Falta de compradores y precios insostenibles para la cebolla

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

Asaja hace hincapié la importancia de comprar producto nacional de temporada, por su cercanía, menor huella de carbono, calidad, fomentando la vida y empleo en nuestros pueblos y, sobre todo, con total garantía de trazabilidad y seguridad

En la provincia, los agricultores tradicionales de cebolla temprana se encuentran en la situación más complicada vivida en lo que va de siglo. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Los agricultores de cebolla enfrentan la situación más crítica del siglo debido a la falta de compradores y precios insostenibles. En la provincia, los agricultores tradicionales de cebolla temprana se encuentran en la situación más complicada vivida en lo que va de siglo. Según el presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido, “no se trata de que el producto no tenga precio, sino de que no hay quien quiera comprarlo. O si lo hacen, es a un precio irrisorio que no cubre ni la mitad del coste de la recolección. Esta es una prueba más de la ineficacia de la Ley de la Cadena Alimentaria, la cual queda en entredicho cada vez que un producto agrícola enfrenta problemas de mercado”.

Las causas de esta situación son varias. La principal es un exceso de producción, además de un año de buenas cosechas con nuevas zonas y agricultores que han visto una alternativa ante la evolución del cultivo y los precios en los últimos años. A esto se suma la falta de regulación del mercado.

“No se trata de que el producto no tenga precio, sino de que no hay quien quiera comprarlo. O si lo hacen, es a un precio irrisorio que no cubre ni la mitad del coste de la recolección. Esta es una prueba más de la ineficacia de la Ley de la Cadena Alimentaria, la cual queda en entredicho cada vez que un producto agrícola enfrenta problemas de mercado”

Asimismo, se ha vendido más semilla que en años anteriores, creando expectativas irreales sobre los beneficios que se podrían obtener. Desde Asaja Málaga, se informa de que, actualmente, en los mercados hay cebollas de países lejanos, como Chile, Senegal o Perú, lo que provoca que los supermercados estén suficientemente abastecidos. Por tanto, a pesar de estar en plena recolección y del hundimiento del precio de la cebolla temprana, aún se ven partidas de otros países sin la garantía y calidad de la producción local y con condiciones de producción muy diferentes.

Estas causas, entre otras, han provocado que en zonas tradicionales de siembra, principalmente en los municipios de Archidona, Antequera y Sierra de Yeguas, se encuentren con una cosecha que nadie demanda y que a quien se le ofrece, o no hace caso o no quiere pagar nada por ella, remarca Bellido.

A pesar de estar en plena recolección y del hundimiento del precio de la cebolla temprana, aún se ven partidas de otros países sin la garantía y calidad de la producción local y con condiciones de producción muy diferentes

Las cooperativas de la zona están intentando dar alguna solución a sus socios, conscientes de que la situación es muy complicada, ya que este tipo de cebolla tiene una campaña de recolección muy corta y apenas se puede almacenar al tratarse de un producto que debe consumirse casi de inmediato para mantener sus buenas cualidades intactas para el consumidor.

Lo dramático es que los agricultores se encuentran con un cultivo con todos los gastos realizados, con una grandísima calidad y que no pueden vender, por lo que están perdiéndolo todo. Se insiste en que no sirve una ley que no permite vender por debajo de los costes de producción, pero que no obliga a comprar, ni establece ninguna medida para evitar la entrada de producto extranjero, ni para compensar a los agricultores con un sistema de retirada que estabilizaría el mercado, revela el presidente.

Asaja Málaga denuncia esta situación e insiste en la importancia de comprar producto nacional cuando está en temporada, por su cercanía, menor huella de carbono, mejor calidad, fomentando la vida y el empleo en los pueblos, y con total garantía de la trazabilidad y seguridad de lo que se consume

Asaja Málaga denuncia esta situación e insiste en la importancia de comprar producto nacional cuando está en temporada, por su cercanía, menor huella de carbono, mejor calidad, fomentando la vida y el empleo en los pueblos, y con total garantía de la trazabilidad y seguridad de lo que se consume. Es importante fijarse en el origen del producto, que debe estar claramente indicado en la estantería o en la bolsa, y exigir, cuando se está en temporada, como ocurre ahora con la cebolla, que dicho origen sea España.

Dada la actual situación, es pronto para hacer previsiones, pero ya hay preocupación por lo que pueda ocurrir con el mercado de la cebolla tardía que ya está sembrada. Se hace un llamamiento a los compradores para que hagan sus previsiones de compra con el producto que ya está creciendo en el campo.