Laserfood lanza el primer textil vegano elaborado con kaki

Daymsa mayo Kelpack
Ecologízame CAECV
Bioibérica CT

El nuevo producto PersiSKIN, sustitutivo del cuero animal, propone una solución para gestionar el excedente de kaki de los campos valencianos

Jaime Sanfelix, director general de Laserfood, durante la presentación de PersiSKIN. / ÓSCAR ORZANCO

Óscar Orzanco. Redacción.

La compañía valenciana Laserfood ha lanzado el primer textil vegano sustitutivo del cuero animal procedente del kaki en España. El nuevo producto, que se comercializará bajo la marca PersiSKIN, propone una solución para gestionar el excedente de kaki de los campos valencianos a través de la fabricación de un textil vegano, sustitutivo de la piel animal y sintética, compuesto 100% de productos naturales.

La empresa, que se encuentra en la actualidad en una fase inicial de presentación de esta iniciativa, ha invertido 500.000 euros en la patente del producto y en su desarrollo. Y en los próximos meses, “se estima que invertiremos hasta 2 millones de euros en la fase de producción que comenzará en mayo de este año. En esta segunda fase podremos abrir una primera fábrica donde se elaborará el tejido definitivo y comenzaremos la comercialización”, explica Jaime Sanfelix, director general de Laserfood.

“Desde el nacimiento de la idea de dotar al kaki de mayor valor añadido han pasado tres años. Este ha sido el periodo transcurrido hasta llegar al desarrollo total y el lanzamiento del producto. Ahora nos falta la fase de la industrialización de todo este procedimiento para poder abastecer a un sector productivo como el textil”, especifica el director general de la compañía.

La Comunitat Valenciana es la principal productora de kakis de España, concentrando el 85% de la cosecha nacional de esta fruta. De esta manera, las tierras valencianas producen anualmente más de 300 millones de kilos de esta fruta.

En los últimos cinco años la cosecha del kaki ha tenido una evolución exponencial haciendo que la producción aumente a unos niveles desorbitados. Debido al mercado, las plagas y condiciones climáticas, más del 50% de la producción total del kaki no llega a comercializarse convirtiéndose así anualmente en excedentes.

Ante esta situación que vive el sector agroalimentario valenciano, el nuevo textil PersiSKIN busca dar salida a este excedente. Este nuevo tejido es respetuoso con el medio ambiente, sostenible y forma parte de la economía circular de la región de origen del material de partida.

Según indica Jaime Sanfelix, “este proyecto surge por la necesidad de darle valor a un producto infrautilizado como es el kaki. A nivel productivo contamos un volumen elevado y muchos kilos no se comercializan porque el mercado no los absorbe, en muchos casos porque la calidad de la fruta no es la adecuada para comercializar en fresco. Esos kakis se quedan en el campo sin recolectar y la confección en los almacenes también genera mermas. Por lo tanto, esta iniciativa surge con el objetivo de obtener el máximo valor posible de toda esa producción”.

El nuevo producto PersiSKIN es un sustitutivo del cuero animal. / LASERFOOD

Nuevo sector industrial

“El objetivo principal del producto textil que hemos creado es el establecimiento de un nuevo sector industrial que permita el aprovechamiento total de los residuos y excedentes generados en la producción del kaki para darles una salida y una nueva vida a esa materia prima”, recalca Sanfelix.

“De esta manera —continúa— estamos tratando de dar solución a la situación actual que viven los agricultores valencianos, dotando de valor a una producción que actualmente no se comercializa. Esta iniciativa va a proporcionar al productor un alto valor añadido que ahora no tiene. Por lo tanto, conseguimos incrementar la rentabilidad del agricultor, producir un producto sostenible y ofrecer al mercado textil una alternativa vegana”.

Por otro lado, la compañía también busca crear un sector auxiliar de uso del nuevo textil en la zona productora del kaki, como talleres de marroquinería, tapicería, confección de ropa o calzado, generando con ello cientos de nuevos puestos de trabajo.

“Es importante destacar que vamos a potenciar la fijación de la población al territorio. Es decir, vamos a crear una industria en el lugar donde producimos, con una fruta que ahora mismo se pierde. Vamos a generar empleo y estamos dando valor a un producto que se desperdiciaba. Creando además una industria auxiliar de confección textil. A nivel social esta iniciativa puede ser importante”, apostilla Jaime Sanfelix.

Por su parte, Cirilo Arnandis, presidente de la Cooperativa Agrícola Nuestra Señora del Oreto de L’Alcúdia y de la Denominación de Origen Kaki Ribera del Xúquer, resalta que “este proyecto puede ofrecer una interesante salida a parte de la producción de nuestras empresas que, por cuestiones propias del mercado, no se comercializan en fresco o, en su defecto, no llegan al circuito de transformación industrial para obtener zumos y otros derivados”.

Arnandis también incide en que “el aprovechamiento a través de esta vía de productos menos aptos desde la perspectiva comercial y de los residuos del kaki puede suponer una fuente de ingresos adicional, complementando las rentas principales procedentes de la comercialización en fresco, ayudando a la sostenibilidad de nuestro sector y a la mejora de las rentas de los productores”.

Este nuevo producto ha sido creado con la participación de Aitex, centro de referencia nacional de investigación, innovación y servicios técnicos avanzados para las empresas de los sectores textiles. La financiación del proyecto, además, ha recurrido a los fondos públicos CDTI y, en su mayoría, a fondos propios. “La financiación continúa siendo necesaria para las próximas fases de producción y dimensionamiento de la compañía que tendrá lugar a lo largo de este nuevo año”, ha concluido el director general de Laserfood.

Innovación y creatividad

Laserfood es una empresa emprendedora y creativa del sector agroalimentario que tiene como misión convertir la tecnología desarrollada en un referente en el mercado de los productos agroalimentarios a nivel mundial. La compañía, con el continuo afán de promover la tecnología de marcado indeleble desarrollada por la empresa en el año 2006, promovió junto a la UE el proyecto Laser Mark para identificar las frutas mediante láser, demostrando que el uso de esta nueva tecnología reducía la huella de carbono por el uso de etiquetas en un 99,9%.

En la actualidad Laserfood es una empresa que tiene negocio en más de 10 países. En su etapa de expansión, la firma ha lanzado nuevos proyectos como PersiSKIN, una iniciativa que busca dar una solución al excedente del kaki en la Comunitat Valenciana a través de la fabricación de un sustitutivo vegano de la piel animal compuesto en un 85% de kaki.

Más información en www.persiskin.es