Los productores hortícolas afirman que subir el salario mínimo puede lastrar su competitividad

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Afirman que la subida del Salario Mínimo Interprofesional no ha tenido en cuenta sectores como el hortofrutícola donde la mano de obra supone hasta 45% de los costes de producción

Fepex, ha aseverado que la medida puede provocar “una drástica reducción de empleo, desaparición de empresas y una fuerte pérdida de competitividad internacional”. / Archivo

Efeagro.

Los productores y exportadores de frutas, hortalizas, flores y plantas vivas han asegurado que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, impactará negativamente y lastrará su competitividad.

A través de un comunicado, la asociación que agrupa a los productores del sector, Fepex, ha aseverado que la medida puede provocar “una drástica reducción de empleo, desaparición de empresas y una fuerte pérdida de competitividad internacional”.

“La subida del SMI no ha tenido en cuenta la realidad de los sectores más afectados, como el hortofrutícola, en el que la mano de obra supone hasta el 45% de los costes de producción”

“La subida del SMI no ha tenido en cuenta la realidad de los sectores más afectados, como el hortofrutícola, en el que la mano de obra supone hasta el 45% de los costes de producción”, ha expresado Fepex.

La organización ha explicado que los aumentos acumulados desde el año 2017 han supuesto ya una subida de más del 41%, lo que ha provocado un aumento de costes salariales.

A ello suma el incremento del resto de costes de producción y la imposibilidad de trasladarlos a los precios aceptados por la distribución, por lo que, en definitiva, considera que “hace que las empresas se enfrenten a una situación difícil de asumir para mantener su viabilidad económica”.

Ante esta situación, Fepex considera que el sector productor exportador de frutas y hortalizas “va a reducir sensiblemente la actividad productiva (…) provocando una fuerte destrucción de empleo en los cultivos más intensivos en mano de obra”.

La asociación ha asegurado que su posición es favorable a mejorar los salarios de los trabajadores de forma gradual, pero vinculada a una reducción de las cotizaciones por contingencias comunes de la Seguridad Social, y acompasada por una mejora de la productividad.