Un año 2022 complicado para el agro andaluz

AGROPONIENTE WEB
HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
ETIGRAF WEB
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

UPA Andalucía señala que la sequía y los costes de producción marcan un ejercicio complicado para la agricultura andaluza

Imagen de la rueda de prensa para analizar el balance del ejercicio. / UPA ANDALUCÍA

Valencia Fruits. Redacción.

Un año 2022 complicado para el agro andaluz. 365 días difíciles en los que la agricultura y ganadería familiar se ha tenido que enfrentar a una brutal crisis motivada, fundamentalmente, por la abusiva e injustificada subida de los costes de producción, una pertinaz sequía que ha condicionado los cultivos y, por si fuera poco, la invasión de Ucrania por Rusia. Pero también ha sido un año en el que UPA Andalucía ha realizado un trabajo riguroso de interlocución con las administraciones y bastante serio a la hora de las movilizaciones, “destacándonos como una organización más necesaria que nunca y consolidando el sector primario como estratégico, esencial e indispensable, tanto para la recuperación de Andalucía y de nuestro país, como para garantizar la soberanía alimentaria”, ha apuntado la entidad agraria.

El secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, acompañado por varios miembros de la Comisión Ejecutiva, ha hecho balance en rueda de prensa sobre el año 2022. “A la delicada situación por la subida de costes generalizados, la crisis energética y el alza de tipos de interés que están repercutiendo en la cuenta de resultados de las explotaciones agrarias andaluzas, se le suman los efectos de la sequía extrema que soporta el campo, a pesar de las ansiadas lluvias que están haciendo acto de presencia en este mes de diciembre”, ha afirmado.

Ante tantas adversidades para el sector primario, “es el momento de que las administraciones proporcionen el respaldo que merecemos los agricultores y ganaderos, con el fin de potenciar su fortaleza y capacidad para hacer frente con solvencia a tantos contratiempos. Que los agricultores recibamos unos precios justos por nuestras producciones, una PAC más justa y más social que refuerce a la agricultura y ganadería familiar y profesional para quien esta nueva política puede y debe constituir una oportunidad, la correcta aplicación de la nueva Ley de la Cadena, poner freno a la subida desmesurada de los inputs, y la defensa de nuestros productos frente a las importaciones procedentes de terceros países, deben ser los principales retos que las administraciones públicas deben encarar si realmente queremos un sector agrario cada vez más potente, solvente y que siga siendo el motor social y económico en nuestra comunidad. Porque este año 2022 que termina se ha caracterizado por un incremento desorbitado de los costes de producción y una importante sequía que ha perjudicado notablemente a todo el sector agrario”, ha afirmado el secretario general de UPA Andalucía.

Especialmente significativo ha sido el año 2022 para la ganadería andaluza. A este respecto, Cristóbal Cano ha explicado que el principal problema de los ganaderos “continúa siendo la falta de rentabilidad de las explotaciones porque, de forma generalizada, los ganaderos perciben unos precios muy bajos por sus producciones, que unido al importante incremento de los costes, especialmente los energéticos, piensos y gasoil, hace que las pérdidas económicas sean cuantiosas y pongan en peligro la viabilidad y supervivencia de las explotaciones”.

Consulta el balance agrario de UPA Andalucía: Balance año agrario 2022