La CE propone prorrogar la suspensión de aranceles y contingentes de las importaciones de Moldavia

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

La propuesta renovaría por otro año la suspensión actual de los derechos de importación que afectan a las exportaciones moldavas a la UE

superávit alimentario

El objetivo de las medidas comerciales autónomas es ayudar a la economía de Moldavia. / Archivo

Valencia Fruits. Redacción.

Con esta decisión, la UE envía una señal clara de su pleno apoyo a la economía de Moldavia y contribuye a aliviar la difícil situación a la que se enfrentan los productores y exportadores de este país debido a la agresión militar no provocada e injustificada de Rusia a Ucrania.

El objetivo de las medidas comerciales autónomas es ayudar a la economía de Moldavia, pero estas medidas responden también a posibles preocupaciones en el sector agrícola de la UE. Por ello, incluyen un mecanismo de salvaguardia acelerado que puede activarse en caso necesario para proteger el mercado de la Unión.

Siguientes etapas 

El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea examinarán ahora la propuesta para procurar que haya una transición sin fisuras del régimen actual al nuevo régimen de medidas comerciales autónomas. 

Contexto 

Las medidas comerciales autónomas han tenido un efecto positivo en el comercio de Moldavia con la UE desde su entrada en vigor el 25 de julio de 2022. Las exportaciones de Moldavia al resto del mundo han sufrido la agresión militar rusa contra Ucrania porque, a menudo, contaban con el tránsito por territorio ucraniano y la utilización de infraestructuras de este país. Durante el último año, las medidas comerciales autónomas han ayudado a Moldavia a reorientar sus exportaciones a través de la UE. En conjunto, las exportaciones de Moldavia a la UE aumentaron de 1 800 millones EUR en 2021 a 2 600 millones EUR en 2022.

Las medidas comerciales autónomas, que son de carácter unilateral y temporal, amplían significativamente el alcance de la liberalización arancelaria

Las medidas comerciales autónomas, que son de carácter unilateral y temporal, amplían significativamente el alcance de la liberalización arancelaria, en el marco de la zona de libre comercio de alcance amplio y profundo UE-Moldavia, al suspender todos los derechos y contingentes pendientes. En la práctica, esto significa que ahora se liberalizarán plenamente las exportaciones de siete productos agrícolas de Moldavia que están sujetas a contingentes arancelarios: tomates, ajos, uvas de mesa, manzanas, cerezas, ciruelas y zumo de uva.

La mayoría de las exportaciones moldavas ya se benefician de un acceso libre de derechos al mercado de la UE en virtud del Acuerdo de Asociación UE-Moldavia; por tanto, las medidas comerciales autónomas cubren unas cantidades y una gama de productos pequeñas.