La temporada de cítricos andaluza llega con retraso

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

El informe inicial de la Junta de Andalucía cifra la demora en dos o tres semanas, dependiendo de la zona de producción

campaña citrícola

Los cítricos andaluces presentan una coloración externa aún verde y una concentración de grados Brix baja. / VF

El arranque de la campaña citrícola andaluza presenta un retraso que, dependiendo de la zona de producción, puede llegar a ser de dos o tres semanas en comparación con otras temporadas precedentes. El informe inicial del sector de los cítricos, publicado por la Junta de Andalucía, señala que las temperaturas cálidas registradas durante el último mes o, más bien, la ausencia de registros por debajo de 16ºC durante las horas nocturnas, está teniendo como resultado un retraso en la coloración de la fruta en árbol. A fecha del presente informe (10 de octubre), la fruta andaluza de aquellas zonas productoras más tempranas, como por ejemplo Huelva, Sevilla o Málaga, presenta una coloración externa aún verde, así como un porcentaje en zumo y una concentración de grados Brix baja para el momento de la campaña en el que nos encontramos.

Por otro lado, la temporada de cítricos 2018/19 ha estado marcada por la ausencia de incidencias climatológicas extremas durante el desarrollo del ciclo biológico del cultivo, lo que ha tenido como resultado una mayor producción en árbol, aunque con un menor calibre de la fruta en determinadas zonas de producción andaluza.

El informe de la Junta de Andalucía refleja que durante la campaña 2018/19, tanto la floración como el cuajado del fruto, se han visto beneficiados por la ausencia de precipitaciones intensas, temperaturas extremas o vientos fuertes, que pudieran favorecer la caída o perdida de flor en árbol, garantizándose, por tanto, un volumen optimo de producción. Sin embargo, las precipitaciones y las temperaturas bajas del momento de floración, o el retraso en la llegada de las temperaturas cálidas en determinadas zonas de producción, han propiciado un retraso de entre 10 y 15 días en la floración y cuaje. Asimismo, los meses del verano han estado marcados por la ausencia de temperaturas altas extremas, lo que ha favorecido la transpiración del cultivo y ha reducido el cierre de estomas de la planta para frenar la evaporación, lo que en definitiva ha favorecido el crecimiento vegetativo y del fruto en árbol.

Por otro lado, en determinadas zonas de producción andaluzas el clima ha sido seco, teniendo que recurrir a un mayor número de riegos y obteniendo un calibre algo inferior de la fruta, como puede ser el caso por ejemplo de las mandarinas clementinas tempranas en Huelva o el limón Fino de determinadas zonas de la provincia de Málaga.

Escasas operaciones

En lo que respecta a la comercialización y las cotizaciones medias de los cítricos, y según la información recopilada por la Junta de las distintas empresas del sector contactadas, se confirma que las operaciones de venta en campo son escasas y van retrasadas en el tiempo con respecto a las campañas precedentes.

Concretamente, las mandarinas Clemenrubí del grupo clementinas tempranas, han alcanzado en la primera semana del mes de octubre de 2018 un precio medio en árbol comprendido entre 0,75 y 0,95 euros por kilo. Las cotizaciones medias de las primeras naranjas Navelinas del grupo navel han alcanzado un valor medio comprendido entre 0,17 y 0,19 euros por kilo.

En lo que respecta a las cotizaciones de limón Fino o Primoflori en la provincia de Málaga, y teniendo en cuenta el tipo de operación comercial dependiendo de la calidad y el calibre de la fruta, se han movido en valores comprendidos entre los 0,30 y 0,40 euros por kilo de producto en las operaciones denominadas “todo limón” (compra/venta de toda aquella fruta en árbol que, en el momento del corte, es apta para comercializar en fresco, es decir, todos los calibres; quedando sin recolectar y a disposición del productor la fruta no comercial o de industria que podrá ser comercializada a través de otro contrato de venta).

En las operaciones llamadas “un corte” (compra/venta de aquella fruta en árbol que posea un determinado calibre y calidad en el momento del corte), los precios han estado comprendidos entre los 0,70 y 0,80 euros por kilo.

Por otro lado, hasta la fecha del presente informe, la actividad en los almacenes de manipulación y envasado ha sido escasa o nula y sin continuidad y, según la información recopilada, se espera que se active en las próximas semanas.

En lo que respecta a la comercialización internacional, el informe de la Junta considera que la campaña de cítricos de Turquía ha estado favorecida por la climatología y ha comenzado dos semanas antes de lo previsto. Otros países productores como Egipto, Grecia o Marruecos comienzan su temporada en el mes de noviembre. Mientras tanto, por las afecciones de Mancha negra, sigue preocupando la entrada a Europa de cítricos tardíos de Argentina y Sudáfrica.