Protasio Rodríguez: “Innovación, sostenibilidad y transformación digital son los tres ejes de Bayer”

Gregal abril 2021
Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow

Protasio Rodríguez, Director General de Bayer Crop SCience
en Iberia y en la Región Mediterránea, apuesta por invertir en I+D para crear mejores soluciones para el agricultor

Protasio Rodríguez, director desde 2018 de Bayer Crop Science Iberia, cuenta con más de 30 años de experiencia en la industria de semillas y protección de cultivos. / BAYER

Nerea Rodríquez. Redacción.

Bayer hizo una apuesta fuerte por la división ‘Agricultura’ con la adquisición de Monsanto en 2019. A día de hoy es una compañía líder tanto en semillas como en protección de cultivos, en productos biológicos o en herramientas digitales para el sector agrícola. Bayer Crop Science representa una parte importante en el conjunto de las ventas de la compañía, es por ello que una parte de los recursos dedicados a I+D se destinan precisamente a crear mejores soluciones para el agricultor. Protasio Rodríguez, director general de Bayer Crop Science en Iberia explica a Valencia Fruits cuáles son las líneas estratégicas de esta división y las soluciones, servicios y herramientas que ofrece al sector hortofrutícola en concreto.

Valencia Fruits. ¿Cómo ha vivido Bayer Crop Science el ejercicio 2020?

Protasio Rodríguez. El año 2020 ha sido realmente especial para Bayer Crop Science por diferentes motivos. Uno de ellos es que hemos trabajado, por primera vez desde la adquisición de Monsanto, como un solo equipo operando como una sola organización con una oferta combinada hacia los agricultores. Esto ha permitido obtener unos resultados económicos muy robustos. La división Agricultura ha cerrado con una facturación en ventas de 239 millones de euros, con una contribución importante de todas nuestras líneas de negocio —herbicidas, fungicidas, insecticidas y semillas—. Hemos aumentado ventas en todas las categorías de manera significativa, alcanzado un crecimiento del 6%, un porcentaje por encima de la media del sector.

También ha sido un año especial en el sentido de que estamos muy orgullosos de haber contribuido como compañía a que la cadena alimentaria se haya mostrado resiliente en un año de crisis sanitaria dramática y que esta crisis sanitaria no se haya traducido en una crisis alimentaria. Esto pone de relieve que tanto el área de la salud como el área de la agricultura son claves en Bayer.

“Hemos aumentado ventas en todas las categorías de una manera significativa, alcanzado un crecimiento del 6%, un porcentaje por encima de la media del sector”

VF. Innovación, sostenibilidad y transformación digital son los tres ejes en los que se basa la estrategia de Bayer Crop Science. ¿Cuál son las actuaciones en I+D en las que se está trabajando actualmente?

PR. La innovación es una parte esencial de lo que hacemos. Es en esta área donde construimos soluciones que traen valor al agricultor para que pueda seguir desarrollando con éxito su actividad.

Estamos orgullosos de tener en España dos importantes centros de I+D, en los que hemos invertido más de 16 millones de euros. Nuestro centro de I+D en Brenes (Sevilla) desarrolla formulaciones y proyectos que no solo se dirigen al mercado español sino que tienen impacto a escala global. Y nuestros centros de I+D de Murcia y Almería, trabajan en adaptar variedades mejoradas en cultivos hortícolas principalmente para el mercado español pero que también tienen su mercado a nivel global.

La innovación es la respuesta que desde Bayer damos al gran reto y desafío que tiene el planeta: ¿cómo continuar alimentando a una población creciente con una dieta suficiente, nutritiva, saludable, diversa y sin agotar los recursos del planeta? En un contexto en el cual la previsión es que la población crezca un 30% en las próximas tres décadas, que implicará un incremento en la demanda de alimentos por encima del 50%; donde los recursos son limitados, al no haber más tierra cultivable disponible y el agua es un recurso cada vez más escaso. Todo ello con el reto que supone el cambio climático, con fenómenos cada vez más extremos que hacen que la capacidad de los agricultores para producir alimentos sea más volátil y menos predecible.

Nuestra contribución a este gran desafío es la innovación ligada a la sostenibilidad, poniendo la sostenibilidad en el centro de nuestras actividades, sobre todo en nuestras actividades de I+D, para crear soluciones que proporcionen más valor a los agricultores, que satisfagan sus necesidades, pero teniendo muy en cuenta los requisitos y las exigencias de la sociedad.

