Mari Carmen Morales (Anecoop): “La sostenibilidad es un camino que hay que transitar de una forma honesta y realista”

GIRO 2024
FERTIBERIA IMPULSE
KANZI VOG
HISPATEC
Congreso subtropicales
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Entrevista a la directora de Calidad y Sostenibilidad del Grupo Anecoop, Mari Carmen Morales

Nerea Rodriguez. Redacción.

Desde el departamento de Calidad y Sostenibilidad del Grupo Anecoop, su directora Mari Carmen Morales explica qué entiende el grupo cooperativo como ‘producción sostenible’ y cuál es la línea de actuación en esta dirección. Desde el protocolo naturane, puesto en marcha en 1995, al Observatorio de Sostenibilidad, presentado este pasado mes de octubre, la fórmula de Anecoop es clara: “obtener el máximo beneficio socio-económico para nuestros socios, con el menor impacto ambiental posible”.

Valencia Fruits. ¿Qué entiende Anecoop como sostenibilidad en el área del sector primario y cooperativo? 

Mari Carmen Morales. Como empresa de economía social que somos, el concepto de sostenibilidad está integrado en nuestro modelo de gestión desde el inicio de nuestra actividad. 

Entendemos la sostenibilidad como una fórmula ‘matemática’, con la cual obtener el máximo beneficio socio-económico con el menor impacto ambiental posible.

VF. ¿Cómo aplica Anecoop este principio de sostenibilidad entre sus asociados?

MCM. El primer objetivo de Anecoop es lograr una agricultura rentable para nuestros socios, pero al mismo tiempo que sea respetuosa con el medio ambiente, porque pretendemos garantizar el futuro de nuestros agricultores. 

Nuestros socios, empresas cooperativas en una gran mayoría, son muy importantes en su entorno, son el motor de desarrollo al crear empleo de calidad y favorecer la viabilidad de la economía local, evitando el desarraigo y fijando la población al medio rural.  

Anecoop utiliza la integración como factor competitivo. Cuanto más grandes seamos y más unidos estemos, mejores resultados obtendremos. Está demostrado que las estructuras cooperativas ayudan a los agricultores a obtener una mayor cuota de valor añadido en la cadena alimentaria. 

“Anecoop impulsa cambios organizativos y técnicos para mejorar su actuación en el desarrollo de la actividad agrícola”

Así mismo, Anecoop impulsa cambios organizativos y técnicos para mejorar su actuación en el desarrollo de la actividad agrícola. Muestra de ello es la evolución de la propia reglamentación de producción del grupo, naturane, puesta en marcha en 1995. 

El fin de este protocolo, entre otros, era ordenar la actuación de nuestros socios en cuanto a tratamientos fitosanitarios ante la falta de un criterio unificado en Europa. Ya en aquel entonces se incluyeron conceptos básicos para la gestión de plagas utilizando buenas prácticas agrícolas. Con lo cual, Anecoop ya empezó en la década de los 90’ a tener un impacto medioambiental al guiar a los agricultores para utilizar menos productos fitosanitarios. 

En 2001, introdujimos toda la reglamentación de producción integrada y seguridad alimentaria. De hecho, fuimos la primera norma privada de ámbito mundial en obtener la homologación con Eurep GAP (ahora Global GAP).

En 2018, naturane evolucionó con la introducción de restricciones más severas en fitosanitarios para conseguir producciones de ‘residuo cero’. 

Y en la actualidad, seguimos en esta transición, más potente si cabe, hacia sistemas alimentarios más sostenibles. Esto significa que tenemos que conseguir producir alimentos, no sólo nosotros sino todo el conjunto del sector agrario, para alimentar a la población mundial utilizando criterios de sostenibilidad ambiental y ética laboral que asegure además la renta a los agricultores.

Por otro lado, es muy importante nuestra actuación desde el departamento de Producción e Innovación, de cara a los técnicos de nuestras cooperativas como ‘puntal’ para nuestra política de desarrollo sostenible. Este departamento es clave en el desarrollo de proyectos de I+D que contribuyen a la modernización y mejora de la competitividad de nuestros agricultores. A través de la investigación, la innovación y la transferencia tecnológica tenemos que aumentar la rentabilidad de los cultivos, introduciendo nuevas variedades o nuevos cultivos que se adapten a la demanda del mercado o al cambio climático. 

“La sostenibilidad es responsabilidad de todos y la tenemos que pagar entre todos”

VF. ¿Cuál diría que es el compromiso con la sostenibilidad del conjunto de socios?

MCM. La sostenibilidad es responsabilidad de todos y la tenemos que pagar entre todos. No tiene que recaer todo sobre el agricultor que, emocionalmente, ya está muy cansando porque cada vez hay más dificultades técnicas y normativas, y con menos margen. Necesitamos mejorar la adaptación del agricultor a esta situación. ¿Cómo lo hacemos? Con formación, capacitación, desarrollando esos proyectos mencionados anteriormente y transfiriendo esos conocimientos… En definitiva, generando herramientas que le ayuden en esta transición.

Dicho esto, el compromiso de nuestros socios es alto. No es algo fácil de conseguir, pero llevamos muchos años luchando por mejorar nuestra actuación en el desarrollo de la actividad agrícola. 

VF. ¿Es una filosofía o una imposición?

MCM. Obviamente es una filosofía y también tiene una parte de imposición, pero para Anecoop es un camino. 

Si los objetivos son claros y se sabe el destino, hay que transitar ese camino de una forma honesta y especialmente realista. Esto nos va a permitir detectar qué acciones podemos implantar para abordar los retos que presenta la Agenda 2030, saber qué nos pide la legislación europea y qué nos piden los clientes y, en definitiva, el futuro. 

“La puesta en marcha del Observatorio de sostenibilidad responde a la necesidad de dar con una estrategia de actuaciones veraz y contrastable”

El problema es que no hay una normativa suficientemente aquilatada, unificada y contrastada que marque el camino a seguir. No existe. Es por eso que, desde el Grupo Anecoop, empezamos a desarrollar el proyecto del ‘Observatorio de sostenibilidad’.

VF. Precisamente hablando del Observatorio, ¿cómo avanza este proyecto, que se presentó en Fruit Attraction el pasado mes de octubre?

MCM. Su puesta en marcha responde a la necesidad de dar con una estrategia de actuaciones veraz y contrastable, con un impacto real y que pueda aplicarse total o parcialmente en nuestro territorio.

En estos momentos estamos desarrollando la parte de diagnóstico y decidiendo los indicadores clave, y al mismo tiempo se ha puesto en marcha la formación y capacitación de los técnicos de Anecoop y de nuestros asociados para hacer este trabajo de fondo con los agricultores.

Estamos en los albores del proyecto, no es un trabajo fácil, somos conscientes de que todo resulta muy abstracto, pero estamos convencidos de su funcionalidad, e ilusión no nos falta. 

“Primero hay que saberdónde estamos. Solo así podremos consensuar acciones de mejora”

VF. ¿Cuáles son los siguientes pasos a seguir?

MCM. Seguir con el plan de trabajo establecido en torno al proyecto del Observatorio, que tiene sus hitos marcados en el tiempo; continuar con la formación y capacitación y proseguir con el trabajo en equipo, adaptándonos a la realidad. Primero hay que saber dónde estamos. Solo así podremos consensuar acciones de mejora. 

Acceso a la entrevista en la página 8 del dossier de Producción Sostenible en el ejemplar de Valencia Fruits. 

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits