Perú busca en 2022 recuperar el terreno perdido como principal exportador de espárrago

AgroFresh FRESCOS

Estados Unidos, España, los Países Bajos, el Reino Unido y Francia son los principales destinos de las exportaciones peruanas

El espárrago peruano es reconocido a nivel mundial y llega a 80 países alrededor del mundo. / ARCHIVO

Nerea Rodríguez. Redacción.

El espárrago peruano es reconocido a nivel mundial y llega a 80 países alrededor del mundo. Es el cultivo pionero de la agroexportación peruana desde que hace 35 años se empezó a exportar a los Estados Unidos, y poco a poco ha ido abriendo las puertas de los mercados internacionales a la agroindustria de Perú, que se ha constituido como un importante sector económico del país, generando una agricultura moderna y sostenible.

La producción de espárrago se concentra en los valles de La Libertad, ubicados en el norte, y los de Ica en la zona sur. Ambas tienen condiciones naturales privilegiadas que combinadas con tecnología y cualidades empresariales han convertido a Perú en uno de los principales exportadores de espárrago del mundo. Otras regiones como Lima, Áncash o Lambayeque también son zonas productoras de peso en este producto.

La producción de espárrago se concentra en los valles de La Libertad, ubicados en el norte, y los de Ica en la zona sur

El presidente del IPEH, Instituto Peruano del Espárrago y Hortalizas, Juan José Gal’Lino explica que desde que el cultivo del espárrago en Perú se inició a principios de la década de los años 50, “ha contado con un desarrollo importante”, enfrentando eso sí “algunos problemas de tipo climático, medidas no arancelarias que constituyeron trabas al comercio e incidieron en las condiciones de acceso a ciertos mercados, medidas macroeconómicas internas, problemas de organización de los productores y de las instituciones públicas y una reducida inversión de capital y en tecnología, entre otros aspectos”. Pese a ello, el presidente del IPEH explica que la industria esparraguera “creció y tuvo un gran auge hasta aproximadamente el año 2014. Los envíos de espárragos entre 2015 y 2017 se atenuaron en un promedio del 5% en cada año. En el 2018 creció un 14%, pero no fue suficiente. Para entonces la producción de México ingresó con fuerza a Estados Unidos, desplazando nuestras exportaciones”.

Entre los principales motivos de esta situación Gal’Lino destaca “el inadecuado manejo del cultivo, la falta de diversificación y la alta competencia, no solo a nivel internacional, sino a nivel interno, pero con otros productos agrícolas, como la uva, el aguacate, el arándano, que eran mucho más rentables que el espárrago, lo que hizo que muchos agricultores migraran a estos cultivos”.

Exportación en pandemia

Tal y como recoge el portal peruano FreshFruit, 2020 fue un año complicado para las exportaciones de espárrago, debido al impacto negativo que tuvo la pandemia a nivel logístico y productivo. Fue así como, ese año, los envíos de la hortaliza fresca, congelada y procesada cayeron 2% en volumen y 1% en valor.

Por su parte, 2021 fue un año de crecimiento para las exportaciones de espárrago peruano. Al final del año, los envíos de la hortaliza peruana sumaron 139.100 toneladas por un valor de 375 millones de euros, 9% más en volumen y 8% más en valor que el año anterior. Si bien el resultado fue positivo, no alcanzó para recuperar los niveles que se exportaban antes de la pandemia. Es más, los resultados no fueron suficientes para cerrar la brecha entre las exportaciones de espárrago peruano y mexicano. En el año 2020, la diferencia de envíos de espárrago entre ambos países era de 45.890 toneladas; mientras que, en el 2021, la diferencia se amplió a 60.282 toneladas.

La exportación de espárrago en todas sus presentaciones en 2021 fue de 180.525 toneladas por valor de 499 millones de euros. En comparación con el año anterior, los envíos de la hortaliza crecieron un 6% en volumen y el 5% en valor. Durante el pasado año, los principales destinos de las exportaciones peruanas de espárrago fueron Estados Unidos, España, los Países Bajos, el Reino Unido y Francia, que en conjunto tuvieron un 89% de participación.

En cuanto a la temporada de 2022, desde el IPEH, su presidente, Juan José Gal’Lino, señala que “los productores esparragueros peruanos están decididos a recuperar el terreno perdido”. Este año presenta una nueva oportunidad para que Perú recupere su posición de liderazgo y los productores y exportadores están dispuestos a no dejarla pasar. “La posibilidad de que, por fin, se suspenda la fumigación en Estados Unidos y la autoexigencia de contar con un certificado fitosanitario para exportar el espárrago, no solo hará que Perú recobre el nivel de exportación y la reconocida calidad, sino que puede abrir más mercados si es que se soluciona el problema logístico de transporte”.

El reto está planteado y lograrlo dependerá solo del trabajo coordinado y responsable de productores, exportadores y todos los que participan en la cadena productora-exportadora del espárrago peruano.

España

En 2021, según informa el portal FreshFruit, los envíos de espárrago peruano hacia España alcanzaron las 22.620 toneladas. En comparación al año anterior, las exportaciones de la hortaliza se mantuvieron en volumen y crecieron un 2% en valor. Este resultado convierte a España en el segundo mercado de exportación más importante para el espárrago peruano, manteniendo su participación de 13%. Durante el pasado año, el espárrago peruano en España se cotizó en 2,72 €/kilo, un 2% menos que en 2020. Es el segundo país que menos pagó por la hortaliza peruana. Los principales proveedores de espárrago en España fueron Perú, con 72% de participación, seguido de México, con 21%. Y el precio de la hortaliza peruana fue 21% más alto en comparación con el mexicano.