Guía para reducir la huella del plástico en la agricultura de Murcia

Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

El estudio comenzó en 2015 para buscar una solución al problema que ocasionaban los restos de plásticos de acolchado en las parcelas de cultivo

El estudio comenzó en el año 2015, para buscar una solución al problema que ocasionaban los restos de plásticos de acolchado en las parcelas de cultivo. / ARCHIVO

El Grupo Operativo de Acolchados Biodegradables (ACBD), constituido por las empresas Verdimed, Fruca Marketing, Kernel Export, Bonduelle y Campo de Lorca, por la Asociación de Productores-Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia, Proexport, con la colaboración de centros de investigación de esta Región, comenzó a trabajar en el año 2015, para buscar una solución al problema que ocasionaban los restos de plásticos de acolchado en las parcelas de cultivo. Cinco años después, se ha publicado una guía que permitirá reducir la huella del plástico en la agricultura.

El acolchado es una técnica utilizada en agricultura, consistente en cubrir total o parcialmente la superficie del suelo con una película. De esta forma se consiguen controlar las condiciones ambientales en la superficie del suelo y en la zona radicular de los cultivos. Las consecuencias del acolchado se traducen en producciones más tempranas, por la amortiguación de las variaciones de la temperatura, un mejor control de las malas hierbas con menor o ningún uso de herbicidas químicos y un importante ahorro de agua de riego y fertilizantes, que, según estudios, oscila entre el 20 y el 30% en cultivos hortícolas.

A pesar de ser una herramienta formidable, el uso de acolchados en agricultura presenta inconvenientes. En el caso de los acolchados convencionales deben ser retirados de los campos una vez finalizado su uso, gestionar esos restos…, siendo un proceso largo y costoso. En el caso de los acolchados biodegradables, la ventaja es, como su nombre indica que el plástico se degrada, no existe el problema de la acumulación y su permanencia en el medio es mucho menor, pero también necesitan un manejo adecuado para acortar los plazos en los que se degrada.

En esta línea es en la que el Grupo Operativo Acolchados Biodegradables comenzó a trabajar en 2015 siguiendo distintas fases. Primero se ha incrementado el conocimiento sobre nuevos materiales degradables adaptados a las zonas de cultivo del sudeste español y después se ha estudiado la biodegradación de acolchados en condiciones de nuevas técnicas cultivo para acelerar la degradación en la Región. Finalmente se ha desarrollado una guía: “La Guía para facilitar la degradación de las películas biodegradables de acolchado en la Región de Murcia” que permitirá avanzar en la eliminación de los plásticos en la agricultura.

El Grupo Operativo de Acolchados Biodegradables (ACBD) está compuesto por las empresas Verdimed, Fruca Marketing, Kernel Export, Bonduelle, Campo de Lorca y la Asociación de Productores-Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (PROEXPORT). Coordinado por el director técnico de Proexport, Abelardo Hernández, en el grupo colaboran también investigadores del IMIDA y el CEBAS para el desarrollo de este programa de innovación agraria, que financian los fondos FEADER de la Unión Europea y la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, en el marco del Plan de Desarrollo Rural de esta Región. El Grupo, además, ha sido seleccionado como ejemplo de innovación para la producción agrícola europea por parte de la Red AEI-AGRI (Asociación Europea para la Innovación ‘Productividad y sostenibilidad agrícolas’).

Iniciativas como la del Grupo Operativo de Acolchados Biodegradables permiten, según FEPEX, conjugar el empleo de herramientas necesarias para producir, de forma profesional más y mejores frutas y hortalizas, y técnicas cada vez más respetuosas con el medio ambiente, en línea con la demanda de la sociedad.