Ursula von der Leyen: “Tenemos que encontrar un nuevo consenso sobre el futuro de la agricultura”

HISPATEC
AGROPONIENTE FEBRERO
Congreso subtropicales
Bayer cítricos Vynyty
HERNANDORENA fiabilidad varietal

La presidenta de la Comisión Europea anuncia que el diálogo estratégico sobre el sector primario anunciado el pasado septiembre comenzará en enero

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. / CE

Efeagro. Bruselas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, instó el pasado miércoles a “encontrar un nuevo consenso sobre el futuro de la agricultura y el sistema alimentario”, y detalló que el diálogo estratégico sobre el sector primario anunciado el pasado septiembre comenzará en enero.

“Tenemos que encontrar un nuevo consenso sobre el futuro de la agricultura y nuestro sistema alimentario, un futuro que salvaguarde los ingresos para los agricultores, al tiempo que mantiene vibrantes las áreas rurales, garantice un suministro estable de alimentos y contribuya a nuestro objetivo climático”, declaró la política alemana en las jornadas agroalimentarias que la Comisión Europea celebra en Bruselas.

Von der Leyen habló de un futuro en el que la agricultura y la naturaleza “van de la mano. Estos no son objetivos opuestos. Podemos superar la polarización que caracteriza los debates sobre, por ejemplo, el uso de pesticidas o fertilizantes. No debemos ignorar esta polarización. Debemos abordarla”.

En los últimos meses parte del sector agrícola y fuerzas políticas de derechas en el Parlamento Europeo han manifestado su oposición a algunas de las iniciativas que aspiran a llevar la transición ecológica a la agricultura. De hecho, el mes pasado el pleno de la Eurocámara votó en contra del proyecto legislativo que pretende reducir el uso de los pesticidas en la Unión Europea.

Von der Leyen consideró que “ahora” es el momento de que se unan “agricultores y empresarios alimentarios, científicos y tecnólogos, minoristas y consumidores, organizaciones medioambientales y grupos defensores de los derechos de los animales”.

La presidenta del Ejecutivo comunitario también se refirió al “diálogo estratégico” sobre el futuro de la agricultura en la UE que anunció en septiembre durante el discurso sobre el Estado de la Unión. El miércoles precisó que ese diálogo se pondrá en marcha “formalmente” en enero y que se invitará a participar en él “a un grupo de partes interesadas”, a partir de “la extraordinaria diversidad del propio sector agroalimentario”.

“Desde los pequeños productores tradicionales o de alimentos orgánicos hasta los grandes productores de trigo. Desde quienes elaboran nuestros alimentos hasta quienes los procesan o los llevan al mercado”, mencionó.

Von der Leyen aseguró que le gustaría abordar “cómo se puede dar a los agricultores y a las comunidades rurales en las que viven una mejor perspectiva, incluido un nivel de vida justo”. También “cómo se puede apoyar a la agricultura dentro de los límites de nuestro planeta y su ecosistema, cómo se puede hacer un mejor uso de las inmensas oportunidades ofrecidas por el conocimiento y la innovación tecnológica” o “cómo se puede promover un futuro brillante y próspero para el sistema alimentario europeo en un mundo competitivo”.

Tras la intervención de Von der Leyen, el comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, dijo que la próxima Política Agrícola Común (PAC), tras 2027, debería contar con “un presupuesto reforzado que sea adecuado para los desafíos y tareas que afronta la agricultura”.

Asimismo, alertó de que el presupuesto de la reserva agrícola de la PAC, que cuenta con 450 millones de euros al año para hacer frente a crisis de mercado, “no es suficientemente fuerte”.

“Nuestros agricultores se enfrentan a fenómenos meteorológicos extremos y más frecuentes, y esto debería abordarse con un presupuesto adecuado para ofrecer una compensación más efectiva”, comentó Janusz Wojciechowski.

En una rueda de prensa posterior habló de crear un “tercer pilar” de la PAC dedicado a “la intervención de crisis”. Aunque se creó para afrontar problemas de mercado, la reserva agrícola este año se ha utilizado en gran parte para responder a las consecuencias de los desastres naturales en el sector agrario.

Durante el discurso en las jornadas agroalimentarias, Wojciechowski también destacó que entre 2010 y 2020 se perdieron en la Unión Europea tres millones de granjas, lo que equivale al cierre de aproximadamente 800 explotaciones al día, y alertó de que el relevo generacional es un desafío fundamental para la agricultura.

“Ya hemos previsto algunas disposiciones en la PAC, pero está claro que hay que hacer más, porque no podemos tener un suministro de alimentos seguro sin una comunidad agrícola estable, apoyada por ingresos estables”, constató.

En la rueda de prensa posterior, señaló que del diálogo estratégico espera “un fuerte apoyo de los agricultores y las organizaciones agrícolas” para una financiación adicional de la PAC. “Necesitamos argumentos para un presupuesto más fuerte. Un presupuesto del 0,3% del PIB no es suficiente para garantizar la seguridad alimentaria en la perspectiva de largo plazo”, apuntó Janusz Wojciechowski.