El Consell establece medidas para limitar la polinización cruzada entre plantaciones de cítricos

FEDEMCO 2020 1
Registro suscriptores
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

Queda prohibido el asentamiento de colmenas a menos de cuatro kilómetros de las plantaciones de cítricos

polinización cruzada entre plantaciones de cítricos

Medidas para limitar la polinización cruzada entre plantaciones de cítricos en la Comunitat Valenciana. / Óscar Orzanco

El Pleno del Consell ha establecido, para el año 2020, las medidas que afectan a los asentamientos apícolas con la finalidad de limitar la polinización cruzada entre las plantaciones de cítricos. El objetivo es compatibilizar la actividad citrícola con la apícola, de manera que ambos sectores puedan mantener su actividad respetando los intereses de ambos colectivos, señalan desde el gobierno valenciano

Concretamente, se trata de ordenar la producción citrícola y la apicultura. La Generalitat tiene la potestad de fijar una distancia mínima preventiva excluida de la autorización de asentamiento de colmenas respecto de las plantaciones de cítricos en aquellas áreas y términos municipales en las que exista riesgo de polinización cruzada, y limitado, únicamente, al periodo de floración.

La época de floración queda fijada entre el 25 de marzo y el 31 de mayo de 2020

El acuerdo establece la prohibición del asentamiento de colmenas a menos de cuatro kilómetros de las plantaciones de cítricos. Esta prohibición se mantendrá durante la época de floración de los cítricos, que se calcula de acuerdo con los registros actuales de temperatura y las condiciones previstas para la primavera. Para este año ha quedado fijada del 25 de marzo al 31 de mayo.

Las medidas establecidas por el Consell en el marco de este acuerdo también contemplan, entre otras, la obligatoriedad de que todas las explotaciones apícolas, ubicadas en el territorio de la Comunitat Valenciana, cumplan el programa sanitario mínimo que establece el Plan Annual Zoosanitario de la Comunitat Valenciana.

Por otra parte, se considera indispensable que todos los asentamientos apícolas estén dotados de puntos de agua para atender las necesidades fisiológicas de las abejas.

Respecto al uso de productos fitosanitarios por parte de los agricultores, estos deberán respetar, de manera escrupulosa, la legislación, de modo que se utilicen productos inocuos para las abejas aplicándolos en horas en las que las estas no realicen el pecoreo y dando protagonismo a la figura del asesor en gestión integrada de plagas.