Linkener permite a los regantes ahorrar hasta un 25% en su factura eléctrica

ETIGRAF WEB
AGROPONIENTE WEB
HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

El sistema de telemedida y gestión de la demanda de Linkener permite controlar en tiempo real los consumos de las bombas, así como automatizar y controlar los arranques de los equipos de bombeo

Esta nueva solución tecnológica de Linkener se suma a la app para el control de los cultivos que lanzó en 2019. / LINKENER

Valencia Fruits. Redacción.

El sistema de telemedida y gestión de la demanda de Linkener permite a los regantes ajustar la potencia eléctrica contratada y ahorrar, de esta forma, hasta un 25% en la factura de la luz.

El pasado 19 de octubre, el BOE publicaba el nuevo Real Decreto-ley 18/2022, de 18 de octubre, el cual, en el artículo 7, abre la posibilidad a autónomos y empresas de solicitar 2 cambios de potencia para su suministro eléctrico hasta el 31 de diciembre de 2023, pero este dejaba fuera a las comunidades de reganes. Esta era una medida muy reclamada por el sector agrario, por lo que la nueva ley para la gestión de la nueva PAC, que entrará en vigor el 2 de enero de 2023, ha incluido la posibilidad de realizar los dos cambios de potencia a los titulares de explotaciones agrarias, ya sean autónomos o empresas, incluidas las cooperativas agrarias y las comunidades de regantes.

Ante la nueva normativa, el sistema de telemedida y gestión de la demanda de Linkener permite controlar en tiempo real los consumos de las bombas, conocer la potencia óptima a contratar con la nueva ley y gestionar de forma automática su encendido y apagado para evitar penalizaciones de potencia.

La nueva ley para la gestión de la nueva PAC, que entrará en vigor el 2 de enero de 2023, incluye la posibilidad de realizar dos cambios de potencia a los titulares de explotaciones agrarias, incluidas las cooperativas agrarias y comunidades de regantes

Además, permite también conocer si las bombas están funcionando correctamente o si consumen más de lo normal, recibir alertas de corte de suministro y sobretensión, detectar si el consumo de reactiva supera el límite penalizable y simular la factura eléctrica, antes de recibirla, para controlar el gasto y evitar sorpresas.

De esta forma, los regantes pueden automatizar y controlar, desde una aplicación, los arranques de los equipos de bombeo en los periodos tarifarios más económicos con exactitud y evitar penalizaciones de potencia provocadas por encendidos en periodos no contratados o por problemas generados por sistemas de control tradicionales basados en temporizadores, relojes o autómatas que pueden no coincidir con la hora exacta del contador fiscal.

Ambas leyes hacen que la telemedida y la gestión de la demanda sean de vital importancia, ya que una incorrecta potencia contratada, sumada al coste de los excesos de potencia para el 2023, puede provocar que el cliente vea su factura incrementada en más de un 25 por ciento.

Como explica Sergio Ferrer, CEO de Linkener, si un regante no dispone de un sistema de telemedida, la fecha de activación del cambio de potencia se realizará cuando vaya el técnico de la contrata o cuando acabe el ciclo de facturación, lo que supondrá grandes penalizaciones por exceso de potencia si el cambio se produce posterior a la puesta en marcha de las bombas. “Con la telemedida de Linkener, la compañía distribuidora podrá modificar, en remoto, las potencias contratadas del contador sin necesidad de desplazarse al punto de suministro, lo cual acortará el plazo para la modificación de las potencias contratadas”.

El sistema de telemedida y gestión de la demanda de Linkener permite controlar en tiempo real los consumos de las bombas, así como automatizar y controlar los arranques de los equipos de bombeo para evitar penalizaciones de potencia en los periodos en los que se baje la potencia contratada

Además, sin un sistema de telemedida, su distribuidora no registra y facilita la curva cuartohoraria y el regante no dispone de los datos necesarios para poder ajustar la potencia a su consumo en función de las distintas épocas del año y beneficiarse, así, del ahorro que supone esta nueva medida.

“Sin un sistema de gestión de la demanda, el regante podría conectar por error las bombas en los periodos que tiene menor potencia contratada, provocándole grandes penalizaciones económicas por exceso de potencia en su factura eléctrica”, indica Sergio Ferrer.

Guía para la eficiencia energética

Esta nueva solución tecnológica de Linkener se suma a la app para el control de los cultivos que lanzó en 2019 y a la novedosa guía para las comunidades de regantes con consejos para incrementar la eficiencia energética que publicó en 2021.

La compañía de soluciones tecnológicas de eficiencia energética creó una guía para las comunidades de regantes con consejos para incrementar la eficiencia energética, la cual destaca como primer punto para contribuir a la eficiencia energética, la sustitución de un contador fiscal por un contador inteligente con telemedida y teleactuación.

Esta nueva solución tecnológica se suma a la app para el control de los cultivos, que lanzó en 2019, y a la novedosa guía para las comunidades de regantes, con consejos para incrementar la eficiencia energética, que publicó en 2021

La guía también menciona, como recomendación, la instalación de un contador de agua para controlar la cantidad consumida, sustituyendo el programador por uno de telecontrol de electroválvulas. Una medida que permite regar los cultivos en las horas de menor radiación solar para evitar la evaporación del agua, racionalizar el riego, y utilizar sensores de humedad para el riego automático.

Además, otro de los puntos sobre los que incide la publicación es el diseño y manejo de la instalación para su aumento de eficiencia energética. Como por ejemplo en la sectorización de parcelas, el reparto de agua en función de la demanda energética, la regulación de la instalación en función de la demanda, o la realización de labores de mantenimiento.

Por último, recomendaciones como el no sobredimensionamiento de los equipos de bombeo, la utilización de bombas con variadores de velocidad o la instalación de baterías de condensadores, así como la instalación de paneles fotovoltaicos de autoconsumo que pueden llegar a reducir la factura eléctrica en un 50%, son otras de las recomendaciones recogidas en la Guía.