Petición de ayudas para los agricultores de herbáceos afectados por los daños climáticos

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Unió de Pagesos estima que las pérdidas fueron de 222 €/ha en cebada y de 176 €/ha en trigo, por una caída del rendimiento del 50% de media

cambio climático

 El sindicato ha trasladado la propuesta para que Acción Climática articule una ayuda específica para este sector, como ya hizo con la almendra y la fruta dulce. / Archivo

Valencia Fruits. Redacción.

Unió de Pagesos insiste en la necesidad de articular una ayuda directa para los profesionales agrarios de cereales y cultivos herbáceos de la Plana de Lleida y la Cataluña Central, las zonas más castigadas por los daños climáticos del 2022. Los efectos de la sequía se agraviaron con las heladas de principio de abril y las elevadas temperaturas de mayo, que acabaron de asar las espigas.

El sindicato ha trasladado la propuesta para que Acción Climática articule una ayuda específica para este sector, como ya hizo con la almendra y la fruta dulce. El Departamento coincide con el sindicato en que los daños climáticos del 2022 han causado grandes pérdidas económicas a las explotaciones de herbáceos de secano de estas comarcas.

Unió de Pagesos estima que con 10 millones de euros de presupuesto se podría otorgar una ayuda de 100 €/ha de secano al campesinado profesional del sector que ha sufrido pérdidas superiores al 30% por reducción de cosecha por los daños climáticos

Unió de Pagesos estima que con 10 millones de euros de presupuesto se podría otorgar una ayuda de 100 €/ha de secano al campesinado profesional del sector que ha sufrido pérdidas superiores al 30% por reducción de cosecha por los daños climáticos, y se podrían compensar, parcialmente, las graves pérdidas del campesinado más afectado, puesto que el gran aumento de costes ha impedido que los ingresos de la cosecha compensaran las pérdidas. Para el sindicato, hay que asegurar la viabilidad de estas explotaciones hasta llegar a la próxima cosecha. En este sentido, el sindicato agradece el apoyo de los municipios que han aprobado mociones de apoyo a la articulación de una ayuda directa y espera que el resto de municipios, especialmente los más afectados, se vayan sumando.

En forrajes, la ralentización en el crecimiento del cultivo y el agostament posterior va también hizo caer la producción un 50% de media en la Cataluña Central. En cebada, las pérdidas económicas se estiman en 222 €/ha y en trigo, en 176 €/ha por una caída del rendimiento mediana del 50%.

El sindicato advierte que con una mejora del seguro agrario, como propone desde hace años con varias medidas, los profesionales podrían ajustar los rendimientos reales a los rendimientos máximos asegurables, y con precios de indemnización de acuerdo con la realidad del mercado, y no habría que pedir a la Administración el que no compensa el seguro.