Un test PCR para detectar enfermedades en tierra y plantas

HISPATEC
AGROPONIENTE FEBRERO
Congreso subtropicales
Bayer cítricos Vynyty
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Un test PCR equivalente a los usados desde la pandemia detecta patógenos en los vegetales y localiza enfermedades infecciosas en el suelo de cultivo y en las plantas

La detección de enfermedades en el agro por técnicas de pcr está en pleno avance científico. / Archivo

Efeagro. 

La empresa tecnológica ‘Microgaia Biotec‘, que tiene sus instalaciones en el Parque Científico de Murcia, ha desarrollado un test PCR equivalente a los usados desde la pandemia para detectar patógenos en los vegetales y que localiza “de forma rápida y precisa” enfermedades infecciosas en el suelo de cultivo y en las plantas, informa esta sociedad.

Cristóbal Sánchez, fundador y CEO de Microgaia Biotec, explica que “en esta compañía dedicada a la investigación y desarrollo de tecnología agrícola estamos centrados en el campo de la detección y seguimiento de poblaciones de microorganismos por técnicas moleculares en tiempo real, conocidas como PCR (reacción en cadena de la polimerasa)”.

Se trata de un laboratorio designado por sanidad vegetal de la Consejería de Agricultura para ensayos oficiales en patologías vegetales y cuenta además con un laboratorio de seguridad alimentaria bajo una acreditación 17025 de ENAC (de detección de patógenos humanos en hortícolas y en frutos que van a exportación).

La detección de enfermedades en el agro por técnicas de pcr está en pleno avance científico, y la empresa murciana lidera la implementación del I+D+i. “Llevamos trabajando en esta tecnología desde el año 2013. Hemos puesto en marcha desarrollos que nos permiten detectar un conjunto de organismos muy amplio. También tenemos un servicio de análisis de patología vegetal para empresas externas. Es decir, asesoramos a empresas agrícolas, o las que se dedican a la mejora vegetal y de semillas, o ensayos de eficacia de productos fitosanitarios. Estamos diversificando ese servicio”, agregó.

Con las herramientas moleculares que utilizan, han desarrollado unos kits de reactivos para que otros laboratorios agroalimentarios, que no tienen una parte específica de patología vegetal, puedan ampliar cartera de trabajo para sus clientes.

“Esos mismos kits de detección y microorganismos los estamos generando de manera más completa como laboratorio portátil para que técnicos de campo puedan hacer ensayos y análisis in situ con técnicas de PCR en tiempo real” afirma el CEO de Microgaia.

Nacieron como una spin-off del Cebas para trabajar con microorganismos funcionales que tienen capacidades beneficiosas para la agricultura, bien sea desde el punto de vista de protección de cultivo o bien desde el punto de vista de ayuda a la nutrición de las plantas de cultivo.

Desde 2007, fecha de la creación emprendedora, incorporan técnicas moleculares basadas en el seguimiento de poblaciones microbianas en suelo y plantas, tanto de microorganismos patogénicos, como microorganismos con funciones beneficiosas.

Sánchez explica que procede “del mundo del compostaje y el trabajo con la vida microbiana y las funciones de los microorganismos, tanto en los ciclos de nutrientes, como en actividades de protección de cultivos. Siempre me ha parecido de gran relevancia su aplicación y transferencia de conocimiento del desarrollo de laboratorio a la ejecución real. A través de las investigaciones de esta área se vio la viabilidad de una empresa que pudiera trabajar en este campo”.

Con una patente del Cebas empezaron con un pequeño despacho en el CEEIM, en el Campus de Espinardo, y ahora en el Parque Científico para crecer e implementar conocimientos desde ese primer “centro semilla”.

En este momento son los coordinadores de un proyecto para detección temprana de interrelación de plantas y microorganismos patógenos, que se lleva a cabo con el Cebas y del Csic de Granada con la empresa SynTech Research (de diseño y realización de ensayos de eficacia) y con el Parque Científico de Madrid.

“Nuestra ubicación en el Parque Científico nos sitúa en un entorno muy favorable para interactuar con las empresas tecnológicas que están ubicadas aquí. También facilita la relación con las administraciones por la relevancia del Instituto de Fomento que nos da todo su apoyo. Posibilita la relación con otros parques científicos y tecnológicos de España”, reseña Cristóbal Sánche