El estudio del Centro Común de Investigación de la UE desatiende la seguridad alimentaria 

FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
DIEGO MARTÍNEZ
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

La Alianza para el Envasado Sostenible de Alimentos afirma que el estudio pasa por alto aspectos clave sobre la pérdida y desperdicio de alimentos

 

ASPF destaca que los estudios sobre el impacto del envase a menudo pasan por alto la huella ambiental de los alimentos que se pierden. ASPF

Valencia Fruits. Redacción.

La Alianza para el Envasado Sostenible de Alimentos (ASPF) aplaude el enfoque científico y basado en datos que el Centro Común de Investigación (JRC) de la Comisión Europea ha emprendido para llevar a cabo un análisis del ciclo de vida de los envases reutilizables y de un solo uso para ciertos usos del consumidor. Sin embargo, señala que el Análisis del Ciclo de Vida (ACV) del JRC omitió consideraciones sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos y desatendió aspectos claves que ponen en jaque la seguridad alimentaria. 

La ASPF incluye 15 organizaciones sin ánimo de lucro que representan a los interesados a lo largo de toda la cadena de suministro de alimentos convencionales y orgánicos para frutas y verduras frescas, lácteos y carnes. 

Huella ambiental

ASPF destaca que los estudios sobre el impacto ambiental del envase a menudo pasan por alto la huella ambiental de los alimentos que se pierden o desperdician, debido a un envase inadecuado. De hecho, la totalidad de la huella ambiental de los alimentos perdidos o desperdiciados por un envase no correspondiente puede ser mayor que el impacto del envase en sí mismo.

Proponen mantener el uso de todas las etiquetas funcionales hasta encontrar soluciones./ ASPF

Futuras normas de la UE

Las etiquetas funcionales de Precio por Unidad (PLU) proporcionan información importante sobre el origen del producto y la información necesaria para rastrear la seguridad alimentaria en etiquetas del tamaño de una miniatura que pueden usarse en lugar del envase. 

ASPF sostiene que la pérdida y el desperdicio de alimentos, las tecnologías alternativas y la seguridad alimentaria deben considerarse en el contexto de las futuras normas de la UE sobre envases y residuos de envase. De esta forma, se garantizará que los esfuerzos -bienintencionados – para eliminar los desechos de envases de un solo uso del planeta no pongan en riesgo la salud y la seguridad de los consumidores europeos.

Esta es una de las razones por la que ASPF insta al legislador de la UE a considerar cuidadosamente la seguridad alimentaria y las consideraciones de calidad de los alimentos para el envase de frutas y verduras no procesadas de menos de 1.5 kilos. También proponen mantener -hasta que se encuentren alternativas- el uso de todas las etiquetas funcionales, ya que eliminan la necesidad de envase.