La Comunitat Valenciana ha perdido 16.000 hectáreas cultivadas en los últimos cuatro años

NADORCOTT 2024
KANZI VOG
GIRO 2024
FERTIBERIA IMPULSE
HISPATEC
Congreso subtropicales
HERNANDORENA fiabilidad varietal

La pérdida de cultivo en cítricos durante 2023 asciende a 1.737 hectáreas y a 6.199 desde 2020

En los últimos cuatro años se han dejado de cultivar 6.199 hectáreas de cítricos. / VF

Valencia Fruits. Redacción.

El ejercicio 2023 concluye con una nueva pérdida de superficie cultivada en la Comunitat Valenciana de casi 2.000 hectáreas respecto a 2022. Una cifra que se eleva a más de 16.000 si se suman los últimos cuatro años, justo desde la fecha de inicio de la pandemia. La información difundida por La Unió Llauradora está elaborada con los datos de la Encuesta de Superficies y Rendimientos de los Cultivos (ESYRCE).

La pérdida de superficie cultivada en 2023 asciende a 1.953 hectáreas. Destaca el descenso registrado en los cultivos herbáceos con los cereales de grano a la cabeza (–3.802 hectáreas) y forrajeras (–1.905 ha), mientras que aumentó en leguminosas de grano (+2.017 ha), hortalizas y flores (+570 ha) y cultivos industriales (+265 ha). Ese incremento de las leguminosas de grano viene motivado, según señalan desde La Unió, porque la nueva PAC impulsa su cultivo a través de la condicionalidad reforzada, ecoregímenes y ayuda asociada a la producción de cultivos proteicos y, por tanto, parte de la bajada del cereal ha ido al aumento de este cultivo.

Por otra parte, la superficie de cultivos leñosos decreció (–1.042 hectáreas) debido a que los descensos en cítricos (–1.737 ha), viñedo (–921 ha) y otras tierras de cultivo (–686 ha) fueron mayores que los aumentos registrados en los demás cultivos. Los cítricos y los frutales son las producciones que más superficie ocupan en el territorio valenciano, al significar entre los dos grupos prácticamente la mitad del total de tierras de cultivo (49,4%). Hay 154.157 hectáreas cultivadas de cítricos en la Comunitat Valenciana y 152.983 de frutales no cítricos.

Si se comparan los datos durante los últimos cuatro años, la cifra de pérdida de superficie cultivada asciende a 16.030 hectáreas. De cítricos se han dejado de cultivar 6.199 hectáreas. 4.494 de cereales, 2.708 de viña, 2.143 de frutales no cítricos, 2.024 de hortalizas y flor, 1.308 de forraje y 926 de olivar.

La superficie total cultivada en la Comunitat Valenciana es de 622.144 hectáreas. Si se suma la cultivada y no cultivada (forestal, prado y pastizales y otras superficies, donde se incluyen las tierras baldías), se mantiene estable en las 2.326.000 ha de los últimos años.

Presupuestos

Según señalan desde la organización agraria, la negativa del Gobierno de la Generalitat del PP-Vox a aprobar las enmiendas propuestas por La Unió a los presupuestos agrarios de 2024 es un nuevo freno a la “sangría de pérdida de superficie cultivada en el territorio valenciano. Las propuestas, que buscaban asignar fondos significativos a políticas directas de apoyo a agricultores y ganaderos, fueron rechazadas, dejando desprotegidos a miles de productores en la Comunitat Valenciana”.

La organización proponía modificaciones en los presupuestos de la conselleria de Agricultura, Ganadería y Pesca por valor de solo 9,9 millones de euros para destinar recursos a medidas socioeconómicas que beneficiarían a las personas agricultoras y ganaderas en un momento desafiante, marcado por los efectos de la sequía, el conflicto en Ucrania y la creciente presión de los costes de producción.

Carles Peris, secretario general de La Unió, indica que “esta nueva pérdida de terrenos de cultivo, unida a la de los últimos años, pone de manifiesto que hay que adoptar políticas en clave autonómica para evitar esta situación y ayudar a mantenerse en sus explotaciones a los agricultores y ganaderos profesionales. Mimetizar las políticas estatales y europeas sin hacer nada más con presupuesto propio de la conselleria de Agricultura es dejar morir al enfermo”.