Nacho Juárez, Anecoop: “Una producción sostenida supone una comercialización más ordenada” 

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Entrevista al responsable de Cítricos del Grupo Anecoop, Nacho Juárez

Nacho Juárez señala que la estructura de la producción citrícola española ha cambiado en estos últimos 15 años. / ARCHIVO

Nerea Rodriguez. Redacción.

Los cambios que se han dado en la producción citrícola nacional en estos últimos quince años, lo que ha supuesto la nueva estructura de mercado de los cítricos, en qué fase se encuentra la citricultura española y los efectos que esto puede tener a medio plazo frente a una competencia con ambiciosos planes de crecimiento en un mercado globalizado, son temas que hemos querido tratar con Nacho Juárez, responsable de Cítricos del Grupo Anecoop y uno de los mayores expertos en esta materia. 

Valencia Fruits. ¿Cómo ha cambiado la producción citrícola española en últimos años?

Nacho Juárez. La producción citrícola nacional es, a día de hoy, más sostenida en el tiempo y responde al enlace completo de campaña entre hemisferios sur-norte. Dejando a un lado el grupo satsumas, considerado más un complemento que un producto de estructura para cubrir el mes de septiembre, es en octubre cuando España comienza realmente su campaña con las primeras clementinas y Navelinas, coincidiendo en el mercado con las producciones tardías de Sudáfrica. En este periodo, no todos los países de destino siguen el mismo patrón. Por ejemplo, Francia, Italia o España continúan cambiando a clementina en cuanto pueden, es decir que hay consumo de extratempranas como Clemenrubí, Oronules… Son variedades a las que les falta tamaño y su volumen es limitado, pero tienen su demanda en la zona del Mediterráneo. En el centro y norte de Europa, en cambio, el enlace se hace directamente de la Nadorcott de ultramar a la tradicional Clemenules o alguna variedad más temprana, pero de la familia de la Clemenules, como puede ser la Orogrande.

“La producción citrícola nacional es, a día de hoy, más sostenida en el tiempo y responde al enlace completo de campaña entre hemisferios sur-norte”

En resumen, en estos años se ha producido una reorganización de los mercados y la demanda estructural de clementina extratemprana se ha situado en unos niveles determinados al tener que competir con la Nadorcott de Sudáfrica.

VF. ¿Qué podemos decir de la evolución del grupo satsumas? ¿Por qué se considera un complemento?

NJ. La producción de satsumas, actualmente, está muy localizada en ciertas zonas de la Comunidad Valenciana, sobre todo si hablamos de variedades extratempranas. Son producciones tempranas localizadas que comercialmente tienen dos mercados importantes —el sueco y el finlandés—, y algunas ventas por palets en países de centro y norte de Europa, y poco más. En cuanto a la satsuma de campaña, aún permanece significativa para el Reino Unido.

La satsuma en general se porta más como un complemento de la categoría que como referencia central. Su aforo total en España está en torno a las 100.000 toneladas, de las cuales el 50% son tempranas, localizadas en la Comunidad Valenciana, y que concentran sus ventas en septiembre y octubre, en mercados muy concretos y con un volumen muy terminado, y la satsuma de estación tiene un significativo mercado de industria que le cubre un gran porcentaje de sus ventas. 

VF. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener una producción citrícola sostenida?

NJ. Una producción sostenida supone una comercialización más ordenada porque los volúmenes a negociar con los clientes son más estables a lo largo de la campaña. Esto te permite realizar optimizaciones logísticas y de trabajo, lo cual es muy bueno. Y también ayuda a optimizar los almacenes en el proceso de empaquetado, planificar los turnos, facilita inversiones en el almacén… 

En contrapartida, a los productores locales les resulta muy complicado satisfacer estos calendarios tan amplios de campaña con producto local. Tal como está estructurado el mercado hoy en día, para ellos es necesario constituirse como verdaderos productores nacionales que participan de todo el rango de variedades y su calendario. 

Esta estructura del mercado citrícola dificulta a los pequeños productores independientes locales adaptarse a esta nueva dinámica. 

Precisamente esta dinámica es una de las razones por la que ha progresado tanto la concentración de la oferta en cítricos en los últimos años.

“El mercado actual te obliga a cubrir, al menos, una parte significativa de una categoría para responder a los clientes o necesitas tener un calendario suficiente dentro de ese segmento de clientes”

VF. Es decir que el citricultor que quiera sobrevivir está abocado a formar parte de un grupo sea privado o cooperativa, ¿no?

NJ. Estas demandas sostenidas a lo largo de la campaña, si quieres mantener clientes, te obligan a estar presente en la primera parte, en la media y en la parte final de la temporada. La estructura de la producción citrícola española ha cambiado. Simplemente hay que observar los volúmenes de las mandarinas tardías de hace quince años y los actuales. El mercado actual te obliga a cubrir, al menos, una parte significativa de una categoría para responder a los clientes o necesitas tener un calendario suficiente dentro de ese segmento de clientes… Y esto no es tan fácil para el productor local tradicional, sea privado, cooperativa o de otra clase. 

