Puig crea un grupo de expertos para reforzar la posición del Consell ante el trasvase

Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

El president de la Generalitat ha expresado que la posición del Consell respecto a los cambios previstos en el trasvase Tajo-Segura es clara: defender los intereses de lo regantes

El president de la Generalitat afirma que no contaminar el río es la prioridad / ARCHIVO

Alba Campos Tatay. Redacción

Ante los cambios previstos para el trasvase Tajo-Segura por el MITECO, Ximo Puig, en una visita a las obras de estabilización litoral en Almenara, ha anunciado la creación de “un grupo de trabajo, de expertos para darle mayor consistencia a la posición en los tribunales y fuera de ellos, en cualquier ámbito de diálogo” y afirma que la posición del Consell respecto al trasvase Tajo-Segura siempre ha sido “defender los intereses de los regantes”.

Puig expone que tiene que haber un equilibrio entre la posición conservacionista y la posición de máxima autorización del agua. “No pedimos que haya un trasvase sin ningún condicionante” y añade que “tiene que haber un análisis técnico, no político” y ver qué “caudales son asumibles, protegiendo el río”. Explica que hay que depurar, no “tirar al río todo lo que se esta tirando desde alguna comunidad autónoma”, eso es lo prioritario desde el punto de vista del jefe del Consell: no contaminar el río y mantener la concienciación ecológica.

“Tiene que haber un análisis técnico no político”

El trasvase Tajo-Segura ha propiciado un gran crecimiento económico y social en importantes zonas de la Comunitat Valenciana y “ha servido para utilizar unas aguas de manera adecuada”, según afirma Puig. “Somos conscientes del cambio climático y de que hay una reducción en cabecera, pero hay que atenderla con equilibrio y sin partidismos y sin políticas territoriales de enfrentamiento” porque eso, según explica, “no va a solucionar el problema”.

“Somos conscientes del cambio climático y de que hay una reducción en cabecera, pero hay que atenderla con equilibrio y sin partidismos y sin políticas territoriales de enfrentamiento”

“No partidismo, no confrontación”, pero “defensa clara y manifiesta de aquello que es justo” y que se traduce en que “los regantes tengan el agua de calidad que se merecen”.  Desde el Consell creen en la desalinización, adaptándola a los precios para que sean razonables y competitivos. También se encuentran a favor de regeneración de las aguas que “es fundamental”, además de lo que “pueda ser aprovechable de las subterráneas”. Puig afirma que es necesario hacer un mix, pero que no se puede tener “una posición fundamentalista, ni por un lado ni por otro”.