Los fruticultores extremeños han perdido 83 millones de euros por los bajos precios

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

La Unión estima que los fruticultores extremeños han perdido 83 millones de euros durante una campaña “nefasta sin paliativos”

fruticultores extremeños

Las centrales hortofrutícolas están liquidando la fruta a los productores a precios que oscilan entre los 0,20 y 0,30 euros por kilogramo para los melocotones y nectarinas. / Archivo

Los fruticultores extremeños han perdido 83 millones de euros durante una campaña “nefasta sin paliativos” debido a los bajos precios de la fruta, según las estimaciones ofrecidas por de la organización agraria La Unión.

Según ha precisado en una nota, Extremadura cuenta con unas 24.200 hectáreas de frutales de hueso, de las que algo más de 7.500 corresponden a cerezos en el norte de la región, 580 a albaricoque, 6.800 a ciruelos y unas 9.250 a melocotón y nectarina.

Durante esta campaña se han producido alrededor de 280.000 toneladas de fruta de hueso, de ellas, 92.500 son de ciruela y el resto de melocotón y nectarina principalmente, ha informado la organización en una nota.

Según los datos del Ministerio de Agricultura y la Consejería de Agricultura en “ciertas fechas” se han vendido ciruelas por más de 1,35 euros por kilogramos y melocotones por más de 0,95. Sin embargo, La Unión ha asegurado que en estas fechas en las que las centrales hortofrutícolas están liquidando la fruta a los productores, los precios oscilan entre los 0,20 y 0,30 euros por kilogramo para los melocotones y nectarinas.

En este sentido, la organización estima una pérdida total de la fruta de hueso durante esta campaña de 83 millones de euros mientras que el Ministerio calcula ganancias en el sector de más de 66,16 millones en base a los datos aportados por la Consejería de Agricultura.

Para La Unión, esta situación se debe a que la Consejería es “cómplice” en el incumplimiento de las Leyes de Mejora de la Cadena Alimentaria y la Ley de la Competencia. A ello suma la inacción de la Unión Europea al tener conocimiento por parte del Estado Español de precios “muy superiores” a los verdaderamente registrados. Asimismo, ha denunciado el “desmantelamiento” de las redes comerciales en manos del sector cooperativo de la región.

Ante esta situación, La Unión solicitó una reunión “urgente” a la Secretaria General de la Consejería de Agricultura en julio para denunciar las circunstancias y hasta la fecha no ha recibido respuesta, ha asegurado.

Por ello, ha exigido a la Consejería de Agricultura de Extremadura que conceda de manera “inmediata” las ayudas de mínimis al sector para paliar este “desastre” y apruebe una serie de ayudas para los agricultores que se han arruinado y tienen que arrancar las plantaciones, “como ocurre en Cataluña donde han aprobado un paquete de 10 millones de euros para ayudas de hasta 5.000 euros por hectárea de frutal arrancada”.