De la sanidad del arándano a las almazaras virtuales

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Diversos estudios buscan lograr un control más eficiente de los procesos del control de los efectos de las heladas

arándano Chile

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Huelva que ha establecido que el grosor del tallo y la presencia de compuestos antioxidantes influyen en la capacidad del cultivo para echar raíces. / Archivo

Efeagro.

Heterogénea, así es la innovación en el sector agroalimentario que abarca proyectos que van desde el cuidado de la sanidad vegetal del arándano a otros que crean almazaras virtuales para lograr un control más eficiente de los procesos del control de los efectos de las heladas.

En el caso de los arándanos, se trata de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Huelva que ha establecido que el grosor del tallo y la presencia de compuestos antioxidantes influyen en la capacidad del cultivo para echar raíces, según ha explicado en un comunicado la Fundación DesQbre.

Para los investigadores, con esta información se podrían desarrollar biofertilizantes específicos que estimulen el crecimiento vegetal, que habitualmente presenta dificultades para prosperar, han explicado.

Según ha detallado la fundación, esta es la primera vez que se evalúa de forma “detallada” los factores anatómicos, morfológicos y bioquímicos que influyen en la capacidad de enraizamiento de las variedades Jewel y Violeta.

En concreto, los expertos han identificado los parámetros específicos que favorecen su supervivencia, como el diámetro del tallo del esqueje, y la presencia de ciertos compuestos biológicos y antioxidantes, llamados fenoles, que sirven para predecir el éxito en el cultivo de cada tipo de arándano.

Un proyecto con almazaras virtuales

Y en Mengíbar (Jaén), la empresa varias empresas y centros tecnológicos se unieron hace dos años en un proyecto que ahora llega a su etapa final y que tiene como objetivo usar la inteligencia artificial (IA) para optimizar la eficiencia energética e hídrica en los procesos de producción y mejorar la calidad de los aceites.

La iniciativa, a la que han denominado “Almazara 4,0! proporcionará un conocimiento “sin precedentes” sobre la fabricación de aceite, por lo que reducirá el riesgo de obtener un producto de menor calidad, ha explicado en un comunicado el Centro Tecnológico del Olivar y del Aceite (Citoliva).

Con la información de las distintas empresas que participan en el proyecto, el sistema obtiene los datos históricos y en tiempo real de los sensores disponibles en Oleocampo, además de realizar modelo predictivos sobre el funcionamiento y la calidad del aceite.

Controlar la temperatura de las heladas

Y si con esta almazara virtual se busca mejorar el proceso para aumentar la calidad, con el proyecto desarrollado por la empresa Arrigoni buscan incidir directamente en los problemas derivados del cultivo a pie de campo, como las heladas.

Según la empresa, las heladas tardías ponen cada vez más en peligro los cultivos y la cosecha agrícola, por ello, se han propuesto crear soluciones para “prevenir” o “reducir” los daños por este fenómeno, según la zona climática en la que se encuentra la producción y las exigencias del propio cultivo.

Para ello, han diseñado un “escudo textil”, una “malla que actúa como una manta”, que consiste en una protección física para las heladas tardías; este sistema influye en el ambiente del cultivo, en cuestiones como la humedad, la sombra y la temperatura.

Esta malla mantiene el hielo en la superficie y “atrapa” el calor acumulado por el suelo durante el día y desprendido por la noche, además, durante el día reduce el calentamiento de los cultivos y logra un “equilibrio” en las temperaturas.