Francia pacta con la distribución una cesta de productos “antiinflación”

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

La gran distribución ha acordado reducir sus márgenes con una cesta de productos que llevarán la etiqueta “trimestres antiinflación”

No habrá una lista común de productos, ni un mínimo de productos, sino que cada cadena decidirá cuáles y cuántos elige. / EFEAGRO

Efeagro.

El Gobierno francés presentó este lunes un acuerdo con los grupos de distribución, que han aceptado reducir sus márgenes con una cesta de productos que cada uno de ellos elegirá y que llevarán una etiqueta común, “trimestre antiinflación”.

Esos productos tendrán “el precio más bajo posible” a costa de los márgenes de la distribución, no de los agricultores ni de los industriales, y le costará “varios cientos de millones de euros” en ese trimestre, explicó ante la prensa el ministro de Economía, Bruno Le Maire, junto a los responsables de las empresas implicadas.

“Será un dispositivo masivo, eficaz y protector”, subrayó Le Maire, que dijo que se pondrá en marcha en los próximos días, una vez que esté todo preparado.

Se trata -añadió- de “proteger lo mejor posible a nuestros compatriotas contra la subida de precios” y de aplicar el principio de que “el costo de la inflación debe ser compartido”.

No habrá una lista común de productos, ni un mínimo de productos, sino que cada cadena decidirá cuáles y cuántos elige, pero todos los seleccionados llevarán un logotipo común con los colores de la bandera francesa y la inscripción “trimestre antiinflación”.

Le Maire justificó la ausencia de una cesta común para todas las marcas para garantizar la libertad comercial y porque no corresponde al Gobierno fijar los precios.

Los servicios antifraude se encargarán de controlar que esa regla del “precio más bajo posible” se aplica mediante una reducción de los márgenes de la distribución y no de recortes impuestos a otros actores de la cadena.

A ese respecto, el ministro de Economía anunció que hoy mismo sus servicios publicarán las cifras de los márgenes de los agricultores, de los productores y de los distribuidores, y esos informes se darán a conocer cada trimestre “para que todo se haga con transparencia”.

Preguntado sobre por qué no se baja el IVA de los alimentos o de otros productos para reducir el precio para el consumidor, el titular de Economía respondió tajantemente: Ésa “es una solución fácil pero que cuesta mucho a las finanzas públicas y no aporta nada al consumidor”.

Por otra parte, avanzó que cuando en junio termine este “trimestre antiinflación” pedirá a los industriales que reabran la negociación sobre los precios con los grupos de distribución, sin esperar a comienzos del año próximo.

De esa forma, pretende que los industriales bajen sus precios de venta si se confirman las tendencias de los últimos días, por ejemplo, con una caída de los costes de flete marítimo.

“No hay ninguna razón para que las subidas de precios se repercutan inmediatamente y las bajadas no se repercutan inmediatamente”, argumentó.

Anticipándose a los anuncios de hoy, Carrefour ya había presentado este domingo una operación que consiste en proponer a los clientes de sus 5.945 tiendas en Francia del 15 de marzo al 15 de junio una cesta de 200 productos básicos a precios topados de menos de dos euros.

Su consejero delegado, Alexandre Bompard, señaló este lunes en la comparecencia con el resto de los responsables de la distribución y con Le Maire que cada empresa tendrá un dispositivo diferente para mantener la libertad comercial, pero dio por hecho que los productos seleccionados serán esencialmente los de las marcas propias.

La razón que dio Bompard es que precisamente es con ésos con los que cada grupo de distribución tiene más flexibilidad para jugar con sus márgenes.

En España

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que el sector de la distribución española es “maduro y competitivo” y “está en condiciones de llevar a cabo iniciativas similares” a la de Carrefour en Francia.

Carrefour propondrá a los clientes de sus 5.945 tiendas en Francia una cesta de 200 productos básicos a precios topados de menos de dos euros, del 15 de marzo al 15 de junio, como dispositivo ante una inflación que teme que va a seguir subiendo en la alimentación.

Durante la inauguración de la feria internacional del sector cárnico Meat Attraction, que se celebra hasta el próximo jueves en Ifema, el ministro ha valorado esta decisión de la cadena de supermercados en el contexto actual y “desea” que, en el marco de la “libre competencia”, la distribución plantee acciones semejantes en España, “siempre con respeto a la Ley de la Cadena”.

Según el ministro, aquí en España, el Gobierno ha planteado “de forma repetitiva” a la distribución que “contenga los precios”.

Cree que lo “mejor” para promover el consumo alimentario es ofreciendo “precios razonables” y espera que “todos” ayuden para lograrlo.

En cuanto a las administraciones, Planas ha señalado que el Gobierno francés está planteando ahora medidas anti-inflación “similares”a las que ya aprobó el Ejecutivo español en diciembre.

Son medidas que buscan un “equilibrio en la cadena” y la “contención” de precios al consumidor.

En cuanto a la petición sectorial de reducir el IVA a la carne, Planas ha indicado que la reducción en el consumo de carne y pescado se debe a una “tendencia” de la sociedad actual más que al “factor precio”, que “no creemos haya sido decisivo”.

También ve oportuno diferenciar entre los apoyos al sector de la producción por el incremento de los costes de los insumos, “que están en el origen de la subida de los precios alimentarios”, y las medidas destinadas a las “familias, a los consumidores y a los ciudadanos”.

En ese sentido, ha reseñado que las medidas adoptadas en diciembre por el Ejecutivo (reducción del IVA, principalmente) iban destinadas a “los productos de mayor consumo y a los que habían sufrido un mayor incremento en los últimos meses”.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha aplaudido este lunes el acuerdo alcanzado por el Gobierno francés para reducir el precio de la cesta de la compra y ha insistido en que en España también es posible.

“Llevo desde el verano pasado señalando no solo que esto era posible sino que es imprescindible”, ha defendido la vicepresidenta en declaraciones a los medios en un acto en Santiago en el que ha mostrado su alegría por la determinación adoptada en el país vecino.

Ha recordado que ella lleva meses reclamando una decisión similar en España en tanto que además de ser posible también es “legal” ofertar “una cesta de productos, los que sean, con un precio limitado”.

Yolanda Díaz se ha referido así al artículo 13 de la Ley de Comercio Minorista que avala la opción de fijar precios o hacerlo en el caso de los márgenes de comercialización de determinados productos, de cara a revertir la tendencia inflacionista de los alimentos.

“Este precepto lleva con nosotros muchísimos años” y permitiría que la “gente pueda vivir un poco más feliz”, ha subrayado.

La vicepresidenta segunda ha considerado que esta es una de las “asignaturas pendientes” en el país, así como también lo es, ha añadido, el poner freno al incremento de las cuotas hipotecarias en un momento en el que se mueven en un incremento de hasta el 50 por ciento.

“Es imposible, con los salarios que tenemos, afrontar estas cuotas hipotecarias”, ha apostillado, por lo que Díaz también aboga por legislar para paliar esa situación.