Una plaga de algodoncillo afecta a miles de hectáreas de olivar en Jaén

AgroFresh FRESCOS

La situación entre los olivareros afectados es de total frustración, dado que esta plaga llega después de dos campañas con un drástico recorte de la producción a consecuencia de la sequía

Plaga algodoncillo olivar. / Rocío Montes Villa, Junta de Andalucía)

Efeagro.

Más de 300 agricultores de la comarca de Las Villas, en Jaén, se encuentran afectados por una plaga de algodoncillo, un insecto que ha dañado miles de hectáreas de olivar que quedarán sin cosecha en esta campaña.

Esta plaga, que también se ha adentrado en zonas de La Loma y la Sierra de Segura, se manifiesta con manchas blancas y de aspecto algodonoso que cubren casi por completo las hojas y flores de los olivos. También los suelos se han cubierto de un manto blanco.

“Hay olivos donde la plaga ha arrasado con todo, y donde no habrá cosecha alguna”, ha indicado a Efeagro Antonio Román, un oleicultor de Iznatoraf que ha visto como muchos de sus olivos han quedado sin floración alguna.

Los afectados han solicitado asesoramiento científico a los técnicos de la Delegación de Agricultura, Pesca y Alimentación en Jaén. Y la delegada territorial, Soledad Aranda, ha anunciado una inspección de Sanidad Vegetal para evaluar los daños.

“Hay que encontrar soluciones al grave problema que esta plaga ocasiona en nuestra comarca y que se garantice la buena calidad de nuestros aceites de oliva”, ha señalado Jorge Martínez, alcalde de Villanueva del Arzobispo, tras reunirse con las cooperativas del municipio.

El algodoncillo del olivo (euphyllura olivina) es un insecto que afecta a la fotosíntesis, ya que se alimenta de la savia de las hojas, impidiendo el crecimiento y agravando la salud del árbol.

La situación entre los olivareros afectados es de total frustración, dado que esta plaga llega después de dos campañas con un drástico recorte de la producción a consecuencia de la sequía.

Ahora, se enfrentan a tres campañas nefastas de manera consecutivas. Por ello, muchos de los afectados empiezan a reclamar ayudas compensatorias para paliar los daños.