo que sirve a ICEX para poder “diseñar e implementar iniciativas que permitan continuar mejorando el posicionamiento de España como destino para el capital latinoamericano”.

A la vista de los resultados del informe, Peña ha valorado el “amplio espacio que existe para que las empresas latinoamericanas continúen invirtiendo en el exterior, y que España siga siendo el destino principal de esas inversiones cuando se dirigen al continente europeo”.

Por su parte, el secretario general de la SEGIB, Andrés Allamand, subrayó el hecho de que el informe complemente la visión tradicional de la región, al concentrarse en las inversiones que salen desde Latinoamérica hacia el mundo. “Tras la caída sufrida por la pandemia, se constata que hoy nuestra región se posiciona como un protagonista activo y atractivo para potenciales países receptores de inversión. Nuestra obligación hoy es seguir trabajando para enfrentar los desafíos del escenario global y fomentar las inversiones desde y hacia Latinoamérica”, señaló.

Las empresas latinoamericanas constituyen una parte fundamental del tejido empresarial español. De manera conjunta, la inversión acumulada por la región en España es de 47.168 millones de euros -63.332 millones si se añaden las inversiones en holdings-, lo que supone un 9,8% de toda la inversión extranjera recibida por España. La tendencia es además fuertemente creciente, ya que la inversión ha aumentado un 92% desde el año 2010. Únicamente, Estados Unidos, Reino Unido y Francia han invertido más en España que las empresas latinoamericanas, que superan en volumen invertido a otras economías de renta media como China.

Según señala el informe, es esperable que las empresas latinoamericanas sigan realizando importantes inversiones en España de cara a los próximos años por varios factores: la estabilidad macroeconómica e institucional que ofrece el país, la posibilidad de construir una marca global desde aquí y el acceso a redes de tecnología y conocimiento.

Otros aspectos que favorecerán esta tendencia son la relativa facilidad con la que las grandes compañías latinoamericanas siguen financiando sus procesos expansivos en mercados internacionales; la necesidad de lograr escala y la ambición de acceder al mercado europeo por parte de las compañías tecnológicas de la región, o el avance en la modernización de los acuerdos bilaterales pendientes con Chile y México.

Inversión global de 57.403 millones de dólares

Al igual que la tendencia en España, la inversión exterior de las compañías latinoamericanas a nivel global se incrementó hasta los 57.403 millones de dólares el pasado año, de acuerdo con datos del Global LATAM. Se trata de una de las mayores cifras de la serie histórica y un 25,5% más que los niveles prepandemia.

En términos acumulados, Brasil cuenta con la inversión latinoamericana más elevada en el mundo con 277.454 millones de dólares, seguida de México (178.947 millones) y Chile (145.333 millones). Respecto a su tamaño económico, en función del PIB, Chile lidera sin embargo la inversión acumulada exterior, a gran distancia del resto de países, por delante de Colombia y Brasil. Por el contrario, otras economías como Perú o Argentina cuentan con un tejido empresarial menos internacionalizado.

Por sectores, las mayores inversiones en el exterior en 2021 se registraron en aquellas industrias menos impactadas por la crisis derivada de la pandemia. Así, los sectores que lideran la inversión internacional latinoamericana (por número de proyectos) son las tecnologías de la información, alimentación y bebidas, y los servicios financieros. Por el contrario, los proyectos de inversión internacional en turismo, automoción y manufactura de equipos industriales, sectores altamente perjudicados por cierres empresariales y disrupciones en las cadenas de suministro, no han recuperado los niveles prepandemia.

En cuanto a las startups, América Latina ha tenido una explosión en los últimos años de este tipo de compañías tecnológicas jóvenes con una clara ambición global. De acuerdo con un trabajo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), actualmente ya existen 1005 startups nacidas en la región con un valor superior a 100.000 millones de dólares que suman 245.000 empleados, presentes en la práctica totalidad de sectores de la economía latinoamericana. Ejemplos destacados son Rappi (comida a domicilio, Colombia), Nubank (fintech, Brasil), Kavak (compraventa de coches, México), Despegar (turismo, Argentina) o Betterfly (telemedicina, Chile).

Según el informe Global LATAM, estas empresas están liderando una nueva oleada de inversión en el exterior. De cara a 2022, el estudio señala que las perspectivas de inversión exterior están caracterizadas por una elevada incertidumbre, derivada del proceso de salida de la pandemia y otros factores internos económicos o sociales, como la subida de tipos en la región, la trayectoria alcista de la inflación o los procesos electorales que se vivirán este año en países como Brasil o Colombia.

Por otro lado, el capital privado que invierte en las startups les exige alcanzar escala y mercados internacionales para que se transformen en líderes globales, lograr la rentabilidad esperada, y salir del capital de las compañías mediante una venta a una valoración elevada. Por este motivo, cada vez hay un mayor número de startups latinoamericanas que operan principalmente en otros países de la región, pero que también están abriendo operaciones en Estados Unidos y Europa.

I Barómetro Global LATAM

Como novedad este año, el informe recoge los resultados del primer Barómetro Global LATAM, realizado en colaboración con el Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB). El Barómetro analiza la percepción actual por parte de las compañías de la región de la economía latinoamericana, de la que un 79,2% tiene una valoración neutra o negativa. Entre otros aspectos, también se les pregunta sobre sus previsiones de inversión internacional, y un 34% de las compañías ha señalado que prevé iniciar operaciones en 2022, mientras que un 28,8% espera aumentarlas. Los principales destinos de la inversión serían la propia América Latina (46,6%), Estados Unidos (26,9%) y España (9,8%).

Las empresas latinoamericanas señalan cinco principales obstáculos para su internacionalización: la regulación en el mercado de destino, la fiscalidad en el país sede de la empresa, el acceso a conocimiento sobre oportunidades de negocio internacionales, la imagen del país de origen de la empresa, y encontrar un socio adecuado en el destino de la inversión.

Además de los aspectos mencionados, las empresas encuestadas señalan que, para incrementar su inversión en el exterior, los Gobiernos latinoamericanos deberían trabajar en la eliminación de obstáculos administrativos y en una mayor integración económica y comercial dentro de la región.

Puede descargarse aquí el informe Global Latam 2021.