La previsión de melocotón y nectarina para 2024: buena calidad, poca cantidad

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

Las altas temperaturas y la falta de agua en 2023 determinan para este año una previsión ligeramente a la baja de la producción de melocotón y nectarina en Cataluña para 2024

fruta de hueso

Se prevé una campaña de melocotón y nectarina lligeramente inferior a la de 2023./ VF

Efeagro.

El sector afronta la nueva campaña con optimismo por la buena calidad y calibre óptimo que presenta la fruta, pero la sequía y las altas temperaturas prevén una campaña con poca cantidad.

En rueda de prensa, Manel Simon, el director general de Afrucat, la patronal catalana de la fruta, reconoce que el estrés hídrico que sufrieron los árboles el año pasado ha afectado las primeras estimaciones, que prevén una bajada del 4% de la producción de melocotón y nectarina.

En todo el territorio, se prevé este verano una cosecha de hasta 384.840 toneladas de estas dos frutas en todas sus variedades, siendo Lleida la que acapara la mayor parte de la producción estimada (362.380 toneladas).

El melocotón plano es el que refleja una caída más pronunciada, del 11%, mientras que la nectarina presenta unas previsiones muy similares a las del año pasado.

A pesar del estancamiento de la producción de melocotón y nectarina, determinada en menor escala por la reconversión de la provincia de Girona hacia la manzana, Simon ha enfatizado que hay optimismo en el sector ante la buena calidad de fruta que se prevé para este año, sobre todo en calibre y en índice de azúcares.

Afrucat estima que, a diferencia del año pasado, no se teme un solapamiento de cosechas con zonas productoras como las de Murcia, por lo que prevé una “comercialización ordenada y satisfactoria”.

“De momento estas son solo las primeras previsiones”, ha admitido Simon, “y estará por ver cómo se comporta la fruta durante el calor del verano” y “ver si somos capaces de gobernar las posibles plagas”.

En cualquier caso, Simon ha confirmado el optimismo de los productores ante una “normalidad comercial” y, sobre todo, ante la recuperación del sector después de las dos campañas de heladas (2021 y 2022) que hundieron la producción a la mitad. “Hemos recuperado el potencial productivo”, ha concluido el responsable de Afrucat.

En la misma rueda de prensa convocada en la sede de la patronal en Lleida, el director general de Empresas Agroalimentarias de la Generalitat, Joan Godia, ha recordado que su departamento sigue trabajando en la elaboración de un estudio de costes de producción “para dar la transparencia necesaria sobre la cadena productiva”.

En este sentido, la Generalitat calcula que los costes de producción antes de su distribución a los centros comerciales es de casi un euro por kilo, una cifra que es sensiblemente superior a los 70 céntimos de hace unos cinco años.