Salvador Fernández: “Debemos conseguir mercados estables y luchar contra las importaciones de países terceros”

FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
DIEGO MARTÍNEZ
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Entrevista al responsable de cítricos de COAG Andalucía, Salvador Fernández

Salvador Fernández pide, desde COAG, aplicar la Ley de la Cadena Alimentaria en todos sus ámbitos. / COAG Andalucía

Alba Campos. Redacción.

Desde COAG Andalucía, su responsable de cítricos, Salvador Fernández analiza la evolución de la presente campaña, marcada por el aumento de costes e inclemencias climáticas que están condicionando la correcta marcha de la cosecha citrícola en las diferentes provincias andaluzas. Fernández hace hincapié en la necesidad de controlar las importaciones de países terceros y mejorar la estructura organizativa del sector ya que estos aspectos le restan competitividad ante estos países no comunitarios, que no juegan en el mercado europeo en igualdad de condiciones.

Valencia Fruits. ¿Cuál es el balance actual de la campaña de cítricos en Andalucía?

Salvador Fernández. La campaña se está caracterizando por un precio normal. Por poner un ejemplo, el kilo de Salustiana, la naranja más temprana se ha pagado a 0,26. Se trata de un precio con el que el agricultor no va a ver repercutidas ni la subida de costes ni la bajada de producción. Respecto a la productividad, la caída de kilos por árbol ha sido notable, de más del 50% en algunas variedades causada, principalmente por la sequía.

VF. En una coyuntura marcada por el aumento de costes de producción, ¿de qué manera ha afectado este incremento a la producción citrícola? 

SF. Al igual que en el resto de sectores, el incremento del coste de la electricidad en el caso de regadío, fitosanitarios y fertilizantes, que se han triplicado, este aumento significa que la ligera subida de precio de los productos no suponga mayores ingresos. En algunos casos da solo para cubrir costes. En cítricos, venimos de una muy mala campaña el año pasado por unos precios bajísimos. Los agricultores al no haber contado con suficiente liquidez para invertir en la presente campaña, estos elevados costes han condicionado las aplicaciones de riegos e insumos, repercutiendo directamente en la bajada de producción.

VF. ¿Cómo se ha comportado el clima con los cultivos de cítricos en Andalucía durante esta campaña? 

SF. La campaña ha estado marcada por el grave estrés hídrico debido a la falta de agua de riego. En el Guadalquivir han contado con 1.750 m3/ha mientras que en una campaña normal se tienen 6.000 m3/ha. A esto se han sumado las elevadas temperaturas continuadas y los días de extraordinarias olas de calor que han provocando un adelanto de la floración y, por ende, un adelanto de la campaña. Estos cambios de calendario pueden provocar distorsiones en el mercado al coincidir con otros países de los que se importan. Igualmente, las altas temperaturas de los meses de otoño han provocado una nueva floración, lo que podría impedir que florezcan en primavera, cuando les toca. Luego, la semana de heladas de hace unos días ha sido extraordinaria en Andalucía, algo que no se daba desde hace 20 años. Esto ha dejado tocado el árbol y el fruto. Todavía se están valorando los daños, pero habrá un elevado porcentaje de destrío. 

VF. ¿De qué manera la reducción del 50% del uso de fitosanitarios ha afectado en el sector citrícola andaluz?

SF. Aún no se está aplicando esta reducción. Este es un objetivo de la Estrategia de la Granja a la Mesa, en él se establece que de aquí a 2030 se reducirá un 50% el uso de fitosanitarios pero aun no viene obligado por Reglamento. Esperando adaptarnos a esto, en España se ha publicado el Real Decreto que establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios, lo que dice este RD es que se fijarán unos valores de referencia por cada zona productora y aquellas explotaciones que tengan sus valores por encima de la media, tendrán que tomar medidas según el porcentaje de superficie que pase el limite. Aún no se ha puesto en marcha, no sabemos quién fijará los valores ni determinará las zonas, por lo que no existe todavía obligación de reducción de tratamientos. 

VF. ¿En qué medida las plagas han podido entorpecer la producción de cítricos en esta campaña? 

SF. Las plagas han sido las habituales, siempre se trata preventivamente contra el mosquito y contra la araña roja. De esta última sí se han visto focos este año ya que su presencia se ve favorecida por el calor.

