Una plaga obliga a arrancar 120 hectáreas de la DOP Melocotón de Calanda

Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

La plaga del sharka ha obligado a arrancar unas 120 hectáreas de frutales de la Denominación de Origen Melocotón de Calanda

Melocotoneros talados en la zona de Mazaleón, en la provincia de Teruel. / JAVIER ORTEGA

Javier Ortega. Aragón.

La plaga del sharka, un virus que afecta a frutales de hueso, ha obligado a arrancar unas 120 hectáreas de frutales de la Denominación de Origen Melocotón de Calanda.

Se ha localizado principalmente en la localidad turolense de Mazaleón y en la zaragozana de Maella. En ambas poblaciones se estima que hay unas 120 hectáreas afectadas, de las cuales, casi 100 serían fincas de Mazaleón.

Solo en esta localidad se han tenido que arrancar más del 80% de los árboles existentes. Todo ello sin que, a corto plazo, haya una solución.

En el mejor de los casos las fincas ahora perdidas, deberían estar un año más en barbecho para poder replantar otro año después.

Una vez llevada a cabo la plantada de los nuevos pies tienen que transcurrir, como mínimo, tres años hasta que el árbol vuelve a dar frutos. Mientras tanto los agricultores y los socios de la Cooperativa San Isidro se quedarán sin su principal fuente de ingresos. El problema se agrava al tratarse de explotaciones familiares y de reducido tamaño de las que, sin embargo, se han extraído en los últimos años rendimientos de más de 30.000 kilogramos por hectárea.

Según el alcalde de Mazaleón, Rafael Martí, “es una situación dramática y el pueblo está aún en shock. El meloco- tón es nuestro principal sustento y actividad económica, y muchos vecinos lo están perdiendo todo”.

Solo la cooperativa cuenta con más de 100 socios en una localidad de 500 habitantes. En plena campaña de recolección del melocotón, llegan a contratar hasta a 45 trabajadores.

El virus no afecta al melocotón, sino al árbol. Sin embargo, temen que también la comercialización del producto pueda verse afectada.

El arranque de estos árboles, necesario para erradicar el brote, lleva aparejadas indemnizaciones, pero los afectados aseguran que las que plantea el Gobierno de Aragón apenas son suficientes para cubrir los gastos de un año.

Por ello, desde la localidad están trabajando con el Ejecutivo autonómico para encontrar una solución. “Creemos que el Gobierno de Aragón será sensible al grave problema que tenemos”, indicó el alcalde.

El sharka es un virus que afecta a frutales de hueso, especialmente melocotoneros, ciruelos y albaricoqueros. No existen tratamientos fitosanitarios para erradicarlo, por lo que cuando su presencia es importante la única manera de acabar con él es arrancar los árboles afectados.