Los españoles despedirán el año con las uvas un 20% más caras

NADORCOTT 2024
FERTIBERIA IMPULSE
KANZI VOG
GIRO 2024
HISPATEC
Congreso subtropicales
HERNANDORENA fiabilidad varietal

La escasez de producción es la responsable de este encarecimiento

Nochevieja

Para despedir el año con las doce campanadas, los consumidores prefieren la comodidad de las uvas sin pepitas. / ARCHIVO

Efeagro.

La cuenta atrás para cerrar el año comienza y, con ella, los consumidores acuden hasta los supermercados para hacerse con los primeros doce bocados del 2024: las uvas de la suerte, un producto que llega al final de este 2023 con menor producción y hasta un 20% más cara que el año anterior.

Bien sea por la suerte que se les presupone o por la propia costumbre, la tradición ha consagrado a la uva como el alimento elegido para despedir el año y recibir al siguiente.

Precios un 20 % más altos

Los productores y la distribución consultados por Efeagro coinciden en que el precio de la uva se ha encarecido este año para Nochevieja.

Fuentes de Asomafrut cifran en hasta un 20 % la subida de precio en la uva en “líneas generales” para esta fecha; por su parte, la directora comercial y de Marketing de la empresa alicantina Uvasdoce, Miriam Cutillas, ha indicado que la uva sin semilla está “más cara que el año pasado”, incluso “doblando el precio” del 2022 en el caso de la aledo.

Un análisis realizado por la organización de consumidores Facua ha revelado que el precio de las uvas en supermercados e hipermercados se ha incrementado hasta un 227 % en los últimos dos meses

Según los datos de Mercamadrid, el precio medio más frecuente de la uva blanca sin semilla entre el 1 de octubre y el 27 de diciembre de 2023 ha sido de 3,54 euros/kilogramos, mientras que el coste del año anterior en el mismo periodo fue de 2,29 euros y en 2021 de 2,51 euros/kg.

Además, un análisis realizado por la organización de consumidores Facua ha revelado que el precio de las uvas en supermercados e hipermercados se ha incrementado hasta un 227 % en los últimos dos meses.

Cae la producción y llega más de Perú

Superstición y tradición son los dos factores que provocan que la compra de uva durante esta última semana del año se incremente hasta en un 50 % respecto a una semana normal, a pesar de que su consumo se ha desestacionalizado y se suele consumir durante cualquier época.

El presidente de la Asociación de Productores Exportadores de Frutas, Uva de Mesa y Otros Productos Agrarios (Apoexpa), Joaquín Gómez, ha detallado que, en España, se realiza un consumo de uva extendido durante todo el año.

“En España no queda prácticamente uva”, ha destacado el director de la asociación, que ha sostenido que los efectos adversos del clima y la situación relacionada con la “logística de los barcos a nivel mundial” ha provocado que actualmente haya menos oferta de uva que en otros años.

Por ejemplo, en Vinalopó (Alicante), los productores de uva de mesa embolsada han tenido este año una cosecha inferior a la de 2022, entre un 10 % y un 25 %, según la variedad y la zona, aunque crece la demanda de este producto para Nochevieja.

La directora de la Denominación de Origen Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó, Beatriz Rocamora, ha señalado que esta merma ha hecho que durante esta temporada se hayan recogido 36 millones de kilos, la mitad de ellos de Aledo, la tradicional uva de Nochevieja.

Y en el lado de las distribución, desde la empresa alicantina Uvasdoce recalcan que durante esta se adquiere un mayor volumen de uva de importación de Perú y que, aún así, este Fin de año están teniendo problemas para servir los pedidos debido al descenso del volumen.

Fuentes de la Asociación de Empresarios Mayoristas del Mercado Central de Frutas de Madrid (Asomafrut) han confirmado a Efeagro que en líneas generales se ha producido una caída de la comercialización de uva, sobre todo de aledo, de hasta un 25 %.

Aún así, este tipo de uva es el más vendido “con diferencia” y, hasta la fecha, han comercializado unos 200.000 kilos de esta variedad, aunque esperan que en los últimos días del año la cifra aumente.

La uva sin pepita triunfa en Nochevieja

Y para despedir el año con las doce campanadas, los consumidores prefieren la comodidad de las uvas sin pepitas.

En total, el 70 % de los consumidores optan por este tipo de producto, según los datos que maneja el presidente de la asociación de productores, aunque en Asomafrut aclaran que la uva aledo “sigue siendo la preferida”.

Esta tendencia ha crecido en los últimos tiempos, ya que hace apenas unos cinco años eran cinco de cada diez los consumidores que optaban por este tipo de producto.

En el caso de las empresas especializadas en uvas para Nochevieja, la responsable de Uvasdoce ha cifrado en unas 700.000 unidades doce uvas las que vendrán sólo para la última noche del año.

A pesar de ese incremento de los precios, la demanda que se están encontrando hasta la fecha en la empresa alicantina es “muy alta” ya que, con o sin pepitas, a granel o en packs especiales, los españoles transitarán entre el 2023 y el 2024 con las doce tradicionales uvas.