Una tractorada en Madrid y cita clave en la UE: así arranca la tercera semana de protestas

DIEGO MARTÍNEZ
FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

España arranca una tercera semana de protestas del campo en un lunes en el que se producirá una cita clave en Bruselas y un centenar de tractores y miles de manifestantes que ocuparán el centro de Madrid.

Segun la Unió de Pagesos, las protestas continuarán independientemente de lo que decidan este lunes en la UE. / ARCHIVO

EFEAGRO.

Están convocados por las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, que con esta movilización culminan el calendario de más de 40 actos que han salpicado la geografía española en las últimas semanas. Accederán a la capital desde Arganda del Rey hasta la sede del Parlamento Europeo y, en el paseo de la Infanta Isabel y Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se unirán los manifestantes a pie.

A partir de entonces, la marcha continuará por el paseo del Prado, el de Recoletos y el de Castellana, en los carriles centrales del sentido sur-norte, hasta el número 46 del paseo de la Castellana, donde se ubica la Oficina en España del Parlamento Europeo.

Allí tendrá lugar una concentración y se dará por concluida la manifestación, aproximadamente, a las 15.00 horas. 

¿Qué piden los agricultores?

Las diez medidas que las organizaciones agrarias reclaman son:

1- Flexibilización de la Política Agrícola Común al considerar inasumibles su burocracia y sus costes ambientales; menos cargas burocráticas a nivel administrativo.

2- Negociación de las cláusulas espejo en los intercambios comerciales con terceros países y creación de un observatorio sobre las importaciones de productos alimentarios.

3- Paralización de los acuerdos con Mercosur y Nueva Zelanda y las negociaciones con Chile, Kenia, México, India y Australia, así como más controles a la importación desde Marruecos.

4- Cambio en el funcionamiento de la Ley de la Cadena Agroalimentaria. Modificación y ampliación de dicha norma para prohibir las prácticas desleales, con el fin de que los precios de los agricultores cubran los costes de producción.

5- Un sistema de seguros agrarios que responda a las necesidades de los productores y adaptado a la situación estructural que suponen las sequías y fenómenos meteorológicos adversos.

6- Una fiscalidad acorde a los incrementos de costes que soporta el sector derivado de situaciones como la guerra en Ucrania.

7- Inversiones urgentes en materia de regadíos.

8- Ayudas para hacer frente a contratiempos como la sequía.

9- Medidas para favorecer la incorporación de jóvenes al campo.

10- Medidas en la gestión de la “crisis” por la sanidad animal que, además, creen que está siendo objeto de “luchas partidistas”.

¿Acabarán las protestas? 

A las manifestaciones dentro del marco de la “Unidad de acción” de Asaja, COAG y UPA se han unido las de Unión de Uniones, que ya lograron llegar con 500 tractores el pasado miércoles en el centro de la capital.

La Unió de Pagesos, también protagonista de una gran tractorada en Barcelona, ya ha despejado la primera incógnita: las protestas seguirán más allá de lo que decidan este lunes en el Consejo de ministros de Bruselas.

De hecho, ha convocado para los próximos martes, día 27, y miércoles, día 28, marchas con tractores en varios puntos de la frontera con Francia, incluida la AP-7, para rechazar acuerdos de libre comercio de la Unión Europea.

Las movilizaciones se han organizado, en determinados casos, junto al sindicato francés Confédération Paysanne y a la plataforma Revolta Pagesa de Girona.
Los agricultores y ganaderos están llamados a concentrarse a partir de las 8.00 horas del martes en cuatro zonas distintas.

El malestar de los franceses se ha hecho especialmente patente este fin de semana con los altercados que se saldaron con cuatro detenidos durante la visita de su presidente al salón de la Agricultura.

Los movimientos en la UE

Los ministros de Agricultura de la Unión Europa están, por tanto, ante una cita clave para tomar decisiones con las que abordar esta ola de descontento que se ha contagiado, en mayor o menor medida, por varios países de la Unión Europea.

El pasado jueves, la Comisión Europea propuso una batería de medidas a corto y medio plazo para aliviar la carga administrativa que pesa sobre los agricultores, con simplificación de requisitos y de controles para recibir ayudas.

El Ejecutivo comunitario lanzará además de marzo a mayo una encuesta en línea para identificar las preocupaciones de los agricultores, sus cargas y la complejidad derivada de las normas de la nueva Política Agrícola Común (PAC), que está en vigor desde el 1 de enero de 2023.

La primera evaluación de la PAC se conocerá a principios del verano y la definitiva en otoño.