Freshfel advierte sobre las implicaciones de las normas de comercialización para el sector de la IV y V gama

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

Freshfel Europe cree que las nuevas normas reducirán el atractivo de los productos frescos para los consumidores

El proyecto de Reglamento sobre normas de comercialización pretende alinearse con los objetivos de la Estrategia “De la granja a la mesa”, concretamente con las disposiciones relativas a una mayor información para los consumidores y a la reducción del desperdicio de alimentos. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Freshfel Europe ha advertido esta semana a la Comisión Europea de las implicaciones de largo alcance de su proyecto de propuesta sobre normas de comercialización si se mantienen las normas sobre el etiquetado obligatorio del origen específico del país para las frutas y hortalizas precortadas. El borrador se encuentra actualmente en consulta pública con las partes interesadas. El sector insta a la Comisión Europea a retirar o modificar partes específicas de su borrador de propuesta que afectarán a la competitividad, elevarán los precios y repercutirán en el consumo de productos frescos de conveniencia.

El proyecto de Reglamento sobre normas de comercialización pretende alinearse con los objetivos de la Estrategia “De la granja a la mesa”, concretamente con las disposiciones relativas a una mayor información para los consumidores y a la reducción del desperdicio de alimentos. Aunque las intenciones de la Comisión Europea se corresponden con los objetivos de la Estrategia “De la granja a la mesa”, se espera que el proyecto de texto propuesto provoque un aumento significativo de los precios de las frutas y hortalizas precortadas comercializadas como productos de IV gama. Freshfel Europe cree que las nuevas normas reducirán el atractivo de los productos frescos para los consumidores, incumpliendo la ambición de la Estrategia de la Granja a la Mesa de pasar a una dieta más basada en las plantas. Freshfel Europe también concluye que la propuesta de la Comisión aumentará los residuos de envases de plástico y generará más residuos alimentarios.

Los fabricantes de alimentos procesados seguirán pudiendo abastecerse de frutas y hortalizas “feas”. De este modo, la industria de la gamma IV ya no podrá contribuir a reducir el desperdicio de alimentos

Eglė Baecke, Director de Calidad y Seguridad Alimentaria, declaró: “La propuesta de la Comisión no permitirá a la industria de la gamma IV procesar frutas y hortalizas ‘feas’ o productos sobredimensionados. Aunque la Comisión pretende reducir el desperdicio de alimentos permitiendo que las frutas y hortalizas ‘feas’ sean vendidas localmente y directamente por los productores a los consumidores, la proporción de estas frutas y hortalizas es insignificante en comparación con los volúmenes utilizados por la industria de la gamma IV y vendidos como listos para cocinar o listos para comer a los consumidores. Si se adoptan, las normas discriminarán injustamente a los operadores dedicados a la preparación de productos de gamma IV frente a los fabricantes de frutas y hortalizas congeladas o en conserva. Los fabricantes de alimentos procesados seguirán pudiendo abastecerse de frutas y hortalizas “feas”. De este modo, la industria de la gamma IV ya no podrá contribuir a reducir el desperdicio de alimentos. Además, hay productos, como la lechuga, que no pueden procesarse más que cortándolos y, por tanto, se desperdiciarán”.

Para abastecerse de materias primas, la diversificación no es sencilla y suele ser un proceso largo. El proyecto de propuesta sugiere un etiquetado de origen obligatorio para todos los productos de gamma IV. Esto supondrá un reto importante para las actuales pautas de suministro y prácticas empresariales, al tiempo que repercutirá en la seguridad alimentaria y la diversificación del abastecimiento de materias primas. Philippe Binard, Delegado General de Freshfel Europe, subrayó: “Hemos observado enormes incoherencias en el texto con respecto al etiquetado de origen de los productos de gamma IV.

Las mismas normas sobre etiquetado de origen no se aplican a todas las categorías de alimentos. Se proponen normas de etiquetado diferentes para los productos presentados en mezclas o como ingrediente único. Además, las normas serán diferentes para los productos compuestos de materias primas que se rigen por normas de comercialización específicas o generales. Esto restringirá en gran medida las operaciones diarias de los operadores comerciales que participan en la producción de productos de gamma IV. Impondrá barreras a la hora de abastecerse de materias primas, ya que los materiales de envasado que incluyan indicaciones de origen deberán ser preimpresos de antemano. Esto se reflejará en el precio final para el consumidor europeo, ejerciendo una mayor presión sobre el consumo de frutas y hortalizas frescas. El consumo actual ya está por debajo de la norma recomendada de 400 g/día. Las nuevas normas repercutirán en el ya bajo consumo. Los consumidores eligen los productos de gamma IV por su comodidad en combinación con el precio”.

En la actualidad, el etiquetado de los productos de gamma IV se rige por el Reglamento sobre información alimentaria facilitada al consumidor. La industria insiste en que esto se mantenga. Alternativamente, la industria insta a la Comisión Europea a modificar su propuesta y llegar a un compromiso en beneficio de la salud de los consumidores en toda la UE, la reducción del desperdicio de alimentos y la protección del medio ambiente. Esto puede lograrse proporcionando un marco legal que permita a la industria utilizar frutas y verduras “feas” y productos de gran tamaño como ingredientes de productos de gamma IV. Además, el compromiso tiene que incluir el marco jurídico que permita la indicación del origen como “UE, “no UE”, “UE y no UE” para todos los productos en todas las composiciones que entren dentro de la definición de productos gamma IV.

“El sector insta a los servicios de la Comisión a que propongan iniciativas políticas que estén justificadas y cumplan los objetivos de la estrategia “de la granja al consumidor”

Eglė Baecke añadió: “El sector insta a los servicios de la Comisión a que propongan iniciativas políticas que estén justificadas y cumplan los objetivos de la estrategia “de la granja al consumidor”, basándose en pruebas objetivas de si estas iniciativas políticas no tendrán consecuencias devastadoras en otros ámbitos propuestos en el marco de la misma estrategia. Es necesaria una gobernanza a escala de toda la Comisión para abordar los objetivos fijados en el marco de la estrategia “Del campo a la mesa””.