El viento y la sequía echan a perder la campaña de algodón andaluz

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Esta campaña será imposible llegar a los 3.500 kilos de producto por hectárea, cifras rentables de venta del producto, y como mucho se podrá llegar a los 750

algodón

Hay plantaciones en las que solo ha crecido una cuarta parte de la cosecha./ Archivo

Valencia Fruits. Redacción.

La sequía y el viento se han unido para que la campaña del algodón en Andalucía se plantee este año como “una ruina absoluta” para el sector, con el 40% de la producción perdida en sus 51.000 hectáreas, repartidas entre las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Jaén.

Así se ha puesto de manifiesto durante la presentación de Expoalgodón, la cita anual del sector que tendrá lugar el 14 de septiembre en Guillena (Sevilla), donde los expertos en este cultivo analizarán cómo afrontar una campaña en la que se ha perdido “una parte importante de la extensión de terreno cultivada, tanto en riego como en secano”, mientras se está desestimando su recolección por el mal desarrollo del mismo en otro 20 %.

José Caballero, especialista en este cultivo, explica que hay plantaciones en las que el algodón ha crecido “una cuarta sobre el suelo, y con eso qué vas a hacer”, de modo que “no merece la pena cogerlo, porque hay tres pelotitas y muy mal abiertas, y además han tirado todo el fruto”. Ha lamentado que los algodoneros “ni haciendo las cosas más sensatas han acertado”, en una campaña en la que “la sequía ha matado el producto, pero además ha habido solo veintiún días sin viento, y así es imposible”.

Joaquín García, técnico de la cooperativa Las Marismas del Lebrija, la más importante del sector, vislumbra una campaña de recolección “muy corta, que no se irá más allá del 15 de octubre”, con la premisa de que normalmente termina con la llegada de diciembre, y con pérdida de puestos de trabajo subsidiarios, ya que “las desmotadoras trabajarán menos, de lunes a viernes y en dos turnos, no tres”.

Además, cree que es imposible llegar a los 3.500 kilos de producto por hectárea, cifras rentables de venta del producto, y como mucho se podrá llegar a los 750.

La situación se da sobre todo en las 30.000 hectáreas de la provincia de Sevilla, en menor medida en Cádiz, “aunque tampoco es para tirar cohetes”, e igualmente es preocupante en Córdoba y Jaén

Con este panorama, ha indicado, “se prevé una campaña desastrosa en cuanto a rendimientos”, además de que los precios en origen no acompañan “a pesar de la escasez”, y aunque hay zonas en Estados Unidos con muy baja producción que podría compensarse con el algodón andaluz.

Juan García, especialista también en este cultivo, ha puesto el acento en que 2023 ha sido un año “en el que ni siquiera ha habido grandes plagas en las plantaciones”, con lo que lamenta que son muchos los factores que se han unido contra la rentabilidad del producto este año.

Con estos datos, el Grupo Expoalgodón se ha reunido hoy con el alcalde de Lebrija, José Barroso, para presentar la jornada de campo de esta edición y abordar “la dramática situación que sufre el sector del algodón ante la escasez de agua”.

2023 ha sido un año “en el que ni siquiera ha habido grandes plagas en las plantaciones”, con lo que lamenta que son muchos los factores que se han unido contra la rentabilidad del producto este año

La reunión se celebrará en las plantaciones de Torre de la Reina, en Guillena, el 14 de septiembre, enfocada a técnicos, y se abordará la compleja situación que actualmente afronta el sector del algodón, un cultivo estratégico para zonas como la economía del Bajo Guadalquivir por su importancia social y económica.