El pedrisco afecta a 3.000 hectáreas de cultivo y deja unas pérdidas iniciales de 2 millones

Fruit Attraction participar
DAYMSA NATURFRUIT
Bioibérica CT
Fedemco 2021 01

La inesperada tormenta de pedrisco del pasado martes ha golpeado con distinta intensidad a unas 3.000 hectáreas de cultivo en las provincias de Valencia y Castellón

La zona más afectada es el Camp de Túria y la Serranía, aunque también hay daños en La Safor, Ribera Baixa, Utiel-Requena y Alto Palancia. / LA UNIÓ

Valencia Fruits. Redacción.

en una primera valoración de urgencia, La Unió de Llauradors ha señalado que las tormentas del pasado martes han afectado con distinta intensidad a unas 3.000 hectáreas de cultivo en las provincias de Valencia y Castellón, con unas pérdidas iniciales que podrían rondar los 2 millones de euros.

Estas tormentas llegaron de forma inesperada, ya que AEMET no preveía ningún tipo de precipitaciones y no se había declarado alerta amarilla. El frente se desplazó de oeste a este por la parte central de la Comunitat Valenciana y estuvo acompañado por pedrisco y mucha agua y rayos.

Los cultivos más afectados por este nuevo episodio de tormentas son las hortalizas (cebolla, calabaza, melón, pimiento, tomate, berenjena, etc.,), cítricos, almendros, olivar, viña y caqui.

Zonas más afectadas

El radio de acción de las tormentas se localizó en cuatro zonas diferentes de la Comunitat Valenciana. La más afectada es el Camp de Túria-La Serranía y las localidades donde se observan mayores daños serían Llíria y en menor intensidad Casinos y Pedralba. Estarían aquí afectadas unas 1.000 hectáreas, de las que en 800 el pedrisco iba muy mezclado con agua y la incidencia oscila entre el 5 y el 10%.

Sin embargo, en las restantes 200 ha, el pedrisco era de gran tamaño y seco y los daños según cultivos y parcelas podrían ascender al 100%, sobre todo en cebollas. Los cultivos más perjudicados son los cítricos, almendros, olivos y caqui y hortalizas, fundamentalmente cebollas y calabazas y en menor intensidad, sandía, pimientos y tomates. El gran tamaño del pedrisco al inicio de la tormenta (inicialmente como un garbanzo y posteriormente como una almendra), cubrió el suelo de hojas y han provocado lesiones en madera que tendrá repercusiones, como mínimo, el año que viene.

La zona comprendida entre La Safor y la Ribera Baixa sería la segunda con mayor afección, con unas 1.200 Ha afectadas (muchas de ellas zonas de playa). Los daños, sin embargo, al ir acompañado el pedrisco con bastante agua, serán de poca importancia, aunque no obstante en aquellas parcelas más expuestas los daños sí tendrán cierta importancia. Los términos municipales más afectados son Xeraco, Tavernes de Valldigna y Cullera y los cultivos parcialmente afectados serían en leñosos: naranjos y caquis y en hortícolas: calabazas, melones, tomates, pimientos y berenjenas.

La comarca de Utiel-Requena no se ha librado tampoco de los efectos de la tormenta, fundamentalmente Requena y sus aldeas con unas 200 Ha. Los daños serán de poca importancia y los cultivos más afectados son la viña, almendros y olivos.

La zona del Alto Palancia castellonense también resultó damnificada. La tormenta afectó a unas 500 Ha y afortunadamente el pedrisco iba mezclado con mucha agua. La mayor intensidad se situó en zona de montaña y por tanto los cultivos de cereales, almendros y olivos, se vieron poco afectados, aunque se está acabando de visitar la comarca para ver los daños.

Medidas urgentes

La Unió solicitará medidas urgentes para las personas afectadas como por ejemplo la concesión de ayudas, reparto gratuito de producto fungicida para cicatrizar los daños, peritación urgente de los daños cubiertos por el seguro, la reducción del módulo del IRPF, la condonación del IBI de las parcelas cultivadas y construcciones presentes en ellas, la bonificación de las cuotas de la Seguridad Social durante un año, el establecimiento de préstamos con interés subvencionado y también una serie de actuaciones y ayudas para las cooperativas comercializadoras afectadas.