Primer mapa nacional de alto detalle de cultivos realizado por Castilla y León

Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

El Ministerio de Agricultura aportará 187.000 euros para ese trabajo, que ya conoce el Instituto Tecnológico

sequía

La ampliación del proyecto supondrá un gran reto tecnológico debido al incremento del volumen de datos a procesar y la diversidad de paisajes agrarios de España. / Archivo

Efeagro.

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León se encargará de la encomienda del Ministerio de desarrollar el primer mapa nacional de alto detalle de cultivos, a partir de imágenes de satélite, para disponer en 2023 de una primera cartografía de ocupación del suelo agrícola.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno del 6 de septiembre, el portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, ha valorado que con ese trabajo se reconoce la capacidad tecnológica y el nivel de eficacia del Instituto Tecnológico Agrario de la Comunidad.

El Ministerio de Agricultura aportará 187.000 euros para ese trabajo, que ya conoce el Instituto Tecnológico ya que desde 2013 elabora el Mapa de Cultivos y Superficies Naturales de Castilla y León.

Este mapa es una cartografía de la cobertura del suelo de toda la Comunidad y se obtiene, principalmente, mediante la aplicación de algoritmos de aprendizaje por computador a una serie temporal de imágenes de satélite del programa espacial Copernicus de la Agencia Espacial Europea y la Comisión Europea usando datos preexistentes de diversas bases de datos agrarias y ambientales.

Este mapa es una cartografía de la cobertura del suelo de toda la Comunidad

Esta tecnología es uno de los principales activos del Itacyl y uno de los valores por los que el Ministerio ha planteado hacerlo a nivel nacional.

El Ministerio firmará un convenio con el Instituto Tecnológico para a través de una encomienda de gestión elaborar la cartografía de coberturas agrarias a nivel nacional de casi 506.000 kilómetros cuadrados (salvo las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla).

La ampliación del proyecto supondrá un gran reto tecnológico debido al incremento del volumen de datos a procesar y la diversidad de paisajes agrarios de España.

Será necesario crear una nueva leyenda de cultivos adaptada a la generalidad del país y buscar bases de datos para entrenar al algoritmo, de acuerdo a la referencia del Consejo de Gobierno.

Este esfuerzo se realizará en colaboración con el Ministerio que proporcionará nuevas fuentes de datos y su experiencia en el contexto nacional.

Los resultados constituirán una nueva fuente de información que complementará las fuentes de datos estadísticas y facilitará la gestión del medio agrario.