“Estamos muy orgullosos de haber contribuido como compañía a que la cadena alimentaria se haya mostrado resiliente en un año de crisis sanitaria dramática y que esta crisis sanitaria no se haya traducido en una crisis alimentaria”

Nuestro enfoque es combinar semillas mejoradas con innovación en protección de cultivos, sea en productos de síntesis como en productos biológicos, con soluciones, servicios y tecnologías digitales, que permitan al agricultor tomar mejor las decisiones clave. Estas propuestas, adaptadas de forma individual a cada agricultor, son una contribución importante que hacemos al éxito del agricultor y también al reto de garantizar una mayor sostenibilidad de la actividad agrícola.

VF. El segundo eje es la sostenibilidad, que ha comentado que estará en el centro de todas las actividades de la compañía. ¿Cómo se traduce esta apuesta en hechos concretos?

PR. La sostenibilidad en Bayer es un compromiso muy claro. Un compromiso que pivota sobre nuestro afán de continuar innovando. Nos hemos comprometido a reducir en un 30% la emisión de gases de efecto invernadero de aquí al 2030. Por ejemplo, en la planta de Quart de Poblet —que este año celebra su 50ª aniversario—, hemos progresado de forma destacada en este sentido durante el 2020 reduciendo las emisiones en un 12%.

Así mismo, estamos incentivando a los agricultores testando modelos y sistemas agronómicos que permitan secuestrar el carbono a través de la agricultura, reduciendo de esta forma los efectos de los gases invernadero.

Nos hemos comprometido también a reducir en un 30% el impacto de la línea de protección de cultivos. Para ello, estamos trabajando sobre tres ejes: el primero sería la transformación digital, donde tenemos herramientas concretas que ponemos en manos de los agricultores para que su actuación a la hora de aplicación de los tratamientos sea más precisa. Aquí destacaría Nematool®, una sonda que permite al agricultor desde un teléfono móvil anticipar cuándo va a tener un ataque de nematodos en su explotación y por lo tanto actuar de una forma precisa y en tiempo. Otras de las herramientas digitales a destacar sería FieldView. Se trata de una plataforma digital, líder en agricultura, a la que están suscritas más de 60 millones de hectáreas a nivel global, donde tenemos más de 1.300 agricultores en España, que representan en torno a 220.000 hectáreas.

“Estamos muy orgullosos de haber contribuido como compañía a que la cadena alimentaria se haya mostrado resiliente en un año de crisis sanitaria dramática y que esta crisis sanitaria no se haya traducido en una crisis alimentaria”

Mediante esta plataforma, los productores pueden controlar el desarrollo de sus campos, entender mejor las particularidades de cada parte de su parcela y ajustar los tratamientos, los programas de fertilización, de riego, incluso la dosis de siembra. Toda esta información y conocimiento optimiza la producción al maximizar los rendimientos y reducir los costes.

Otro punto importante en la apuesta por la sostenibilidad es la introducción de productos biológicos. Son productos que tienen una menor huella ambiental. Son muy respetuosos con la fauna auxiliar y favorecen la reducción del nivel de residuos en la producción agrícola. Aquí habría que destacar toda la gama de Biológicos de Pura Cepa, con productos como Sonata®, Serenade® y Flipper®, línea que presentamos en 2019 y que desde su introducción ha despertado un gran interés entre los agricultores, y son aptos tanto para producción ecológica como para producción integrada. Otro de los productos a señalar es Vynyty Citrus®, lanzado el pasado mes de febrero. Se trata de una combinación de feromonas que permite dar una respuesta a plagas importantes en el cultivo citrícola, tan importante en la Comunitat Valenciana, y especialmente a una de las plagas que más preocupa ahora como es el cotonet de Sudáfrica.

Y el tercer pilar de nuestro compromiso con la sostenibilidad es la relación directa con los agricultores y avanzar de forma alineada en programas y sistemas agronómicos más sostenibles. En este punto, me gustaría poner de relieve nuestro programa Food Chain Partnership, introducido hace más de diez años en España y que actualmente cuenta con más de 90 explotaciones en las que trabajamos conjuntamente con los agricultores para desarrollar programas de protección de cultivos que combatan eficazmente las plagas y enfermedades y al mismo tiempo satisfagan las demandas, cada vez más exigentes, de las cadenas de distribución.

