Luis Planas: “Las necesidades alimentarias de nuestro país están cubiertas”

AgroFresh FRESCOS

Asegura que el Plan Estratégico de la PAC sienta las bases para dar una respuesta equilibrada a las necesidades económicas, sociales y medioambientales de la agricultura y ganadería españolas

Imagen del Congreso de los Diputados. / MAPA

Valencia Fruits. Redacción.

La invasión de Rusia a Ucrania deja innumerables daños colaterales en todos los sectores económicos y sociales mundiales. El sector agroalimentario no se queda atrás, y ahora ve peligrar el suministro. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que “las necesidades alimentarias de nuestro país están cubiertas” en el actual escenario internacional. El ministro sí ha expuesto la preocupación por el suministro de  algunas materias primas, particularmente los cereales utilizados para la fabricación de piensos de alimentación animal como el maíz.

La situación de guerra en Ucrania y sus efectos sobre el sector agroalimentario ha sido el tema principal de la comparecencia del ministro ante la comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados, inicialmente prevista para informar sobre las perspectivas del sector agroalimentario en 2022. La comparecencia ha abordado también otros asuntos como la aplicación de la nueva ley de la cadena alimentaria, el Plan Estratégico Nacional para la Política Agraria Común (PAC), los planes de recuperación con fondos europeos específicos para el sector agroalimentario, la modernización de regadíos, los seguros agrarios y la situación del sector pesquero.

Preocupación por los cereales

El ministro ha explicado que en el ámbito agrario, la situación en Ucrania tiene consecuencias especialmente en el suministro de maíz destinado a la elaboración de piensos para la alimentación animal, producto del que España importó en el último año de Ucrania 2,7 millones de toneladas, el 22% del que se consume, principalmente para fabricar piensos.

Planas ha reiterado la petición realizada a la Comisión Europea para que flexibilice los criterios de importación, lo que permitiría buscar nuevos mercados en la Unión Europea y en terceros países. También ha abogado por modificar las normas de la Política Agraria Común (PAC) para que puedan ponerse en uso superficies que actualmente están en barbecho

El ministro ha considerado que la disminución de importaciones de aceite de girasol, del que Ucrania es primer suministrador de España con medio millón de toneladas anuales, puede ser sustituida por otras grasas vegetales, especialmente aceite de oliva, del que España es el primer productor mundial. El tercer segmento más afectado es el de los fertilizantes, condicionado sobre todo por el incremento del precio del gas, por ser la principal materia prima para la fabricación de fertilizantes nitrogenados.

Más allá del ámbito europeo, el ministro ha llamado la atención sobre las consecuencias que la guerra en Ucrania puede tener para países que tienen una gran dependencia del trigo ruso y ucraniano para la alimentación de la población. El ministro ha antepuesto a todas las consideraciones la dimensión solidaria. “Lo primero es asegurar que no falte comida en Ucrania”, ha afirmado.