Inquietud en la agricultura por la aplicación del nuevo impuesto al plástico

DIEGO MARTÍNEZ
FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

La aplicación del impuesto tuvo lugar finalmente el 1 de enero, ya que el Gobierno rechazó la petición de aplazamiento de la entrada en vigor del mismo

nuevo impuesto al plástico que impactará negativamente en la comercialización de frutas y hortalizas. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

El sector agroalimentario se muestra preocupado por la aplicación del nuevo impuesto al plástico que impactará negativamente en la comercialización de frutas y hortalizas. El Gobierno rechazó la petición de aplazamiento de la entrada en vigor del mismo y comenzó a ser vigente el pasado 1 de enero.

España será el único país europeo que incorporará el impuesto, que no es obligatorio para los estados miembros, y que supondrá añadir sobrecostes a las empresas en un contexto económico internacional tan complicado como el actual, en el que el sector hortofrutícola debe afrontar múltiples desafíos para mantener su sostenibilidad y competitividad, y en un escenario incierto por el incremento de los costes de producción y la fuerte competencia de países terceros.

FEPEX al igual que el resto de las organizaciones de los principales sectores del consumo que firmaron la carta dirigida al Gobierno para solicitar la moratoria del impuesto, se declara firmemente comprometidas con la reducción de los plásticos de un solo uso, pero considera que el impuesto llega en el peor momento.

Las organizaciones firmantes de la petición: ACES, ACOTEX, ADELMA, AECOC, AFEB, ANGED, ASAJA, ASEDAS, Cooperativas Agroalimentarias, FECE, FIAB, Foro Interalimentario, Marcas de Restauración y Stanpa y FEPEX, han manifestado que las empresas españolas van por delante de la legislación en su compromiso con el medio ambiente y, en la gestión del plástico, y que la gran mayoría de empresas ya han adoptado medidas como el rediseño, la reducción de peso o la reutilización para tratar de minimizar la presencia de este material en el packaging.

Desde FEPEX preocupa especialmente la incertidumbre creada ante las dudas planteadas en relación con el ámbito de aplicación, las obligaciones formales, así como en la inscripción en el Registro Territorial y la llevanza de la contabilidad y registro de existencias que recoge el impuesto.