Miquel Villanueva: “Nuestras herramientas aumentan la eficiencia y sostenibilidad de la agricultura”

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

El director de marketing de Hispatec Agrointeligencia, Miquel Villanueva, repasa las últimas novedades de la informática y la tecnología en el sector agroalimentario

Villanueva explica que las apps informáticas transforman en datos todas las acciones y procesos del campo. / HISPATEC

Alba Campos. Redacción.

Softwares de gestión, aplicaciones informáticas, nuevas tecnologías, inteligencia artificial… la agricultura se reinventa y el director de marketing de Hispatec Agrointeligencia, Miquel Villanueva, explica que las herramientas decisionales que ofrecen, permiten tener bajo control todos los procesos, analizar el impacto de cada acción, el uso de cada recurso, así como aprender de las experiencias de cada agricultor. Además, añade que, aunque la inteligencia artificial es aún incipiente en la agricultura, en el sector hortofrutícola esta tecnología va a permitir sistematizar el uso de cantidades ingentes de datos para ayudar en la toma de decisiones muy complejas en tiempo real.

Valencia Fruits. En una realidad tan cambiante donde la tecnología progresa a pasos agigantados, el sector agroalimentario se ve en la necesidad de reinventarse, ¿en qué medida Hispatec le ayuda en este ámbito?

Miquel Villanueva. Nuestras herramientas están diseñadas específicamente para aumentar la eficiencia y la sostenibilidad de la agricultura de alto valor, de la semilla al mercado. Las demandas de los consumidores están claras: desean productos de alta calidad, producidos de una manera sostenible, respetando la trazabilidad y con precios contenidos. Si a esto le sumamos que el 80% de las compras de alimentación se realizan en grandes superficies y que la sociedad exige la reducción de la pérdida alimentaria, tenemos las necesidades muy definidas.

El software de gestión, las aplicaciones y las herramientas decisionales que Hispatec Agrointeligencia ofrece a los productores, transformadores y comercializadores de todo el mundo, así como a la industria auxiliar, permite tener bajo control todos los procesos, analizar el impacto de cada acción y el uso de cada recurso y, de manera importante, aprender de las experiencias de cada agricultor o finca. Cuando todos los procesos están medidos y controlados, puedes realizar cambios que optimicen los resultados, sabiendo con exactitud el impacto que el cambio ha tenido.

VF. Actualmente la inteligencia artificial está en boca de todos, ¿cuál es el papel que juega en el sector hortofrutícola?

MV. El papel de la inteligencia artificial es aún incipiente en la agricultura, como en otros sectores. En el sector hortofrutícola, la IA va a permitir sistematizar el uso de cantidades ingentes de datos para tomar decisiones muy complejas en tiempo real. Nuestro sector, además de todas las cuestiones industriales, tiene que tener en cuenta factores biológicos, agronómicos y meteorológicos. Integrar todo ese conocimiento para la toma de decisiones es el principal efecto de la IA en los próximos años.

Lo resumo con tres ejemplos. El primero es DROPIA, la plataforma de riego inteligente que hemos desarrollado junto con PRIMA-RAM, en la que el supervisor de cada finca recibe en su móvil recomendaciones de fertirriego específicas para cada momento del cultivo que puede aceptar o modificar y enviarlas al cabezal tras utilizar sensores de suelo y clima y datos meteorológicos. El segundo ejemplo sería la IA para la creación de insumos de biocontrol y bioestimulación de una manera sistemática, reduciendo los plazos de investigación, que están utilizando algunas empresas españolas. El tercero es el reconocimiento visual del estado de maduración de los frutos para su recolección automatizada mediante robots, tanto en invernadero como al aire libre.

VF. ¿En qué medida las aplicaciones informáticas han agilizado los procesos agrícolas? ¿Cuáles ofrece Hispatec?

MV. En el mundo hortofrutícola la agilidad es clave. El plazo de tiempo desde la recolección hasta el consumo es reducido y la falta de eficiencia redunda en pérdidas alimentarias, reclamaciones y costes evitables. Las aplicaciones informáticas transforman en datos todas las acciones, procesos y usos de recursos que se llevan a cabo en el campo, en la central hortofrutícola y en su transporte hasta el destino. De este modo, sabemos cuánto cuesta cada kilo de cada parcela, de cada cultivo, y año de plantación, por ejemplo, o cuánto cuesta cada envase confeccionado en cada línea de producción.

Conocer esta información en tiempo real, coordinarse con los productores proveedores, dar visibilidad a cada cliente sobre cómo está su pedido son factores de agilidad que tienen un alto impacto.

Por otro lado, es importante recalcar que sólo con soluciones completamente integradas es como se consiguen resultados diferenciadores con la transformación digital. De nada sirve contar con varias herramientas que no están conectadas entre sí y que no permiten a los directivos de la organización disponer de paneles de control y análisis que incorporen todos los datos que generan.

Recientemente hemos realizado un estudio del impacto de nuestras aplicaciones en nuestros clientes. Los resultados han sido muy clarificadores: tres años después de la implantación de nuestro software agrícola, las empresas han visto crecer su EBITDA (beneficio antes de impuestos y amortizaciones) en un 74,8% de media, más del doble de lo que crece su facturación. Esto demuestra el impacto en la eficiencia y agilidad de los procesos. Nuestros clientes consiguen hacer más con mucho menos.

VF. ¿En qué soluciones novedosas está trabajado Hispatec?

MV. En los últimos años hemos lanzado al mercado tres propuestas innovadoras y que van a suponer una evolución importante. Efemis es nuestra plataforma de gestión precosecha, preparada para gestionar explotaciones en múltiples localizaciones y con o sin esquema de productores asociados. Agrosales, que es una herramienta para la gestión técnico-comercial de la industria auxiliar. Y, finalmente, la mencionada DROPIA, para el fertirriego inteligente.

Además de ello, Hispatec Agrointeligencia destina anualmente un importe muy relevante a proyectos de innovación, como eTIC4Food, AgrarIA o AR-entomozoom de los cuales surgirán nuevos productos testados con empresas líderes del sector.

VF. ¿Cuáles son los retos que se marca Hispatec de cara al futuro?

MV. A nivel global, nuestros retos están relacionados con la normalización por parte del sector del uso de datos de múltiples fuentes (administrativas, sectoriales, datos propios, satélites, etc.). Como compañía, estamos muy enfocados en nuestras filiales en Latinoamérica. Muchos productores latinoamericanos complementan las producciones europeas y se fijan mucho en los estándares utilizados aquí, así como las directivas y programas de la UE. Europa es un líder mundial en materia de sostenibilidad, trazabilidad y seguridad alimentaria y ese conocimiento es muy útil para los países latinoamericanos.

Acceso íntegro al ejemplar de Valencia Fruits

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits.