El Gobierno aprueba nuevas medidas contra la sequía

DIEGO MARTÍNEZ
FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

El Ejecutivo ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para abordar un conjunto de medidas para afrontar las consecuencias de la sequía

Embalse de la Viñuela (Málaga), que oficialmente se encuentra en situación de sequía grave. Efeagro / Jorge Zapata

Valencia Fruits. Redacción.

El Consejo de Ministros ha aprobado este 11 de mayo, en un Consejo de Ministros extraordinario, un real decretoley que incluye un potente paquete de medidas urgentes de apoyo al sector agrario para hacer frente a la prolongada situación de sequía y al agravamiento de las condiciones del sector primario como consecuencia de la guerra en Ucrania. Entre ellas se incluyen ayudas directas de Estado para los sectores agrícola y ganadero que superan los 636 millones de euros, o la subvención de hasta un 70% del coste de las pólizas de seguros por la sequía de los cultivos más comprometidos por la falta de lluvias y las elevadas temperaturas.

El paquete de medidas incluye la devolución del IBI por 53 millones de euros de 2023 a más de 200.000 explotaciones agrícolas; más ayudas para contratar seguros agrarios contra la sequía, aportando 40,48 millones de euros; el aplazamiento de pago de cuotas sociales durante cinco meses a más de 730.000 trabajadores y prórroga en la reducción de peonadas para acceder al subsidio de desempleo agrario, para poder cobrarlo con 10 peonadas; exención de IRPF y Sociedades por las ayudas de la PAC; y la flexibilización de la nueva PAC y ampliación hasta el 30 de junio de las solicitudes de ayuda.

En cuanto a la inversión en infraestructuras agrarias, el Gobierno destina casi 700 millones de euros en actuaciones prioritarias en las cuencas más castigadas para mejorar los recursos hídricos. Entre las acciones incluidas están la rebaja de cánones con 57 millones de euros en exención de hasta el 100% del pago del canon de regulación y la tarifa de regulación del agua; una inversión de hasta 36 millones de euros en obras hidráulicas como estaciones de bombeo o mejoras en embalses; la aprobación de la declaración de interés general del Estado, la sustitución en Matalascañas de bombeos de agua subterránea por otros superficiales y autorizamos trasvases al Guadalquivir; y un acuerdo de 610 millones de euros con Acuamed para activar la conducción Júcar-Vinalopó y sustituir el uso de aguas subterráneas por desaladoras.

El Gobierno ha considerado que en el actual escenario tras la invasión de Ucrania el sector estaba sometido a una situación compleja que, unida a las circunstancias climáticas, hace que resulte de extraordinaria y urgente necesidad adoptar medidas que garanticen el mantenimiento y la sostenibilidad
de las explotaciones agrícolas y ganaderas, reafirmen la seguridad alimentaria y permitan reforzar la senda de crecimiento económico del país.

En estas medidas están implicados los ministerios de en las que están implicadas los ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación; Hacienda y Función Pública; Para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Trabajo y Economía Social; Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Alternativas

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, señalaba un día antes de este  Consejo de Ministros que sería positivo tener una Conferencia de Presidentes cuanto antes para tratar el asunto de la sequía y poner todos los recursos, las capacidades y el talento de todas las administraciones para paliarla. “Todos tenemos que estar a la altura para que el conjunto de administraciones hagamos lo que nos corresponde con esta problemática”, manifestó durante su intervención en la Gala de Los Cordobeses del Año 2022 organizada por Diario Córdoba.

Ante esta propuesta, fuentes del Gobierno recordaban que en la actualidad ya existe un gran pacto del agua y han afirmado que, desde que se convocó la mesa de la sequía, el Gobierno ha estado trabajando, discretamente, con el sector y con las distintas administraciones, para poner sobre la mesa las medidas más útiles y más eficaces.

“En las últimas semanas, sin ir más lejos, se han mantenido reuniones de la mesa de la sequía y reuniones técnicas así como diversos encuentros con el consejero Fernandez Pacheco (las últimas, precisamente, a propósito de Doñana y la propuesta de legalización de regadíos) y la consejera Crespo para ayudar a la Junta en la gestión de sus cuencas y abordar inversiones tan emblemáticas como la presa de Rules o el abastecimiento en Los Pedroches”, han indicado desde el Ejecutivo.

Finalmente, desde el Gobierno hacían un llamamiento general al “espíritu de colaboración y cooperación institucional entre administraciones” y, en particular, apelan  al presidente de la Junta de Andalucía “a impulsar todas aquellas infraestructuras hidráulicas pendientes de ejecución y que cumpla con su responsabilidad” y a que el PP apoye el Real Decreto que el Gobierno va a aprobar en materia de agua si “tiene una verdadera voluntad de solucionar el problema de la sequía”.

En la línea del mensaje del presidente andaluz, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, recriminaba al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la convocatoria urgente de una reunión del Consejo de Ministros para abordar el tema de la sequía sin haber reunido estos meses a las comunidades autónomas. Además, ha Feijóo ha asegurado que es necesaria una inversión de “entre 40.000 y 50.000 millones” en materia hidráulica ante esta “urgencia vital”.