El aguacate valenciano busca sello de calidad para diferenciarse

Registro suscriptores
ENESA OK
Angélica Quintana. Efeagro.

La Comunitat Valenciana cuenta con 250 explotaciones y un total de mil hectáreas dedicadas al cultivo del aguacate

aguacate

El aguacate valenciano está muy bien valorado por el consumidor europeo, su principal cliente. / Nerea Rodriguez

Los productores de aguacate de la Comunitat Valenciana solicitarán en breve una figura de calidad —denominación de origen protegida (DOP), una indicación geográfica protegida (IGP) o “CV” de calidad— para certificar su producción y diferenciarla de otras de países no comunitarios.

El secretario general de la Asociación de Productores de Aguacate (Asoproa), José Gaspar, apunta que “el aguacate valenciano está muy bien valorado por el consumidor europeo, su principal cliente”, gracias a su calidad y porque lo considera un producto de “kilómetro cero”.

Sin embargo, Gaspar también añade que “no basta con decir que nosotros somos los que mejor producimos, hay que certificar su calidad y que su producción se realice bajo unos mismos estándares”.

Así las cosas, Gaspar ha apuntado que en breve prevén tener una reunión con responsables de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana para “poner encima de la mesa” cuáles son sus necesidades y ver “cuál es la futura figura de calidad que más se acerca a lo que tenemos”.

Cultivo rentable

En la comunidad, hay 250 explotaciones con un total de mil hectáreas dedicadas a la producción de aguacate, una extensión que a juicio de José Gaspar podría pasar a 2.000 hectáreas —“no mucho más”— en los próximos años.

Asoproa, que nació en el seno de AVA-Asaja ante el interés de muchos agricultores por la “alta rentabilidad” del cultivo del aguacate, lleva varios años desarrollando jornadas divulgativas para informar y asesorar sobre la viabilidad de su cultivo. “Hay que informar bien al agricultor y no lanzarse a plantar sin saber que el clima y el agua son factores limitantes para su desarrollo y que no todas las zonas son las adecuadas”, ha reconocido.

Como ejemplo, ha explicado que el aguacate necesita más agua que un cítrico, y de muy buena calidad, y temperaturas suaves, como ocurre en las subtropicales de la Axarquía (Málaga) y la Costa Tropical de Granada, las mayores zonas productoras de aguacate de España y de la Unión Europea.