“Ofrecemos soluciones que proporcionen más valor a los agricultores, que satisfagan sus necesidades, pero teniendo muy en cuenta los requisitos y las exigencias de la sociedad”

Como primicia, avanzar que ya está en marcha el ilusionante proyecto del lanzamiento de la Bayer Forward Farm. Es una finca modelo, una plataforma de conocimiento que inauguremos durante esta primavera en Sevilla, colaborando con un agricultor local. Es una finca que formará parte de la red global presente en 12 países. El propósito de estas fincas modelo es mostrar las innovaciones, las nuevas tecnologías, las nuevas herramientas a disposición de los agricultores para producir de una forma cada vez más sostenible. Todo ello estableciendo un diálogo con los propios agricultores pero también utilizando esta plataforma para establecer este diálogo con otros interlocutores importantes.

VF. Son muchas las actuaciones que la compañía tiene en marcha, pero ¿cuál es la implementación real de las soluciones y servicios Bayer en la agricultura española. Y ¿realmente el sector agrícola español apuesta, por ejemplo, por la transformación digital teniendo en cuenta el envejecimiento agrario en España?

PR. Si algo caracteriza al agricultor es que es tremendamente pragmático, independientemente de la edad que tenga. Evidentemente, dependiendo de la formación o experiencia que tenga cada agricultor hará que esté más o menos abierto a las herramientas digitales, pero ese pragmatismo siempre está. Por lo tanto, nuestro enfoque consiste en demostrar el valor de nuestras soluciones, mantenernos cerca trabajando sobre el terreno, exponiendo la valía de las soluciones integradas, que combinan productos fitosanitarios, productos biológicos, herramientas digitales…, de una manera muy práctica y sobre el territorio poniendo mucho énfasis en demostrar el resultado en el propio campo.

Protasio Rodríguez durante la celebración del 50º aniversario de la planta de Bayer en Quart de Poblet (Valencia). / BAYER

Es cierto que estamos hablando de innovación y tecnologías que pueden verse como disruptivas, pero si observamos otros sectores, independientemente del perfil de las personas, se han incorporado rápidamente. Hoy en día, todos tenemos un Smartphone y los móviles han encontrado su lugar también en la agricultura por el valor que tienen. Creemos que este es el camino.

“La sostenibilidad en Bayer Crop Science es un compromiso muy claro, que pivota sobre nuestro afán de continuar innovando”

VF. Hablando de productos concretos, recientemente se lanzó Vynyty Citrus®, la propuesta de Bayer para combatir el cotonet de Sudáfrica. ¿Cómo actúa este activo en la lucha de esta plaga que tantos problemas está causando a los citricultores?

PR. Vynyty Citrus® se lanzó en el mes de febrero y es un producto que tiene su origen en una colaboración con la empresa valenciana Ecología y Protección Agraria (EPA). Se trata de una nueva solución biológica que actúa sobre tres especies: piojo rojo de California (Aonidiella aurantii), el cotonet de los cítricos (Planococcus citri) y el cotonet de Sudáfrica (Delottococcus aberiae), que como bien has indicado, es una de las plagas invasivas que más alarma está generando en los cítricos valencianos por su rápida expansión y las deformaciones que causa en los frutos.

En cuanto a su funcionamiento, las feromonas permiten un efectivo control de las plagas al interferir en sus comportamientos de apareamiento, evitando así su reproducción. Este nuevo dispositivo se basa en un sistema de “atracción y muerte”, es decir, combina el efecto de atracción de la hembra emulando la emisión de sus feromonas sexuales con la eficacia insecticida de la piretrina natural, para ocasionar la muerte del macho y evitar la reproducción de la especie. Con ello conseguimos controlar y reducir paulatinamente las poblaciones de estas especies con una solución más sostenible, que no genera resistencias ni residuos en la cosecha ni en el medio ambiente y, además, actúa los 365 días del año. Además de su efectividad para combatir la plaga del cotonet de Sudáfrica, Vynyty Citrus® también es efectivo para frenar y reducir el impacto del piojo rojo de California y del cotonet de los cítricos (Planococcus citri) tanto en producción integrada como ecológica, ya que, al presentar una alta especificidad, preserva el equilibrio biológico de los cultivos y respeta la fauna auxiliar local.

