Una gran noche para Valencia Fruits

Fruit Attraction expositores 2022
Bioibérica CT

Crónica de la celebración del 60 Aniversario de Valencia Fruits en Veles e Vents

Valencia Fruits. Redacción

El titular, esta vez, era fácil. La noche del 15 de junio, justo 60 años después de que se publicase el primer número de Valencia Fruits, celebramos nuestro aniversario con una reunión de amigos que desbordó todas nuestras previsiones y expectativas.

Como han señalado otras crónicas, el calor se dio en todos los sentidos: calor ambiental y cercanía y buen ambiente entre los asistentes. Lo que empezó siendo en nuestra planificación un vino de honor para unos cien invitados se convirtió en una cena para bastantes más de 200 amigos en la que triunfaron el jamón, el vino y las sandías.

Como organizadores, fuimos llegando alrededor de las 7 de la tarde para ultimar detalles. La convocatoria era a las 8 en Veles e Vents y nos sorprendió ver que los invitados empezaban a aparecer con media hora de adelanto: buena señal. No venían por compromiso, venían con ganas. Hubo momentos en los que más parecía la reunión de una gran familia después de un tiempo largo sin verse que una reunión de empresarios e instituciones de primer nivel del sector hortofrutícola. Familiaridad, proximidad, concordia, alegría… ¿Cómo no íbamos a titular “Una gran noche”?

Cuando nos preguntaban por el formato del evento días antes nos costaba explicarlo de la pura sencillez: unos breves discursos por parte de los propietarios del periódico y los representantes institucionales y… nada más. Solo queríamos que nuestros amigos nos acompañaran en este momento tan especial (que un medio de comunicación cumpla 60 años no se ve todos los días) y crear un magnífico recuerdo para todos. O sea, agradecerles el haber permitido que llegásemos hasta aquí. Casi nada.

La espera estuvo regada con Venta del Puerto 12 e Icono Chardonnay, de bodegas Anecoop, acompañados por jamón de bellota de Casa Conejos. Llegó el momento de los discursos que tuvieron (al menos eso nos han dicho) la duración justa y una carga de emociones que muchos nos hemos llevado a casa por días.

Hablaron Agustín y Rocío Ferrer, hijos del fundador José Ferrer Camarena y actuales propietarios; Mireia Mollà, consellera de Agricultura de la Generalitat; Fernando Miranda, secretario general de Agricultura y Alimentación del MAPA; y Ximo Puig, president de la Generalitat. Y quisimos aprovechar que la atención estaba puesta en el escenario para presentar a todo el equipo de Valencia Fruits.

La representación institucional del más alto nivel fue una sorpresa para muchos de los asistentes, pero más sorprendente fue comprobar que, tras los discursos, también los representantes institucionales, algunos rodeados de gran parte de su equipo, se incorporaron a la cena cóctel y departieron con todos los invitados, convirtiéndose en uno más del sector. Porque sí, no todos pudieron venir, pero, como el viejo dicho, sí eran todos los que estaban. Empresas, cooperativas, organizaciones agrarias, antiguos empleados, medios de comunicación especializados, colegios profesionales, productores, comercializadores, distribuidores, administración… No faltaban representantes de ninguno de los eslabones de la cadena, pero, ya lo hemos dicho, más parecía una reunión de amigos o de familia que un evento profesional.

Risas, abrazos, reencuentros, conversaciones, presentaciones… El mundo parecía haber vuelto a 2019, pero con más ganas. Nos sentimos agasajados, queridos y próximos a los que cada semana son noticia en nuestras páginas. Antes de partir, un brindis con cava de Requena y una sandía Bouquet. Y creemos que nuestros invitados, además de los regalos de nuestros patrocinadores y el periódico conmemorativo, se llevarán también el recuerdo de una gran noche.

Porque sí, algo pasó durante esa noche y el tiempo se nos escapó: el evento tenía previsto celebrarse entre las 8 y las 10,30, pero los invitados llegaron antes de lo previsto y pasada la medianoche el maître se acercó con discreción a decirnos que había llegado la hora de cierre. El ambiente era magnífico. Quisimos que nuestro cumpleaños fuese una reunión de amigos y, ciertamente, parece que lo conseguimos.

Gracias por venir, gracias por estar ahí, gracias por habernos traído hasta este punto histórico. Gracias por una gran noche. Es hora de pensar en futuro sin olvidar de dónde venimos.

Acceder aquí a la galería de imágenes de la noche.