Miles de trabajadores se manifiestan ante el MAPA en defensa de los asalariados del campo

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Este jueves ha tenido lugar una concentración promovida por los sindicatos CCOO y UGT frente a la sede del Ministerio para reclamar mejores condiciones laborales para los asalariados del campo

Concentración de los sindicatos frente al MAPA este jueves. / CCOO

Efeagro.

El acto ha contado con la participación los secretarios generales de UGT y UGT-FICA, Pepe Álvarez y Mariano Hoya, y los de CCOO y CCOO de Industria, Unai Sordo y Garbiñe Espejo, respectivamente, quien han intervenido en un escenario frente al MAPA.

A la concentración han acudido los delegados de ambas organizaciones sindicales y trabajadores, hasta alcanzar una presencia de unas 5.000 personas, que han llegado a Madrid en 46 autobuses desde diferentes provincias españolas, según fuentes sindicales.

“Estamos un poquito aislados”, ha expresado a Efeagro Pedro, un agricultor asalariado de Ciudad Real, que ha indicado que hay muchas condiciones que tienen que mejorar, desde unos mayores salarios hasta un mayor valor para la producción agraria.

Los sindicatos han contabilizado a unas 5.000 personas en el lugar, mientras que la Delegación del Gobierno ha informado de 2.000

Muchas otras de las personas que han acudido a la concentración lo han hecho en representación de sectores industriales y agropecuarios para apoyar a las más de 700.000 personas asalariadas del sector agrario.

Entre las principales peticiones de los sindicatos se encuentran que el Gobierno impulse un convenio estatal del campo y renueve los provinciales y autonómicos que han vencido, y que se garantice el cobro del salario mínimo interprofesional en el sector agrario.

Fuentes del MAPA han informado de que el Departamento respeta el derecho de manifestación “libre y pacífica” pero que las cuestiones planteadas relativas a legislación laboral y convenio colectivo no son de su competencia.

Los sindicatos solicitan también al MAPA tenga en cuenta a los trabajadores asalariados en el diálogo social que mantiene con las organizaciones agrarias para sofocar las protestas de los últimos meses y del que, de momento, han emanado 43 medidas de apoyo, una de las más destacadas la flexibilización y simplificación de la Política Agraria Común (PAC).

“No traemos tractores. Traemos personas, traemos seres humanos y queremos manifestar que esa simpatía que se ha demostrado en nuestro país y en toda Europa con el sector agrario, con el sector ganadero fundamentalmente también tiene que ser con las personas que hacen posible que los supermercados lleguen los productos agrarios”, ha expresado Álvarez a la prensa, antes de subir al escenario.

Ha incidido en que el ministro de Agricultura “tiene que ser consciente que esto no va sólo de hablar con una parte que los trabajadores” y que se tienen que escuchar las reivindicaciones de todos.

Sordo, por su parte, ha señalado a la prensa que en el sector agrario “el diálogo social no existe en España” y que hay que habilitar algún ámbito de carácter “tripartito” donde el Gobierno, los representantes empresariales y los representantes de los trabajadores se sienten a negociar sobre las condiciones de trabajo del sector.

“El ministro Planas solo ha abierto marcos de diálogo y de negociación con las organizaciones representativas de las asociaciones agrarias, es decir con los que representan a las explotaciones. No digo yo que no tengan intereses legítimos, pero no representan a todo el sector”, ha dicho Sordo.

El representante de CCOO ha abundado que en el sector del campo hay cientos de miles de temporeros y trabajadores que tienen sus propios problemas “que el perdón que el Gobierno no está asumiendo como parte de esta negociación” y este es un sector que se caracteriza por una “precariedad extrema, bajos salarios y condiciones durísimas de trabajo”.

“No es ninguna casualidad que en España los empresarios a veces se quejan de que no encuentran trabajadores para hacer las recolectas o para hacer el trabajo de temporada y a la vez muchos miles de trabajadores y trabajadoras españolas se van a Francia a la cosecha”, ha sentenciado Sordo.

Tanto CCOO de Industria como UGT-FICA defienden que estos trabajadores, en muchos casos, no cobran el salario mínimo y no tienen tierras, ni granjas, ni tractores, pero que “son quienes sostienen un sector estratégico” para España como el agrario

También reclaman que se extiendan las prestaciones asistenciales a todas las personas trabajadoras del sector y que se prorrogue la reducción de las jornadas trabajadas para acceder al subsidio y a la renta agraria en Andalucía y Extremadura.

Además, exigen el refuerzo de la Inspección de Trabajo y de los Servicios Públicos de Empleo; mejoras en salud laboral; unas condiciones laborales dignas para las personas migrantes; la participación sindical en el cumplimiento de la condicionalidad social de la Política Agraria Común (PAC) y actualizar el Plan de Formación Agrario para modernizar el sector y facilitar el relevo generacional.