El Pimiento del Piquillo de Lodosa celebra su 30 aniversario por todo lo alto

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Esta hortaliza gourmet se ha convertido en una de las conservas cumbre de la industria agroalimentaria, muy presente en la alta cocina y cada día más demandada fuera de nuestras fronteras

 

Pimiento del Piquillo de Lodosa 30 aniversario

Los actos para celebrar los treinta años de existencia han permitido visibilizar al producto así como la importancia del cultivo e industria vinculada a esta hortaliza gourmet en términos económicos y de empleo para las poblaciones que cultivan el “oro rojo”. / PPL

La DOP Pimiento del Piquillo de Lodosa (Navarra) concluyó el pasado 27 de septiembre los actos de su 30 aniversario con un gran evento gastronómico celebrado en el Espacio Montesa de Madrid, presidido por el presidente del Consejo Regulador, Jesús Aguirre.

Esta Denominación de Origen Protegida da por terminados los actos que ha venido desarrollando para celebrar sus treinta años de existencia, que arrancaron en octubre de 2017, y que han permitido visibilizar al producto así como la importancia del cultivo e industria vinculada a esta hortaliza gourmet en términos económicos y de empleo para las poblaciones que cultivan el “oro rojo”.

Por su parte, el chef Sergio Fernández (Canal Cocina) elaboró durante este evento gastronómico varios platos con el pimiento del Piquillo de Lodosa como protagonista a través de un showcooking para los medios de comunicación e invitados.

Hoy en día, en un mundo en el que la cocina está de moda, son muchos los chefs que tienen su propia receta a base de este producto sin igual en un ranking que, junto a Sergio Fernández, conforman profesionales de la talla de Arguiñano, David de Jorge, Juan Mari Arzak o los hermanos Sergio y Javier Torres, entre otros.

El presidente del Consejo Regulador, Jesús Aguirre, destacó el compromiso del sector productor, conservero y comercializador por la excelencia de un producto que atesora altos estándares de calidad y seguridad alimentaria, cada vez más presente en la gastronomía nacional y con una creciente internacionalización.

Asimismo, Aguirre valoró que actualmente se ha retomado el proyecto de “Nuevas formas de elaboración y presentación” para poder ofrecer al consumidor otros formatos como las tiras de pimiento del Piquillo o semi-elaborados o las bandejas y bolsas de pimiento asado y pelado.

“Hemos comenzado la campaña de elaboración del pimiento del Piquillo de Lodosa y, aunque la climatología nos dio un susto este año, con una pedregada al inicio del verano que afectó a parte de la superficie inscrita, con mucho esfuerzo, nuestros productores han conseguido recuperar parte de la producción”, apuntó.

“Esperamos una campaña con un rendimiento un poco inferior a la campaña pasada pero con la que sobrepasaremos el millón de kilos. Un fruto algo más pequeño, pero de un gran sabor”, matizó el presidente de este Consejo Regulador que adhiere a 13 empresas, 82 agricultores y 151 hectáreas este año.

Pimiento del Piquillo de Lodosa 30 aniversario

El Pimiento del Piquillo de Lodosa, que está considerado como el “oro rojo de Navarra”, en los últimos años se ha convertido en una de las conservas cumbre de la industria agroalimentaria. / PPL

El Pimiento del Piquillo se elabora en los términos municipales de Lodosa, Andosilla, Azagra, Cárcar, Lerín, Mendavia, San Adrián y Sartaguda, situados en el suroeste de la Comunidad Foral de Navarra, y la implementación de los mejores sistemas de cultivo, recogida y elaboración permite lograr la excelencia del alimento. En concreto, el pimiento certificado por la DO ampara la conserva de frutos enteros de las categorías Extra y Primera de la variedad “Piquillo” cultivados y elaborados exclusivamente en estos ocho municipios amparados por el Reglamento. La máxima calidad de esta hortaliza está reconocida por la Unión Europea mediante la concesión de la Denominación de Origen y los exigentes requisitos de trazabilidad que conlleva.

Para evitar posibles confusiones en el consumidor, el Consejo Regulador cuenta con un sistema de para identificar los auténticos Piquillos de Lodosa y, de esta forma, una contraetiqueta antifraude con una numeración exclusiva, el logotipo de la DO y a la inclusión de la palabra “Lodosa”‚ son los tres requisitos que hacen posible que los compradores tengan las máximas garantías en el momento de la compra. La gran calidad y su especialísimo sabor distingue al pimiento del Piquillo del resto y goza del reconocimiento. Considerado el “oro rojo de Navarra”, en los últimos años se ha convertido en una de las conservas cumbre de la industria agroalimentaria.