La UPV recupera la zanahoria morada de Villena

Fruit Attraction expositores 2022
Bioibérica CT

Un equipo del COMAV de la UPV ha recuperado, mejorado y tipificado este cultivo histórico del sur de Valencia y norte de Alicante que estaba en vías de desaparición

La zanahoria morada es originaria del sur de València y norte de Alicante. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Un equipo de la Universitat Politècnica de València (UPV), perteneciente al Instituto de Conservación y Mejora de la Agrodiversidad Valenciana (COMAV), ha recuperado, mejorado y tipificado la zanahoria morada de Villena, un cultivo histórico del sur de València y norte de Alicante desde Ontinyent hasta Villenaque estaba en vías de desaparición.

Con la colaboración de numerosos agricultores de la zona, el impulso de la empresa Agrícola Villena principal productora y comercializadora de zanahoria de España y un grupo de consumidores locales, el equipo del COMAV de la UPV ha evaluado en producción ecológica decenas de variedades ancestrales y del banco de semillas del COMAV, así como otras variedades comerciales.

Y tras cinco años de actividades de evaluación y selección en campos de ensayos agroecológicos, evaluación de raíces, analíticas y catas con paneles entrenados y consumidores, ha seleccionado y obtenido una variedad que destaca por su alto rendimiento para producción ecológica y convencional, así como por la gran calidad de la raíz.

“Este nuevo ecotipo mejorado ya lo están explotando los agricultores de Villena. Adaptado a producción sostenible, presenta una alta calidad organoléptica y nutricional, y está siendo muy bien aceptada por los consumidores”, explica Adrián Rodríguez Burruezo, investigador del Instituto COMAV de la UP y coordinador del proyecto.

Entre sus características, es más cilíndrica que otras zanahorias moradas, su tamaño es menor similar las zanahorias naranjas habituales en el mercado. Además, presenta una llamativa combinación de colores, blanco en el núcleo y morada en el resto.

Y, a diferencia de las zanahorias naranjas, en general, la morada es mucho más jugosa, crujiente y dulce (57g/100 g de azúcares) y aporta un contenido extraordinario en antocianinas del tipo cianidinas. Y es apta fundamentalmente para consumo en fresco, pero también en salmuera, frita en chips o en pastelería.

En los próximos meses, el equipo del Instituto COMAV de la Universitat Politècnica de València iniciará el proceso de registro varietal para proteger legalmente esta variedad e impulsar la marca de calidad correspondiente.