La UE solo activará la cláusula de salvaguarda para los cítricos si hay pruebas de calado

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

El Gobierno ya ha pedido a Bruselas que empiece a recopilar datos sobre la crisis que vive el sector de los cítricos

cítricos

El sector citrícola considera que las importaciones de Sudáfrica están hundiendo la campaña. / Archivo

El Gobierno español ha asegurado que la activación de la cláusula de salvaguarda por parte de Bruselas para los cítricos procedentes de África del Sur, como viene reclamando el sector citricola español, exige que existan pruebas de calado, ya que se trata de una “medida muy potente”. En esta línea se pronunció ayer el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, durante su intervención en el Congreso de los Diputados para presentar ante los grupos los Presupuestos de 2019.

Fernando Miranda subraya que el Gobierno ya ha pedido a Bruselas que “empiece a recopilar datos” sobre la crisis que vive el sector de los cítricos —concentrado fundamentalmente en la Comunitat Valenciana—, “para que llegado el caso se pueda activar la cláusula de salvaguarda”. No obstante, recuerda que este instrumento “no es una especie de solicitud que se presenta, sino que se trata de un expediente que se completa” una vez recogida abundante documentación.

El sector citrícola español considera que la crisis que vive actualmente se debe a la entrada en vigor del acuerdo entre la Unión Europea y los países del África del Sur, ya que a su juicio las importaciones de Sudáfrica están hundiendo la campaña. “Para que la Comisión Europea active la cláusula tiene que acumular muchas evidencias para distinguir si el problema se debe a esas importaciones y no afectan otras circunstancias. Hay que documentarlo bien”, subraya el secretario general de Agricultura y Alimentación.

Miranda apunta que en la reunión que mantendrá próximamente el ministro de Agricultura, Luis Planas, con el sector citrícola se debatirá sobre “todas” las causas que han llevado a esta situación, entre las que ha citado cuestiones de carácter interno, como la falta de una interprofesional activa o la escasa representatividad de las organizaciones de productores.

Presupuestos para 2019

A lo largo de su discurso en el Congreso, el secretario general de Agricultura y Alimentación ha defendido ante los diputados de todos los grupos los Presupuestos de este departamento de cara a 2019, que ascienden a 7.861 millones de euros.

Fernando Miranda —quien ya ocupaba una dirección general en este mismo Ministerio con el PP en el Ejecutivo y fue ascendido a su nuevo puesto con la llegada del PSOE al poder— ha incidido en que la dotación se mantiene prácticamente “al mismo nivel” que el año anterior, “sin reducciones ni incrementos”, y ha considerado que es suficiente para ayudar al sector a consolidarse y ser sostenible.

En su opinión, el Ministerio de Agricultura ha priorizado las inversiones “que tengan un efecto multiplicador” para atraer a los jóvenes al campo, defender los intereses de las mujeres rurales, apostar por la innovación y digitalización del campo y que contribuyan al combate contra la despoblación, además de reforzar el capítulo destinado a seguros agrarios. Ha recordado, asimismo, que el grueso de la financiación (el 93% de todos los fondos) procede de la Política Agraria Común (PAC).

La más crítica con estos Presupuestos ha sido la diputada del PP Ascensión Carreño, quien ha lamentado la “dejadez” del Ejecutivo de Pedro Sánchez en materia de agricultura y ha repasado las partidas donde se ha recortado la dotación de fondos.

Por el contrario, el diputado del PSOE Antonio Quintana ha defendido que la consignación de cara a este 2019 es “positiva” y ha destacado la importancia de dar más protagonismo al relevo generacional.

Desde Unidos Podemos, Rosana Pastor ha incidido en el peso de la crisis que vive el sector citrícola valenciano y las cuantiosas pérdidas que afronta, y el parlamentario de Ciudadanos Miguel Ángel Garaulet ha cuestionado a los socialistas por haber pedido al PP cuando gobernaba un aumento de los presupuestos en esta área que ahora ellos tampoco han ejecutado.