Por eso se ha producido una cierta concentración del sector, acelerada con la llegada de los fondos de inversión. 

“Andalucía, la zona de expansión citrícola española, está teniendo serios problemas de disponibilidad de riegos en algunas áreas productivas importantes”

VF. Tres millones de toneladas de exportación citrícola es una cifra que, en los últimos años por diversos temas, no se ha podido alcanzar. ¿España puede recuperar esa cifra con la situación productiva actual y con la que se prevé a corto-medio plazo?

NJ. En estos momentos Andalucía, la zona de expansión citrícola española, está teniendo serios problemas de disponibilidad de riegos en algunas áreas productivas importantes.

Para cumplir ese objetivo habría que superar dos factores determinantes. El primero, una serie de años con dificultades climáticas que se están convirtiendo en crónicas debido al cambio climático. Y el segundo, nuestras limitadas posibilidades de expansión de producción en superficie. 

Por lo tanto, las perspectivas de cara a un crecimiento inmediato significativo de la producción española no son muy optimistas. Por ello, hoy por hoy veo complicado acercarnos a los cuatro millones de toneladas netas de comercio exterior de cítricos que hace unos años parecía factible alcanzar. 

VF. Si en estas dos campañas, marcadas por una producción por debajo del potencial total de España, el precio en campo ha sido bueno y el producto se ha podido defender bien en los mercados, ¿no sería mejor mantener esta oferta sostenida? ¿Es mejor llegar a la cifra de 4 millones de toneladas comercializadas o defender mejor el producto estando por debajo de los 3 millones?

NJ. Quedándonos como estamos, acabaremos perdiendo mercados. En estos momentos, Egipto ya lidera las ventas en la segunda parte de campaña de naranjas; Marruecos tiene un plan de expansión productivo con nuevos regadíos muy ambicioso que, si bien este año presenta una reducción de cosecha debido a la sequía, a medio plazo supondrá un mejor acceso a mercados exteriores; y Turquía sigue creciendo en producción citrícola a pesar de que en alguno de sus productos ha tenido sus más y sus menos en cuanto a rentabilidad.

Es decir que nuestra competencia directa va a seguir creciendo en producción, por lo que España no debería quedarse atrás. 

“Pensar que producciones ajustadas pueden satisfacer de manera suficiente la demanda de Europa, que es nuestro gran cliente, es un error”

Pensar que producciones ajustadas pueden satisfacer de manera suficiente la demanda de Europa, que es nuestro gran cliente, es un error. La Unión Europea es un mercado abierto y va a seguir comprando cítricos a nuestra competencia. 

Por lo tanto, estabilizar nuestra producción es una opción que a primera vista parece razonable de cara a mantener el margen de “beneficio” sobre el producto, pero pone en riesgo esa misma rentabilidad por la entrada de competencia a medio plazo. Al tiempo que también sería un error volver a vender fruta empaquetada casi a cero-valor árbol. No podemos ni debemos volver a esos tiempos. 

VF. Hablando de la cosecha de este año y de las mermas en naranjas y mandarinas, ¿estas están concentradas en algún periodo específico o repartidas por todo el calendario?

NJ. En naranja temprana, las mermas afectan a todo el grupo Navelina donde hay una bajada importante. En el grupo de naranja tardía Navel también se espera una merma sustancial. En la Comunidad Valenciana hay una recuperación en Navels tardías respecto al año pasado, pero a nivel general español no compensa la gran merma en Andalucía. 

Por el contrario, hay una moderada recuperación en el grupo Valencias, pero viniendo de un año desastroso. Así pues, no es año de cosecha abundante en naranja dulce y las mermas están repartidas en las diferentes etapas.

En mandarina tenemos una bajada del grupo Clemenules, más fuerte de lo que inicialmente se preveía debido a algunos accidentes en Castellón. En mandarina tardía, se espera un ligero aumento en la Comunidad Valenciana, pero a nivel global serán cifras similares al año pasado.

VF. En el plano comercial, ¿cuál es la estrategia en una campaña ajustada de volumen? ¿Priorizo mi cliente tradicional? ¿Consolido mercados recientes? ¿Aparco nuevas oportunidades?

NJ. Con estas producciones agregadas cortas, a quien hay que servir en primer lugar es a los clientes presentes durante toda la campaña, que básicamente es la distribución europea, porque son los clientes que te rentabilizan todo el núcleo central de ventas. 

Luego, hay países y mercados que unos años son más significativos que otros, como los del ultramar, oriente medio, Canadá… a los que se les servirá con la continuidad que razonablemente se pueda, teniendo en cuenta que son mercados interesantes, y que también compran a nuestros competidores directos.

Acceso a la entrevista en las páginas 44-45 del dossier Extra de Cítricos de Valencia Fruits.

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits.