El gran consumo repunta en abril tras ralentizarse la subida de los precios

FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
DIEGO MARTÍNEZ
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Durante los tres primeros meses del año, la caída de la demanda se había situado en el 4,2 % en enero, en el 2,4% en febrero y el 4,1% en marzo

“Abril ha sido un mes muy bueno, pero la alimentación tiene mucho que recuperar”, han insistido desde NIQ. / EFEAGRO

Efeagro.

La evolución del gran consumo ha experimentado en abril un cambio de tendencia al repuntar su demanda un 4%, al coincidir con una relajación de la subida de precio medio pagado por el consumidor, que se quedó en el 9,5, casi cinco puntos menos que en los meses anteriores.

Así lo constatan los datos que la consultora NIQ va a presentar esta tarde en Madrid durante el 28 Congreso de Estrategia Comercial y Marketing de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores Aecoc.

Sin embargo, en lo que va de año, el consumo había caído un 2% en demanda por la subida de precios, que ha dejado una evolución del negocio del 11,3% en valor en lo que llevamos de año, según ha explicado en rueda de prensa la directora del sur de Europa de la consultora, Patricia Daimiel.

Durante los tres primeros meses del año, la caída de la demanda se había situado en el 4,2 % en enero, en el 2,4% en febrero y el 4,1% en marzo.

Ha afectado a todas las categorías, a excepción de pan y huevos, una realidad que responde según la experta a migración del surtido hacia otro más barato, de manera que se han sustituido otras proteínas como la carnes o los pescados por huevos.

“Abril ha sido un mes muy bueno, pero la alimentación tiene mucho que recuperar”, ha insistido.

El estudio también analiza a un consumidor que se comporta como en todas las crisis, aumentando la frecuencia de compra, reduciendo el peso de las mismas y haciendo “safari” en busca de promociones y mejores precios.

Quienes más se benefician de esto son los supermercados pequeños que han crecido un 12,6%, frente al on line o los hipermercados, más relacionados con compras de carga.

También entre los efectos positivos de esta evolución del consumo se encuentra la marca blanca, que en el 2000 era un 15% de la cuota de mercado y en 2023 terminó en un 48%, lo que quiere decir que “no cede”.

Y entre los efectos negativos, la reducción “dramática” de la innovación que NIQ sitúa en un 43%