Fuerte reducción de la superficie de ajo en las dos últimas campañas

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

La asamblea de ANPCA reafirma su preocupación ante la reducción del 30% en la superficie de ajo en España

La superficie de ajo en 2024 desciende a 20.926 hectáreas. / ÓSCAR ORZANCO

Valencia Fruits. Redacción.

La superficie de cultivo de ajo en 2024 en España desciende entre el 15% y 20% respecto al año anterior y un 30% respecto a las dos últimas campañas, totalizando 20.926 hectáreas, lo que muestra las dificultades que está atravesando este cultivo, especialmente el ajo morado, cuya superficie cae por debajo del 40% del total de la superficie cultivada. Castilla-La Mancha, que es la principal productora en España, reducirá las hectáreas respecto al año anterior en un 14%, totalizando 15.535, le sigue Andalucía, con 2.410 hectáreas y un descenso del 23% y Castilla y León, con 1.944 hectáreas y una caída del 23,5%. Esto se debe, en gran medida, al fuerte incremento de los costes, un acceso al agua más complicado, la dificultad para contratar mano de obra, y una PAC que dificulta el acceso a tierras de arrendamiento, según explicó el secretario de ANPCA, Jose Carlos Arroyo.

Uno de los principales problemas del sector del ajo y del conjunto del sector hortofrutícola es el desmantelamiento del sistema de defensa fitosanitaria del cultivo

Otro de los principales problemas del sector del ajo y del conjunto del sector hortofrutícola es el desmantelamiento del sistema de defensa fitosanitaria del cultivo, con la eliminación sistemática de materias activas que comprometen el cultivo frente ataques de plagas y enfermedades. En este sentido, ANPCA y FEPEX presentaron, en la última reunión del grupo de contacto de ajo de Francia, Italia y España, una propuesta para que las autorizaciones de nuevas materias activas para su uso frente a las plagas se realicen de manera conjunta por zonas y no de forma individual, cada país. El objetivo de esta estrategia es hacer más rentable el esfuerzo económico que una empresa tiene que hacer para registrar una nueva materia activa, sumando con un solo registro el total de hectáreas cultivadas en los diferentes países dentro de la misma zona. El objetivo final, según Antonio García, es favorecer y acelerar el proceso de registro de nuevas materias activas que permitan aumentar el número de defensas frente a las plagas y enfermedades actuales.

En la Asamblea, también se presentó el plan estratégico de la Asociación para este año, que se centra en tres tipos de actuaciones, según explicó su presidente, Juan Salvador Peregrin: el manejo de la producción, el análisis de los procesos en las instalaciones y el control de factores externos.

La fuerte competencia de países terceros fue otro de los puntos abordados en la asamblea del 4 de abril, considerándose necesario aclarar las declaraciones ante las aduanas comunitarias de las importaciones procedentes de estos países. En esta línea, la actuación de ANPCA va dirigida a la presentación ante la D.G. TAXUD de la Comisión Europea de una solicitud para la aclaración de los códigos TARIC que se utilizan para declarar la importación de ajo en la UE.  “Esta nueva redacción aclararía la identificación de las partidas arancelarias correspondientes a cada producto, evitando la introducción de ajo fresco a través de la partida correspondiente al ajo congelado eludiendo así los aranceles disuasorios que este cultivo tiene establecidos en la Unión Europea, según Juan Blázquez.

Integrada en FEPEX, ANPCA es actualmente la mayor asociación europea de productores y comercializadores de ajo, con una superficie asociada de 10.215 hectáreas en 2024, y un volumen de más de 220 millones de kilos comercializados en la pasada campaña, lo que supone una cifra superior al 80% del total comercializado de España, y un 65% del total de Europa. Actualmente cuenta con 65 empresas comercializadoras asociadas y casi 1.800 productores.