El Parlamento Europeo aprueba el Reglamento sobre envases sin restricciones para las frutas y hortalizas

NADORCOTT 2024
GIRO 2024
FERTIBERIA IMPULSE
KANZI VOG
HISPATEC
Congreso subtropicales
HERNANDORENA fiabilidad varietal

El nuevo reglamento permite ls envases de un solo uso para los productos frescos, incluso por debajo de 1,5 kilos

Los agricultores y las cooperativas agrarias europeas han acogido con gran satisfacción este resultado. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

El 22 de noviembre, el Parlamento Europeo votó el nuevo reglamento comunitario sobre envases, aprobando un texto más suave que la propuesta inicial de la comisión y otorgando así una clara victoria al sector de frutas y hortalizas.

Antes de la votación, se realizaron ajustes en los objetivos de reutilización y la prohibición de envases de un solo uso, permitiendo el envasado de frutas y hortalizas, incluso por debajo de 1,5 kilos, lo que incluye productos frescos. Este cambio reconoce la función esencial de los envases para garantizar la seguridad alimentaria y prevenir el desperdicio, no obstante, tanto el grupo de Los Verdes como los ecologistas han lamentado que el texto está “descafeinado” respecto a la propuesta de la Comisión, que era “mucho más ambiciosa”, y subrayan que, tras las 341 enmiendas adoptadas en la comisión, han llegado a pleno otras 184, número inusualmente alto para una sesión plenaria.

En la sesión plenaria, el Parlamento expresó su posición negociadora respecto a la legislación, respaldando el Reglamento Europeo de Envases (Ppwr) con una amplia mayoría. La votación resultó en 426 votos a favor, 125 en contra y 74 abstenciones, aprobándose un texto más flexible en comparación con la propuesta inicial de la comisión. El Consejo de la UE concluirá la propuesta de negociación del Parlamento el 18 de diciembre, abriendo paso a un diálogo a tres bandas, programado probablemente para enero.

El futuro reglamento que ha apoyado el Europarlamento —y que aún debe negociarse en trílogo con la Comisión y el Consejo para ser aprobado— obligaría a los Estados miembro a reducir sus residuos de envases y embalajes en un 5% para 2030, un 10% para 2035 y un 15% para 2040, objetivos que para el plástico se elevan al 10, 15 y 20%, respectivamente.

El Consejo de la UE concluirá la propuesta de negociación del Parlamento el 18 de diciembre, abriendo paso a un diálogo a tres bandas, programado probablemente para enero

La normativa que ha validado la Eurocámara fijaría por primera vez metas vinculantes de reducción de envases y empaquetado, incrementaría los objetivos de reciclaje y prohibiría el uso de sustancias como los PFAS y el Bisfenol A (ya prohibido en España), que se añaden a los envases pensados para la alimentación.

Éxito para el sector hortofrutícola

Para el sector de las frutas y hortalizas es un rotúndo éxito. Dado que desde COPA-COGECA han expresado constantemente su preocupación por esta disposición, que inevitablemente aumentaría el desperdicio de alimentos, los agricultores y las cooperativas agrarias europeas han acogido con gran satisfacción este resultado.

De igual modo la Asamblea de Regiones Hortofrutícolas Europea (AREFLH), también se congratula, pues esta decisión llega tras meses de trabajo para concienciar a las instituciones europeas de lo que este proyecto legislativo supondría para el sector de las frutas y hortalizas si no se abordaran adecuadamente determinadas cuestiones críticas.

La Presidenta Simona Caselli y el Vicepresidente Jean-Louis Moulon están encantados, “se trata de una gran victoria y estamos realmente satisfechos con esta votación. Ahora contamos con un reglamento europeo claro y no vinculante que permitirá lograr resultados concretos y significativos en términos de reducción de envases y residuos de envases, sin efectos secundarios indeseables sobre el desperdicio de alimentos y la seguridad de los productos. Nuestros exportadores podrán trabajar con normas claras, lo cual es muy importante. Es evidente que el sector de las frutas y hortalizas mantiene su compromiso de reducir los envases e innovar con materiales que reduzcan el impacto y mejoren la sostenibilidad”.

Una presión “abrumadora”

Los eurodiputados señalan que ha habido una presión especialmente “intensa” en torno a esta legislación, según confió a un grupo de periodistas el socialista Mohammed Chahim, que afirmó estar abierto para hablar con la industria pero rechazó lo que juzga una forma muy intrusiva de ‘lobby’.

“Nos hemos reunido con otros grupos para encontrar un equilibrio, pero en general ha habido una cantidad desproporcionada de grupos de presión”, ha aseverado la irlandesa Grace O’Sullivan, del grupo de Los Verdes. , y destaca sobre todo el ‘lobby’ de la industria del cartón y el papel.