Luz verde a la norma que prohibirá la publicidad ecológica engañosa en productos

NADORCOTT 2024
GIRO 2024
FERTIBERIA IMPULSE
KANZI VOG
HISPATEC
Congreso subtropicales
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Las nuevas normas también regularán el uso de etiquetas de sostenibilidad, dada la confusión provocada por su proliferación

la UE requerirá que la información sobre la garantía sea más visible y creará una nueva etiqueta armonizada para dar más visibilidad a los productos con un período de garantía ampliado. / Archivo

Efeagro.

El Parlamento Europeo (PE) dio este miércoles 17 de enero luz verde a una directiva que pretende mejorar el etiquetado de los productos prohibiendo el uso de alegaciones medioambientales engañosa para proteger a los consumidores europeos y ayudarles a “elegir mejor” en sus compras.

La directiva, adoptada por la Eurocámara por amplia mayoría -593 votos a favor, 21 en contra y 14 abstenciones- busca que el etiquetado de los productos sea “más claro y fiable” vetando el uso de alegaciones genéricas como “respetuoso con el medioambiente”, “eco”, “biodegradable” o “climáticamente neutro” sin prueba alguna.

Las nuevas normas también regularán el uso de etiquetas de sostenibilidad, dada la confusión provocada por su proliferación, y la Unión Europea (UE) solo permitirá aquellas que estén basadas en sistemas de certificación oficiales o que sean establecidas por las autoridades públicas.

Además, prohibirá las alegaciones de que un producto tiene un impacto neutro, reducido o positivo en el medioambiente gracias a los sistemas de compensación de emisiones.

“Los consumidores podrán elegir productos más duraderos, reparables y sostenibles gracias a etiquetas y publicidad fiables; y las empresas no podrán engañar a la gente diciendo que algo es sostenible sin explicar cómo”

“Los consumidores podrán elegir productos más duraderos, reparables y sostenibles gracias a etiquetas y publicidad fiables; y las empresas no podrán engañar a la gente diciendo que algo es sostenible sin explicar cómo”, declaró la vicepresidenta del Parlamento Europeo, la socialista Biljana Borzan.

Por otro lado, la directiva añadirá a la lista de prácticas comerciales prohibidas de la Unión Europea (UE) una serie de hábitos comerciales “problemáticos” relacionados con la obsolescencia temprana de los productos.

Así, no se podrán incluir argumentos “infundados” sobre la durabilidad de los productos -por ejemplo, decir que una lavadora durará 5.000 ciclos de lavado si no es cierto-, ni se podrán presentar como reparables cuando no lo son.

Por ello, la UE requerirá que la información sobre la garantía sea más visible y creará una nueva etiqueta armonizada para dar más visibilidad a los productos con un período de garantía ampliado.

“Nos alejaremos de la cultura de usar y tirar, haremos que el ‘marketing’ sea más transparente y lucharemos contra la obsolescencia prematura”, remarcó Borzan.

Ahora, la directiva tiene que recibir la aprobación final del Consejo, tras lo cual se publicará en el diario oficial de la UE y los Estados miembros dispondrán de dos años para incorporarla a sus ordenamientos jurídicos.