Sin armas para luchar contra las plagas

FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
DIEGO MARTÍNEZ
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Los agricultores denuncian la continua retirada por parte de la CE de materias activas y lamentan que algunas plagas ya se han vuelto resistentes a los escasos fitosanitarios permitidos

Los productores denuncian la sistemática supresión de materias activas para combatir las plagas. / ÓSCAR ORZANCO

Valencia Fruits. Redacción.

La continua retirada por parte de la Comisión Europea de materias activas que son eficaces para la contención de plagas hace que los productores tengan que afrontar un inicio de campaña de primavera donde el pulgón se ha vuelto resistente a las soluciones fitosanitarias autorizadas.

Si bien en Almería unas 27.600 hectáreas de invernaderos están en producción convencional integrada, lo que permite a los productores combinar el control biológico con el fitosanitario, con años como este, con altas temperaturas en otoño y a finales del invierno, el desarrollo de algunas plagas no se puede contener solo con control biológico.

Por ello, desde Asaja-Almería han solicitado que vuelvan a autorizar las materias activas necesarias para la contención de las plagas. Además, a juicio de la organización, se debe seguir trabajando en el desarrollo del control biológico, pero no se puede dejar a los agricultores indefensos ante las plagas sin herramientas químicas o biológicas para paliarlas. “El desabastecimiento puede ser la tónica dominante si la Unión Europea no ofrece alternativas a los agricultores para combatir las plagas”, apunta Adoración Blanque, presidenta de Asaja-Almería.

Una Europa más “verde”

Los efectos del Pacto Verde Europeo apoyado por la Comisión Europea se van plasmando en retiradas continuas de materias activas en fitosanitarios, lo que deja a este sector tan especifico e intensivo sin métodos de defensa ante las crecientes plagas y enfermedades.  “La ejecución de las políticas del Pacto Verde han dejado al agricultor sin herramientas eficaces para el control de las plagas y enfermedades”, apunta Adoración Blanque, presidenta de Asaja-Almería.

Además del fuerte incremento de costes, a esta campaña tendremos que añadirle la perdida de producción debido a esta elevada incidencia de plagas y enfermedades que están provocando el levantamiento de cultivos, lo que genera, en muchos casos, que los productores no puedan recuperar la alta inversión realizada en sus cultivos. “No tiene sentido que en la Unión Europea estemos reduciendo materias activas en los productos fitosanitarios y sin embargo se permitan en países terceros a la hora de importar sus productos” apunta Adoración Blanque, presidenta de ASAJA-Almería.

Desde Asaja-Almería hacen un llamamiento a las administraciones a que se posicionen de lado del agricultor y eviten la prohibición de estas herramientas fitosanitarias mientras no existan alternativas que puedan proporcionar un control efectivo para todas las plagas y cultivos.