“El sector de los cítricos es muy vulnerable a la entrada de nuevas plagas y enfermedades”

Al sector le preocupa especialmente la detección de focos en Andalucía de plagas y enfermedades de cuarentena, que no están instaladas aún en nuestro territorio pero pueden ser devastadoras. El sector de los cítricos es muy vulnerable a la entrada de nuevas plagas y enfermedades por las características de su método de comercialización. Normalmente, las empresas compradoras se encargan de la recolección y facilitan las cajas para el transporte, algunas plagas y enfermedades vienen de otros lugares en esas cajas, favoreciendo la dispersión de estas. Pedimos un esfuerzo a las comercializadoras para asegurar la desinfección de estos materiales, así como los controles en almacenes, ya que los agricultores no tienen capacidad para exigir estas medidas. 

VF. Desde COAG Andalucía, ¿cuáles son las reivindicaciones hacia las Administraciones públicas en materia de cítricos? 

SF. Ante todo, el control de las importaciones. Uno de los mayores problemas para nuestro sector siempre es la coincidencia con campañas de países terceros. Esto tiene, por un lado, el efecto negativo sobre los movimientos de nuestro mercado como son la falta de compra-venta y la bajada de precios, y por otro, la importación de plagas de otros países y de productos con residuos de fitosanitarios no autorizados en la UE, con noticias de alertas todos los años. Nuestro sector no puede competir con los bajos costes de producción de otros países. En relación a ello, pedimos establecer la preferencia comunitaria. Es decir que mientras exista producto disponible dentro de la UE, se prohíban importaciones de países terceros. 

También pedimos un mayor control sobre el cumplimiento del tratamiento en frío. El año pasado se consiguió, a propuesta del sector, obligar a los importadores a someter a los cítricos importados de determinados países a un tratamiento de frío durante el transporte para evitar la entrada de plagas y enfermedades. Así mismo, este tratamiento aumenta el coste de las importaciones y favorece que estas se reduzcan. Queremos conocer si se está cumpliendo esta medida y qué nivel de implantación tiene. 

Por otra parte, este año, con motivo de la guerra de Ucrania y la crisis de los mercados que esta ha provocado, los productores de cítricos han sido beneficiarios de dos ayudas específicas para este sector, entre otros. Sin embargo, estas ayudas, aunque son bienvenidas, son escasas, ya que se ha repartido un limitado presupuesto entre todas las hectáreas de cítricos, sin atender a unos criterios de prioridad para favorecer a los productores más vulnerables. Y luego, las ayudas tampoco solucionan los problemas de mercado. 

Así mismo, las estimaciones de las administraciones sobre el aforo de producción deberían revisarse a fin de campaña, para contrastar si se cumplen las previsiones y con ello, si las fuentes de información para realizarlas son suficientes. Cuando estas estimaciones resultan en incrementos de producción con respecto a la campaña anterior, los compradores aprovechan para bajar precios. Cuando resultan en bajadas de producción con respecto a la campaña anterior, los compradores aprovechan para importar productos de fuera porque dicen no encontrar suficiente cantidad en el territorio nacional. 

Igualmente, pedimos aplicar la Ley de la Cadena Alimentaria en todos sus ámbitos. Esperamos que se controle y se vele por el cumplimiento de las obligaciones marcadas en este registro y por ende, por lo establecido en los contratos entre compradores y productores.

VF. A grandes rasgos, ¿cuál es la radiografía general que hace del sector citrícola actual en Andalucía? 

SF. El sector citrícola en general está muy atomizado, hay escasa organización en cooperativas u OPFHs, y muchos intermediarios independientes. Esto deja a los productores sin capacidad para incidir en las cuestiones de mercado y quedan indefensos ante las exigencias de los compradores. 

VF. ¿Cuál debería ser la hoja de ruta o los objetivos que deberían marcarse para los próximos años? 

SF. Mejorar la organización del sector y conseguir mercados estables, a la vez que se lucha contra las importaciones de países terceros, al menos aquellas que coinciden con nuestra campaña.

Acceso a la entrevista a Salvador Fernández aquí. 

Acceso al suplemento de Cítricos de Valencia Fruits aquí. 

Acceso íntegro al ejemplar de Valencia Fruits aquí. 

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits aquí.