El sector extremeño trabaja para la inclusión de la ciruela como IGP

Gregal otoño
Hispatec 2021
FA pases y entradas
Bioibérica CT
Fedemco 2021 01

Para impulsar la marca de la ciruela en los mercados, Afruex trabaja para su inclusión como Indicación Geográfica Protegida

ciruelas

Brasil, un mercado tradicional de destino para la producción extremeña, se cerró en la campaña de 2020 debido a nuevas exigencias fitosanitarias. / Archivo

Efeagro.

La Asociación de Fruticultores de Extremadura (Afruex) trabaja para la inclusión de la ciruela como Indicación Geográfica Protegida (IGP) en la comunidad, con el objetivo de impulsar aún más la marca de producto en los mercados.

El presidente de Afruex, Miguel Angel Gómez, ha explicado que en la actualidad existe “preocupación” por la evolución del comportamiento de los mercados y por sus precios en relación a este producto clave para Extremadura.

“Los mercados están funcionando, pero no a los niveles esperados”, ha manifestado Miguel Angel Gómez, y más en un año donde el sector ha recuperado las exportaciones a Brasil tras el veto del ejercicio pasado, y donde por tanto se esperaban mejores precios con respecto a 2020.

Gómez ha afirmado que “deben analizarse bien las razones que explican este comportamiento, el cual no está basado en un menor consumo de ciruela a nivel internacional sino en la necesidad de alcanzar una mayor fluidez en los mercados”, todo ello además en un año donde se alcanzará la producción prevista a principios de campaña.

En su opinión “deben afrontarse qué cambios se pueden acometer”, desde una reconversión en diversos aspectos a una mayor adaptación de la oferta a la demanda, o a un refuerzo de la seña de identidad del producto a través de la Indicación Geográfica Protegida, para que no pierda fuerza “el cultivo número 1 en volumen de producción en Extremadura”, producto además “de gran calidad”.

Revalorización mediante la IGP

En cuanto a la IGP sería “valorizar aún más el producto”, para lo cual se han mantenido ya conversaciones con la Junta de Extremadura, y desde Afruex se trabaja en el expediente necesario.

“Hay que ver después de la campaña qué está pasando, pues los niveles y la fluidez en los mercados pueden ser mejores, de igual forma que los precios”, ha insistido Miguel Angel Gómez.

Los precios en el caso de la ciruela han descendido ligeramente en relación al año pasado, ejercicio donde las cotizaciones ya fueron poco positivas debido al veto impuesto por Brasil como consecuencia del control de la plaga lobesia brotana, restricción solventada esta campaña.

En cuanto al melocotón y la nectarina la campaña también se caracteriza por unos niveles de precios inferiores a lo esperado, pues están estancados pese a la existencia de una demanda superior a la oferta.