VF. En referencia a la oferta de semillas, ¿qué evolución y peso representa la oferta de Bayer en el sector hortofrutícola?

PR. Con la adquisición de Monsanto por parte de Bayer, a partir de 2019 se incorporó a la compañía toda la división de cultivos hortícolas de semillas que se comercializan bajo las marcas de Seminis y De Ruiter, que son el eje fundamental del área hortícola de Bayer. Tal como he comentado al inicio de la entrevista, el año 2020 ha sido importante para nosotros ya que se ha conseguido, tras la adquisición, operar como un solo equipo, una sola organización con una oferta combinada, y conseguir posiciones de liderazgo en cultivos como tomate, pimiento o pepino.

“Ya está en marcha el lanzamiento de la Bayer Forward Farm, una finca modelo que inauguremos esta primavera en Sevilla, colaborando con un agricultor local”

Claramente, la línea de semillas es uno de puntos fuertes dentro de la división Agricultura de la compañía, que seguiremos desarrollando en futuro en torno a los ejes de nuestra estrategia: innovación, sostenibilidad y herramientas digitales.

VF. El liderazgo de la compañía en hortalizas es evidente, pero ¿y su peso en la fruticultura?

PR. España es uno de los principales productores de fruta a nivel mundial y para Bayer es un sector trascendente al ser una compañía líder en la protección de cultivos.

Tenemos soluciones dirigidas a cultivos específicos además de una gama completa de insecticidas, fungicidas y herbicidas que contribuyen mejorar el manejo de las plantaciones frutícolas no solo desde el punto de vista de eficacia sino también desde un punto de vista de la sostenibilidad, ayudando así al productor a ofrecer al mercado productos con menor nivel de residuos y respetuosos con la fauna auxiliar.

VF. ¿Cómo desarrolla Bayer sus soluciones de protección de cultivos siguiendo las directrices de la UE — que cada vez más restrictivas en el uso de activos fitosanitario— y garantizando al mismo su eficacia real en el campo?

PR. En este punto, el desarrollo de nuevas soluciones se asienta sobre tres ejes de actuación. El primero de ellos es trabajar junto con los agricultores y los técnicos de las fincas, tal como lo hacemos mediante el programa Food Chain Partnership, para desarrollar programas de tratamientos que permitan un control eficaz de las plagas y enfermedades, y al mismo tiempo manejar los residuos de forma compatible con las exigencias de las cadenas de distribución.

El segundo eje de actuación es la investigación y promoción de soluciones biológicas que tienen aplicación en diferentes áreas. Tienen su aplicación en la agricultura ecológica para productores que solo se centran en ese modelo productivo, pero también pueden ser una herramienta importante en sistemas integrados de manejo de plagas, donde hay una solución química que puede alcanzar una mayor eficacia si la complementas con la solución biológica.

“Vynyty Citrus® es una nueva solución biológica que actúa sobre cotonet de Sudáfrica, una de las plagas que más preocupa a los citricultores nacionales”

El tercer eje sería toda el área digital que a día de hoy gira en torno a las herramientas antes mencionadas como Nematool®, FieldView, Resiyou, herramientas que permiten al agricultor ser más eficiente en lo que hace y de acuerdo a las exigencias normativas europeas.

Como Bayer, queremos ser parte del debate centrando nuestro discurso en el impacto ambiental de las soluciones y no tanto en la reducción de cantidades de ciertos productos. Es ahí donde creemos que debemos estar, al lado del agricultor y al lado de la sociedad.

VF. Después de todo lo expuesto, es evidente que Bayer seguirá apostando fuerte por su división Agricultura en el futuro…

PR. Claramente sí. Bayer hizo una apuesta muy importante por la división Agricultura con la adquisición de Monsanto en 2019. A día de hoy somos una compañía líder tanto en semillas como en protección de cultivos, en productos biológicos como en herramientas digitales para la agricultura. Tenemos un peso importante en el conjunto de las ventas de Bayer, y una parte de los recursos dedicados a I+D van precisamente a crear mejores soluciones para el agricultor. Por lo tanto, vamos a continuar desarrollando nuestra actividad y el peso de esta división de cara al futuro.

Acceso al número íntegro de Valencia Fruits AQUÍ.

thumbnail of P18_2932thumbnail of P19_2932